lunes, 30 de julio de 2012

El factor económico en la cultura



Por Jorge Cortés Ancona

Uno de los problemas crecientes en la promoción cultural en México es la imposibilidad de otorgar apoyos financieros a todos quienes proponen realizar acciones en materia de cultura y artes. A pesar de la buena voluntad y de los entusiasmos compartidos, la creciente demanda de oportunidades, espacios y apoyos del cada vez mayor número de ciudadanos ha ido en aumento, sin que la infraestructura haya podido crecer en la misma proporción.


Aguila... FOTO: Masube.


Es obligado establecer prioridades en el hecho de reconocer la importancia de la cultura como política de Estado, pues dada la enorme extensión del término es necesaria una acotación. Se dice con simpleza que “todo es cultura”, pero una institución cultural no puede ni en lo administrativo ni en lo operativo abarcar esa presunta totalidad. Debería haber un límite preciso. 

Dada la inestabilidad económica mundial que repercute con mayor a nivel nacional y regional, sería conveniente que las instituciones definan de modo muy claro sus esferas de acción, especificando qué es lo que pueden atender directamente y qué es lo que tienen que canalizar hacia otros sectores o dependencias, para con ello evitar reclamos, falsas esperanzas y pérdidas de tiempo y recursos.

En el caso yucateco es indispensable reconocer que somos un estado subsidiado y que los limitados recursos deben ejercerse de modo cada vez más racional. Por ello, en las condiciones actuales, se requiere más bien propiciar la autosustentabilidad y la autogestión, lo cual resulta muy fácil de decir pero no de llevar a cabo plenamente. 

Entre tantas cosas, debe replantearse el asunto de la casi absoluta gratuidad de las presentaciones artísticas, que no necesariamente ayudan a un desarrollo artístico ni a la formación de públicos con criterio y, en cambio, sí afectan el desarrollo profesional de los creadores y ejecutantes, pues tal situación da pie a que éstos dependan casi por completo de los recursos públicos federales, estatales o municipales y en el ámbito particular no se les quiera retribuir sus servicios. Todavía persiste en el imaginario colectivo que danzar, tocar música académica, pintar o escribir no pueden ser verdaderos trabajos sino meros pasatiempos. Pagar aunque sea 10 pesos de entrada –con las justificadas y comprensibles excepciones- no afecta gran cosa si se accede a una propuesta enriquecedora de conciencias.

¿Asignar los recursos en consideración de lo que le gusta al pueblo? Nos duele decirlo, pero la gran mayoría de nuestro pueblo mexicano y yucateco está conforme y satisfecha con la programación de Televisa y de TV Azteca. Y artista es el que sale en la radio, televisión y cine comerciales. Así que, bajo ese sentimiento popular, Polo-Polo, Chabelo y Paty Chapoy, al igual que sus imitadores, son artistas mientras que no se concibe en esa condición al escultor, ni el chelista ni el actor de teatro contemporáneo.


...o Sol. FOTO: Masube.


¿Costear un viaje de un artista a otro lugar del país o al extranjero? En la historia yucateca hay casos memorables tanto en lo ejemplar como en lo negativo. Lo que sí es un hecho es que dado que se trata de un apoyo individual es obligada una retribución social en la medida en que desarrolle una actividad, se publique una memoria o se imparta un taller (o todo ello, de preferencia), derivados de la misma estancia costeada. Que el aprendizaje se comparta. Pero debe existir una convocatoria precisa, tanto para los casos planeados con anticipación como también para los que deriven de una situación imprevista, aun cuando debe darse prioridad a los primeros y en todos los casos procurar que haya más de una fuente de financiamiento. 

En el mismo sentido que el caso anterior, figura de nuevo el choque entre el aspecto cuantitativo y el cualitativo. Pensemos por ejemplo, en la conveniencia de destinar recursos para un curso relativo a un elevado tema de teoría musical. Quizá sólo esté al alcance de tres o cuatro personas en Yucatán, pero si ello contribuye a elevar el nivel de dirección o de composición, multiplicable a diversos niveles en los hechos, se puede justificar su realización, con el debido cuidado del aspecto financiero.

Por supuesto, que la cuestión de la proporcionalidad por persona debe tener un entrecruce con fórmulas de tipo cualitativo. Hay casos de tan mala planeación, de una ausencia de estudios de factibilidad, que dan lugar a actividades permanentes o efímeras que implican un costo de entre 500 y 10 mil pesos por persona, sin una correlación de tipo cualitativo, lo cual representa un deplorable desperdicio de recursos. 

Hay mucho de qué hablar en torno al tema económico, quizá el crucial en la actualidad. En la cuestión de apoyos deben ponerse a la cola las manifestaciones artísticas que pueden tener modos de retribución por otras fuentes. Pero un problema es que en ese saco entra de todo y sigue pesando el aspecto cuantitativo que puede dar lugar a favoritismos camuflados.


Por esto!, miércoles 25 de julio de 2012.

viernes, 27 de julio de 2012

Presentación de la novela, El abismo de la tranquilidad

El Ayuntamiento de Mérida, a través de la Dirección General de Cultura, y la Red Literaria del Sureste invitan a la presentación de la novela El abismo de la tranquilidad, del periodista Rafael Gómez Chi. Los comentarios estarán a cargo de Roldán Peniche Barrera y Faulo Sánchez Novelo. La cita es el viernes 27 del corriente en la Casa de España en calle 19 número 97 B, entre 18 y 14 de la colonia Itzimná, a las seis de la tarde. 


lunes, 23 de julio de 2012

Sincretismos religiosos en México: la santería cubana en Mérida


Por Nahayeilli Juárez Huet*


*Investigadora del Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) Peninsular.


Las religiones afroamericanas como la santería, el candomblé, el vudú y el palo-monte por mencionar sólo algunas de las más conocidas, se originan con el comercio trasatlántico de esclavos africanos de casi cuatro siglos (s.XVI-XIX). De acuerdo con Roger Bastide (1971), uno de los investigadores clásicos el tema, dichas religiones pudieron germinar en el seno de los llamados cabildos y cofradías que eran asociaciones mutualistas organizadas bajo advocaciones católicas y constituidas en cada ciudad por africanos y afrodescendientes de una misma procedencia étnica. A la larga, en estos espacios nacieron las religiones afroamericanas en sus distintas variantes aunque hay que subrayar que poseen elementos en común tales como: la existencia de un ser creador pero inaccesible; la creencia en intermediarios entre el creador  y el hombre (en la santería se les llama orishas) a quienes se les puede granjear favores y protección con ofrendas; el culto a los ancestros; y el uso de métodos y técnicas de adivinación (oráculos) y comunicación con seres del mundo espiritual (mediumnidad, videncia…) con los que se negocia para lograr un camino de vida menos adverso.


Altar en honor a los orishas, Progreso, Yucatán.


La santería nace en Cuba, se considera de base yoruba[1] se difunde ampliamente en el continente americano después de la Revolución cubana (1959).  Es una religión que se gestó dentro de un contexto colonial predominantemente católico pero que también integró a lo largo de su conformación elementos del espiritismo kardeciano que tomó una gran fuerza en el siglo XIX. Asimismo se complementa con otros cultos de origen africano, como el Palo Monte por ejemplo. No está en lo absoluto circunscrita a poblaciones afrodescendientes, tal como lo ilustra justamente el caso de México. Su presencia en nuestro país es un fenómeno contemporáneo que ha sido impulsado por las industrias de la música y el cine (especialmente en la primera mitad del siglo XX), los flujos migratorios, el turismo y las tecnologías de comunicación. Cabe destacar que aunque la santería en nuestro país es practicada como religión desde finales de los años sesenta, siendo la capital mexicana su lugar principal de concentración, es sobre todo a partir de la los años noventa que comienza a hacerse mucho más visible en otras ciudades y regiones del país, como es el caso de la península de Yucatán en donde además de Mérida, también se practica en Campeche, Cancún y Chetumal.

 A pesar del catolicismo dominante, hoy, la pluralidad religiosa es ya una característica del paisaje religioso meridano en el cual la santería se va abriendo camino y espacio. El periodo de su difusión más palpable comienza hace una década a través por un lado, de santeros del D.F. que emigraron o vivieron por un tiempo en Mérida y Progreso  y por el otro de la migración cubana y del flujo de visitantes yucatecos a Cuba. Una gran mayoría de sus adeptos mexicanos siguen considerándose católicos, y al mismo tiempo varios son (antes de que conocieran la santería) espiritistas. A lo anterior se suma una diversidad de prácticas orientalistas que sus mismo adeptos hacen complementarias, en especial en el terreno de las “mancias” (lectura de cartas), técnicas terapéuticas (limpias, sanación) y manejo de energías de corte oriental.

Es difícil saber el número de afiliados a esta religión ya que la vasta mayoría se declara ante el Censo como católico. Hay que subrayar sin embargo que por primera vez se incluyó la categoría “afro” en el Censo  de 2010 aunque ésta encierra muchas variantes y no existe una sistematización de datos por el INEGI que nos pudiese dar mayor información al respecto. A lo anterior debemos sumar que a nivel social  a menudo se le categoriza como secta, brujería, charlatanería y “falsa religión”; se le vincula al imaginario de lo demoniaco, y de manera ambigua con la delincuencia. Esto, debido a las representaciones que históricamente construyeron los grupos dominantes (la Iglesia católica, las empresas coloniales, etc.) sobre la misma y a una difusión tergiversada y sensacionalista de algunos medios de comunicación más contemporáneos. Estas representaciones tienden a confinarla a la estigmatización.

Cabe destacar que su imagen y valoración no siempre es la misma, esto dependerá en dónde circule. Lo mismo se pueden encontrar varios de sus símbolos circulando en mercados y botánicas o Centros esotéricos y de magia, que en espacios y eventos culturales en donde se presenta como un patrimonio cultural no sólo cubano sino afrodescendiente. En internet abarca una gran variedad de representaciones y existe una gran diversidad de foros y cibernautas adeptos, seguidores o simpatizantes de la misma.

Sus practicantes provienen de distintos estratos socio-económicos y niveles educativos heterogéneos. Aunque no se trata de personas de recursos escasos ya que las servicios religiosos y sobre todo las ceremonias de iniciación o festivas en un nivel colectivo implican un desembolso económico llamado “derecho” que puede superar hasta más de 10 veces el salario mínimo (por el número de personas que trabaja en los rituales que duran a veces hasta 7 días, además de la materia prima que se necesita, entre otras cosas) El nivel de escolaridad varía ampliamente, desde primaria (terminada o truncada) hasta posgrado e incluye también algunos oficios (artesanos, costureras…). Las ocupaciones de sus iniciados se distribuyen en áreas diversas: comerciantes, profesores, técnicos, empresarios, amas de casa, funcionarios de gobierno, abogados, ingenieros, artistas (músicos, bailarinas), y estudiantes. Hay una predominancia de mujeres aunque las jerarquías más altas las ocupan los hombres. Los yucatecos iniciados en esta religión que decidieron mantenerla como el eje fundamental de su devoción y práctica religiosa, aseguran haber encontrado salud, estabilidad y recursos simbólicos gracias a los cuales cobra sentido la vida e incluso la desgracia.

 Así,  pesar de su estigmatización resulta paradójico sin embargo, que el atractivo de la santería no parece disminuir, sino todo lo contrario, y es hoy parte de la cotidianidad religiosa de muchos meridanos. También están aquellos que sin ser iniciados no dejan de consultar con el santero de su confianza, de hecho, esta población de consultantes parece ser mayoritaria con respecto a los iniciados. La presencia de esta religión en un México caracterizado por la presencia de una gran diversidad de prácticas y creencias, en muchos sentidos análogas con la santería, dan pie a nuevos préstamos y permanentes sincretismos.



[1] Categoría que designa a un grupo etno-lingüístico en África occidental, principalmente Nigeria y Benin






Publicado originalmente en Diario de Yucatán, 18 de febrero de 2012.


lunes, 16 de julio de 2012

Modo de atrapar a un novio


Por Jorge Cortés Ancona

Un riesgo usual de los textos teatrales es su potencial pérdida de interés y pertinencia por razón de envejecimiento. Cuántas veces ha ocurrido que dramas que conmovieron a públicos de tiempo atrás terminen convirtiéndose en involuntarias farsas cincuenta años después, o que se opaque la condición de humor disfrutada por una sociedad en un momento determinado de la historia.


Todo ello obedece con frecuencia a una pérdida de los referentes conocidos y de las situaciones compartidas en un momento y lugar determinados. Sin embargo, hay obras que, aun con el paso de los años, mantienen su frescura, sobre todo cuando existe respeto por la propia conformación teatral que las caracterizó desde su origen o cuando han sido adaptadas a los modos propios de la época actual sin forzar la puesta en escena.


Esa fuerza teatral aún vigente se demostró en la presentación de Modo de atrapar a un novio, de Eligio Ancona, que bajo la dirección de Xhaíl Espadas Ancona, bisnieta del autor, se montó de nuevo -150 años después de su estreno- en el Teatro “Felipe Carrillo Puerto” de la UADY, dentro del Festival de Teatro “Wilberto Cantón” de la SECAY y el I Coloquio Miradas al Teatro Popular de Yucatán, el pasado martes 10 de julio por la noche.

Ante un teatro lleno, los cinco jóvenes actores, bien integrados, se desenvolvieron con dominio escénico, fluidez en la expresión oral y constante movilidad. Con un vistoso vestuario de época, un mobiliario y utilería convincentes y una adecuada iluminación, los actores encarnaron a este conjunto de personajes que entre engaño y peripecias se confabulan para enamorar, casarse y huir del yugo matrimonial. No hubo obstáculos de dicción ni de vocabulario. Como consecuencia de todo ello, hicieron reír una y otra vez a los espectadores sin permitir que la atención decayese en ningún momento.

Las actuaciones estuvieron a cargo de Ulises Vargas (Don Ciriaco), Luger Escobedo (Gregorio), Marpi Jiménez (Doña Perfecta), Graciela Ruiz (Isabel) y Eduardo Hernández (Quirico y Un sereno). A su vez, Pablo Herrero fungió como asistente de dirección; Christian Rivero en la iluminación; Socorro Loeza en el diseño y realización de vestuario; la musicalización estuvo a cargo de Elías Puc, y en el apoyo técnico participó Anahí Alonzo. La producción corresponde a la Escuela Superior de Artes de Yucatán (ESAY).

Fueron contagiosas las sonrisas beatíficas, sinceras y espontáneas, en gentes de temperamentos tan distintos, luego de la función. En buena medida, esas sonrisas se debían a que en esta comedia del siglo XIX hay mucho de caricaturesco por la intención de criticar las costumbres de la época en relación a los matrimonios y los noviazgos arreglados.

Sin duda, la obra es un delicioso juguete cómico, como señaló José Ramón Enríquez, y tiene mucho de los ambientes de Picheta y sus amigos de Don Bulle-Bulle, como apuntó el pintor Mark Callaghan.

Dados los reflejos que van del espejo de un siglo a otro, nos pica la curiosidad saber cómo habrá reaccionado el público meridano aquel 17 de agosto de 1862 ante esta sátira que alude a la obsesión del matrimonio como suma de la vida de las personas y que en esos años constituía un problema por la falta de varones derivado de la Guerra de Castas y los pronunciamientos políticos.

Cómo habrán reaccionado no sólo ante el método de buscar marido de don Ciriaco sino también al es cuchar la aguda mención del modo de hacerse diputado y proponer la poligamia.

En realidad, no estamos lejos del mundo de estos graciosos personajes y por eso tanta risa amable y tanto reconocimiento.

Es importante indicar que el texto impreso de esta obra se encuentra en la biblioteca de la Universidad de Pennsylvania y es de rigor agradecerle al abogado y erudito John Golden las gestiones para haber obtenido una copia y así recuperar esta valiosa comedia del siglo antepasado.



Por esto!, 14 de julio de 2012. 

jueves, 12 de julio de 2012

miércoles, 4 de julio de 2012

Marginados


Centro Cultural José Martí

Programación del cine foro



Mes de julio de 2012

Ciclo “Marginados”



Martes 10


Redención (Estados Unidos, 2002) de Chris Eyre, con Eric Schweig, Graham Greene y Gary Farmer.






Distinciones: Premio del Festival de cine internacional de Tokio para G. Greene por su destacada actuación.

Redención cuenta la historia de dos hermanos originarios de la reserva india de Pine Ridge, la más pobre de los Estados Unidos. Rudy (E. Schweig), el menor, trabaja como policía que busca lo mejor para su comunidad, mientras que Mogui (G. Greene), su hermano, es un veterano de guerra atrapado en el desempleo y el alcoholismo que envuelven a muchos habitantes de la reserva.

Conmovedora cinta que reflexiona sobre los lazos de familia, el racismo y la cultura de los ancestros.

Comentarios a cargo del Lic. Mario Helguera y Lic. Raúl H. Pérez Navarrete.

Centro Cultural José Martí / Adolescentes y adultos / 20:00 horas / Evento gratuito








Martes 24


Mi nombre es Harvey Milk (Estados Unidos, 2008) de Gus Van Sant, con Sean Penn, Josh Brolin, James Franco, Emile Hirsch y Diego Luna.






Distinciones: Ganadora de 2 Premios de la Academia en las categorías Mejor actor para S. Penn, y Mejor guión original para Dustin Lance Black, entre una treintena de galardones internacionales.

Película basada en la vida del activista gay Harvey Milk (S. Penn), el primer hombre abiertamente homosexual en ser elegido para un cargo público importante en los Estados Unidos. 

Filme sobresaliente que aborda temas como la libertad, el respeto y la igualdad.

Comentarios a cargo del Lic. Mario Helguera Bolio y Lic. Raúl H. Pérez Navarrete.

Centro Cultural José Martí  /  Adolescentes y adultos / 20:00  horas / Evento gratuito







lunes, 2 de julio de 2012

Arte y cultura en la red

Justin Novak


Página del escultor y diseñador Justin Novak.




http://justinnovak.com/




Olia Pishchanska

Sitio de la fotógrafa ucraniana Olia Pishchanska.




http://pischanskaya.500px.com/#/0




Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León