viernes, 6 de abril de 2012

Justo Sierra Méndez: Poesía y modernidad



Por Jorge Cortés Ancona

Uno de los forjadores del México Moderno fue, sin duda, Justo Sierra Méndez. Este 2012 se cumple el centenario de su fallecimiento y, para estimular a los débiles espíritus de nuestros desalentados parajes nacionales, es deber tenerlo presente siempre en su pensamiento, en su labor como funcionario público y en sus trascendentes tareas educativas y culturales.

Hernán Lara Zavala, en una entrevista en el programa televisivo “Habla Memoria”, se refirió a Justo Sierra Méndez como uno de nuestros “héroes blancos”, no por su aspecto racial, sino porque no se había manchado las manos con actos indebidos. Con ello, quería remarcar que el ilustre campechano había sido congruente en pensamiento y en sus acciones.




Quiero recordarlo como poeta, una de sus varias facetas, que al igual que su obra como cuentista, es poco atendida en estos tiempos. Sin duda, tiene mucho que ver un cambio de gustos de lectura, sin que ello signifique pobreza de valores literarios de su producción poética y narrativa.

En principio podemos considerarlo como autor de una poesía discursiva. Una poesía donde se manifiesta una condición cívica, expresada manera de discursos en verso. Temple didáctico, propenso a exaltar virtudes y de tono reflexivo en su compromiso con una nación en cambio. No obstante, no lo encasillamos sólo en esas categorías, ya que también encontramos vetas de materia lírica (“Funeral bucólico”, “Otoñal”, la mayoría de sus sonetos, etc., aparte de sus traducciones del franco-cubano Heredia).

Es un poeta que percibe el cambio que se está viviendo en el México estabilizado de los primeros años del Porfiriato. En un poema cuyo título es representativo de sus temas y circunstancias: “En la inauguración del tramo de ferrocarril de México a Tlalnepantla”, celebra la presencia de este decisivo avance tecnológico en México y deja en claro que ahora –desde esos años- estamos en manos de la velocidad: “Marchemos de prisa, marchemos, es la hora, / el mundo moderno tiene alas, marchad”.

Prisa y alas, que llevan al extremo la causa generadora del mundo. En “Otoñal” se interroga y se responde con plena convicción: “¿Qué más allá de la asombrosa malla / de tus formas encierra el pensamiento? / ¿Qué realidad eterna en ti se halla? / ¿Cuál es tu alfa y tu omega?: El movimiento”.

El poeta se plantea si la Naturaleza a nuestro alrededor es una ilusión, una creación de la mente humana: “¿Fuera del hombre existe el universo?”. Pero esa ilusión va de la mano con una conciencia estética, dentro de la idea armónica de las partes y el todo. No es extraño que en tantos poemas suyos aparezca la mención a los átomos: “Lo bello es Dios. Su omnipotencia habita / el corazón del átomo fosfórico / que constela la espuma de los mares / y la niebla de mundos infinita / que flota en los espacios estelares” (versos iniciales del poema “En la distribución de premios del Conservatorio de Música y Declamación”).

El movimiento, la ilusión, la estética de la vida, configuran al ser humano. Su visión del mundo moderno también deriva de la conciencia de los sistemas normativos y por ello “En la inauguración de los cursos orales del Colegio de Abogados”, afirma: “¿el Derecho? Es un nombre del pasado; esqueleto grandioso sepultado / en el polvo imperial de las colinas”.

Y si bien, en tiempos donde las ciencias han desvelado misterios ancestrales, sabe que somos pasajeros en el mundo: “Una faz de la vida de la tierra / es el hombre”, es claro que su pensamiento social, jurídico y literario está impregnado de los valores laicos que animan las transformaciones humanas. Ese mismo poema, escrito en 1875, ha de culminar lapidariamente: “No hay otra religión que la justicia, / ni hay otro rey que el hombre”.


Por esto!, lunes 2 de abril de 2012.
Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León