domingo, 2 de enero de 2011

La generación de la verch



Por Jorge Cortés Ancona

No me atreví a poner la palabra tal cual, la que sirve junto con el “wey” de indicador generacional tanto en el ámbito masculino como en el femenino: verga. La palabra es empleada para todo: primero que nada muletilla y después, según el tono, interjección de asombro o coraje, (¡verga!), adjetivo (es una verga en matemáticas) y múltiples combinaciones (me metieron la v…, valió v…, ¿qué v… estás haciendo?, vive en casa de la v…, ¡vete a la v…!, etc.).



Existen también derivados: “tengo un verguero de tarea”, “le dieron un vergazo al carro de fulanito”, y los más cultos y exquisitos llegan a emplear vergal y verguerío. También en forma de albures: “¿qué te gusta más ver gotitas o ver gototas? ¿O ver gotas a secas?”. El apócope eufemístico es el que usé en el título: verch.

Como se puede ver, tal como ocurre con el vocablo “madre”, los usos de “verga” son contradictorios como términos de valoración. A su vez, se puede ya ir pensando en elaborar un diccionario con la palabrita, como se ha hecho con los derivados de “chingar” y como debería hacerse con la palabra “madre”, que es el colmo que se emplee a manera de insulto.

Tanto se emplea el vocablo “verga”, sirve tanto de palabra multiusos, que es la que más llegamos a escuchar en andanzas laborales, escolares, camioneras y callejeras. Por ello, desde hace años, de tanto escucharla entre los jóvenes propuse que se pusiera una manta en ciertos lugares que dijera: ¡Bienvenidos a la verga! Seguro que habría tumultos para entrar.

Que el vocablo sea empleado por varones no tiene nada de raro ni de nuevo. Evidente indicador de machismo, de presunción del pene (por exceso o por defecto), de superioridad sobre otros varones (como el “me pela la v…”), de obsesión sexual.

Pero que las muchachas se hayan apropiado del término y lo empleen como si nada, da bastante qué pensar. Me resisto a pensar que las luchas feministas terminen con pobres resultados importantes y que sean tan exitosas en hacer uso de los aspectos más deplorables del mundo masculino mexicano, como lo es el vocabulario ostentosamente sexista.

Este empleo de la palabra ni siquiera es una apropiación que produzca un cambio irónico, que le dé la vuelta como un búmerang para aporreárnoslo en la cara. De ninguna manera: es una copia al carbón de nuestros mismos significados y las mujeres, en vez de aportar un refinamiento expresivo, terminan reproduciendo inconscientemente la misma opresión y la misma vulgaridad. Un freudiano de la vieja guardia se alegraría cacareando: ¡envidia del pene!, ¡pura envidia del pene!

Como quizá para bien ya se acabaron los enamoramientos platónicos, los jóvenes ya no sufren una decepción cuando miran a una hermosa sílfide o princesa de nuestros sueños adolescentes profiriendo con su linda boca bellezas verbales como la de “me metieron la v… en la prueba de manejo” o “me van a meter el nabo porque no estudié”.

Gran parte del análisis del contexto en que se desenvuelve nuestra sociedad tiene que empezar por el vocabulario que empleamos. Saber por qué determinadas palabras gozan de tanta aceptación y generan un regodeo en su empleo de todos los días. Por qué sirven de matasellos, pasaporte y fotografía de toda una generación femenina. Por qué aparece tanto la verch en tantas bocas.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León