miércoles, 30 de junio de 2010

Un caso de extraña bondad cristiana

Por Conrado Roche Reyes

Tiene ya un buen tiempo que lo observo. Y desde la primera vez llamó mi atención. Se trata de uno de tantos limosneros de nuestra ciudad, en la que existen cojos que no lo son (uno de ellos, “un caridad”, con muletas y una pierna vendada, me fue presentado por el monstruo que creamos varios cultivadores, “el sapodrilo” cuando aún era yo su mecenas, más bien su pendejo, en el bar “El Grillón”, al que acuden varios “ecologistas, indigenistas, luchadores sociales” a chupar.

El cojo –no cojo- se sentó a nuestra mesa. La llevaba bien con ese “poeta”, ya que son de la misma ralea, tomamos “parejas” y “mestizas”, alcohol en envases de cerveza con dos “aguas”. El supuesto menesteroso hablando de su “chamba”, entre la plática dijo, y muy seriamente”: “¡Mare!, ahora si está dura la cosa, casi no hubo “ventas” (limosnas) pero yo doy mi tanda y les invito al bautizo de mi nieto en –no recuerdo el nombre de la hacienda donde vivía-. Fui, y allí es un hombre “visible”, nada de discapacidad. Con orgullo dijo que mató dos pavos y un cochino, así como toneladas de cerveza y licor. Fiesta a lo grande. Pero regresemos al tema de este mamotreto (según el “sapodrilo” viene de “mamada” y de “treta”. Así como dice que “Hostel” viene de “Hotel” y “Coptel”, y que el país africano Zaire de “Say”, una hormiga en maya, y “Re” porque los africanos tocan en “Re”. Y lo dice total y completamente en serio, ¿o no, Marcos Heredia?) o “Mamada” literaria, (según los exquisitos). En la calle 60, a unos metros de la 61, en la parte del Palacio de Gobierno, todos los domingos, “Mérida en fracaso” donde un locutor destroza el castellano al pronunciar mil veces en lugar de “mil gracias”, “gracias mil”. Hombre, yo me considero un transgresor del idioma, pero…
Bien, allí se aposta un discapacitado –creo parálisis cerebral- joven, en su silla de ruedas acompañado por una señora que intuyo es su madre. Pide limosna, lo que no tiene nada de extraordinario. Lo que llama mi atención, es que alrededor de las dos de la tarde, sin fallar, un trovador, a quien he visto en “La Negrita”, se sienta o acuclilla junto al joven, y le toca, muy pegadito al oído, canciones yucatecas. El muchacho queda arrobado escuchando la música. Incluso sus involuntarios movimientos producto de su mal, como que le dan un reposo. El chico disfruta de los arpegios del anónimo trovador, quien se nota igualmente en el paraíso tocando su guitarra y cantándole al oído. Me he puesto a pensar, casi con lágrimas en los ojos (soy ¡extremadamente “chechón”), en ese acto de amor, desprendimiento, real caridad cristiana que impulsa al músico a arrullar a un desdichado, que, sin ser Freud (los observo disimulado) o Jung, practica una hermosa y desinteresada forma del arte de amar. Ambos, el joven y su ángel musical, se complementan más el segundo, en algo que los meridanos jamás practicamos: Regalar cariño en forma de música. Cierta ocasión se me metió en la cabeza entrevistar al trovador. A Dios gracias, algo me detuvo. Si lo hacía, rompería aquel vínculo mágico cristiano.

domingo, 27 de junio de 2010

Cananea y Pasta de Conchos: violencia de estado y resistecia obrera


Por Cristóbal León Campos

La historia parece repetirse, de nuevo Cananea es zona de resistencia y represión. El 6 de junio de 1906, la mina Cananea en Sonora, regresó al trabajo luego de la violenta represión que sobre la huelga minera realizó el gobierno de Porfirio Díaz, la cual dejó 23 muertos y encarceló a los principales dirigentes. El presente año 2010, el 6 de junio, 2000 efectivos de la policía federal entraron por los cerros traseros de la mina y desalojaron la huelga de los mineros de la sección 65 del sindicato, que lleva más de tres años y ha costado 1500 millones de dólares a los patrones.

El desalojo de los mineros fue a través de un operativo violento, con armas de fuego, gases lacrimógenos y balas de goma utilizadas por los policías federales. Grupos de golpeadores contratados por los patrones atacaron a los trabajadores, sus familias y las instalaciones de la mina. La sección 65 del sindicato minero intentó sesionar en asamblea y reorganizarse pero la policía arremetió de nuevo contra ellos para disolver la asamblea.

En Coahuila unas horas después del ataque en Cananea, los deudos de los mineros muertos en la mina Pasta de Conchos, fueron desalojados también por policías federales. Al día siguiente, como es costumbre después de la represión, los burgueses festejaron, el secretario del trabajo Javier Lozano, el gobernador Guillermo Padrés, los Larrea y toda la burguesía prometieron la modernización de las minas y el progreso para el país. Los mineros han dado su testimonio sobre el desalojo, están organizando movilizaciones para liberar a sus presos y denunciaron el trato de la policía, los medios al servicio del poder como Televisa y TV Azteca junto a la gran mayoría de la prensa mexicana, callan la verdad y crean el consenso en la población mexicana para que la injusticia siga gobernando.

La violencia de estado en Cananea y Pasta de Conchos, es derivación de la política antisindical y antiobrera del gobierno espurio, que ya había demostrado con el decreto de extinción de Luz y Fuerza. El autodenominado “presidente del empleo” es el principal enemigo de la clase obrera, a quien además está cargando los efectos de la crisis económica sobre su espalda.

Los únicos que obtienen algún beneficio de la política laboral del gobierno panista son los empresarios nacionales y extranjeros (como las mineras concesionadas a capitales canadieneses) que, a pesar de la crisis en curso, siguieron robusteciendo sus ganancias durante el 2009.

Grupo México propiedad de los Larrea, ha sido uno de los grandes ganadores durante el sexenio calderonista. El gobierno, a través de las instituciones ha puesto todo su aparato jurídico y policial, para liquidar la resistencia obrera en las minas, diezmar a los sindicatos e intervenir de forma descarada en la vida interna de las organizaciones de los trabajadores. Todo para que la precarización y la flexibilización laboral se profundicen y los Larrea sigan enriqueciéndose con el sudor y la sangre de los mineros mexicanos, e incluso con el sudor de mineros norteamericanos, pues Grupo México es propietario de la mina Arsaco en Arizona, Estados Unidos.

La huelga de la mina de Cananea surgió como respuesta ante las reiteradas violaciones al contrato colectivo de trabajo por parte del GM. Durante todo el tiempo que ha durado la huelga jamás hubo una actitud seria por parte de la empresa para buscar algún acuerdo con los trabajadores en torno a las legítimas demandas de éstos. Pero lo que sí sucedió durante los casi 36 meses de lucha, fue una descarada complicidad entre Javier Lozano, y el GM para desacreditar legalmente a los trabajadores y terminar con la huelga. En el caso de Pasta de Conchos se va más allá de la represión; se anuncia con cinismo la materialización del desprecio y del olvido: sellar con toneladas de concreto la bocamina, evitar de una vez por todas los trabajos del rescate autónomo e independiente, que se realizan por organizaciones adherente a la Otra Campaña, para devolver a los familiares los cuerpos de 65 mineros muertos en un accidente en el 2008.

Calderón y Lozano se equivocan si piensan que todo esta escrito en Cananea. Nada más lejano a la realidad. La experiencia adquirida al menos en la última década de luchas mineras en la que sobran ejemplos de la manera en que este sector de trabajadores ha sabido responder a las adversidades -como es el caso de Lázaro Cárdenas en mayo del 2006-, permiten pensar que la resistencia obrera continua. Muestra de ello es que los agremiados de las diferentes secciones del sindicato minero ya están anunciando movilizándose y organizando paros laborales, además de la toma y el cierre de varios puertos marítimos. La recuperación de la mina por parte de Calderón no es otra cosa que la inauguración de un nuevo y más profundo capítulo de Cananea y la lucha minera en México.

Retomar el proyecto emancipador es la tarea más urgente que tienen los obreros del país. Pensar mas allá del capitalismo, y no seguir sobreviviendo en él. Es necesario frenar a Calderón, debemos impulsar la unidad en la acción de todos los sindicatos, enarbolando un programa de lucha en el que se recojan las demandas de los trabajadores de la ciudad y el campo (salario y empleos dignos, educación y salud gratuitas y de calidad, la defensa de las conquistas signadas en la Ley Federal del Trabajo, por la industrialización del campo y créditos blandos para el campesinado pobre, etcétera) y en el que se llame a la movilización para transformar por completo al país, sacando a la burguesía del poder. Pues recordemos que la única forma de frenar definitivamente los ataques de la burguesía es derrocando a su gobierno, eliminando la propiedad privada y luchando por el socialismo.

Por Esto! 14 de junio 2010

viernes, 25 de junio de 2010

Iván Thays: En algún lugar de la literatura

Por Rodrigo E. Ordóñez Sosa

El regreso a la normalidad en la Literatura de principios del Siglo XXI significó para Jorge Volpi el cierre necesario para reinventar la narración a través de un análisis profundo de América y la inclusión del discurso latinoamericano en la visión del mundo global, sobre todo con la decadencia del Realismo Mágico.



Siguiendo esa lógica, aparece la novela Un Lugar Llamado Oreja de Perro del escritor peruano Iván Thays, quien alejado del exotismo construye la complejidad de la realidad actual y su impacto en las relaciones personales. Con un tema aparentemente intrascendente, un hombre incapaz de escribir una carta-respuesta a su esposa Mónica para preguntarle por qué lo abandonó, el autor profundiza sobre las relaciones de pareja y reflexiona los estragos de la violencia, representados en el poblado Oreja de Perro.

No es extraño que a lo largo de la narración se desarrolle un combate contra la amnesia. El protagonista combate con el miedo a despertar en medio de la calle sin saber quién es, sin percibir que su vida ha comenzando a vaciarse de la materia que alienta esos recuerdos, llegando esa amnesia tan temida a través de un mecanismo para conservarla: la palabra escrita, una carta y las anotaciones en su cuaderno.

Ese temor de su infancia lo obliga a extender el mítico hilo de Ariadna para recordar el camino a casa. Como adulto desarrollará un mecanismo semejante con la libreta que guarda en su maleta. Ahí, apunta todas sus ideas para redactar la carta, pero descubrirá a través de esas reflexiones que ya ha perdido todo.

Al llegar a Oreja de Perro deambula por sus calles sin motivación, porque sin esposa e hijo, pierde la materia de sus recuerdos. Comprende en un momento de abandono la similitud que tiene con un caso que cubrió para su noticiero y que inicia la novela: un hombre amnésico y los testimonios de los sobrevivientes de los combates, porque al igual que ellos la vida es un combate contra el olvido.

No es casual que el protagonista sea un periodista desencantado. Con el objetivo de preservar en la memoria de la sociedad el último acto político del Presidente en turno y del éxito de ese movimiento depende la permanencia de su partido en el poder, el protagonista descubrirá que perdió su capacidad para escribir.

Contrario al objetivo de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación de usar al poblado como símbolo de la pacificación y la reestructuración de una ciudad asolada por la guerra civil, a través de un programa de asistencia social así como la búsqueda de la verdad y la preservación de la memoria, el protagonista de la novela descubre que la memoria personal “es una espía”, desmantelándolo hasta convertirlo en un ser inseguro de sus propios decisiones.

Con una narración sintética, asistimos al descubrimiento de las historias personales de los personajes que irán tocando su vida: un amnésico que estudia chino, Scamarone que es un fotógrafo viejo y cínico, Jazmín, una muchacha embarazada, Tomás quien es un muchacho que lo persigue, varias antropólogas y militares. Sin embargo, pese a lo trágico de muchas de esas vidas, descubrirá su propia indiferencia.

Como muchos escritores latinoamericanos después de la Generación del Boom, sus historias están desprovistas de referencias locales, son ciudades o pueblos sin rasgos exóticos, sin peculiaridades locales, al contrario, son espacios universales ya que esos problemas ocurren simultáneamente en todas partes. Todos estamos queriendo escribir una carta que no logra salir, porque hemos perdido mucho en los últimos años.

Al igual que muchos novelistas, Iván Thays experimenta una nueva forma de narrarnos la realidad a través de los engaños que usamos para recordar. En esa novela breve descubriremos que los recortes de periódicos, las cartas, los videos y los testimonios no sostienen nuestra memoria, sino que la reemplazan hasta dejarnos fuera de nuestra vida y como espectadores indiferentes la vemos continuar desde un lado del camino.

jueves, 24 de junio de 2010

Presentación del número 12 de la revista Al Pie de la Letra



Este sábado 26 de junio a las siete de la noche, se llevará a cabo la presentación del número 12 de la revista "Al pie de la letra" de la Escuela de Humanidades de la Universidad Modelo en el Café Chocolate (esquina calle 60, al lado del hotel Los Aluxes), en el marco del evento semanal "Café Poesía".

Este número de "Al pie de la letra" está dedicado a Carlos Montemayor y los comentarios estarán a cargo del escritor y periodista Joaquín Tamayo.


miércoles, 23 de junio de 2010

El final de una era



Por Rodrigo E. Ordóñez Sosa


Nunca he tenido padres, únicamente un puñado de libros que me sostienen a través de la mirada, que conforman mi columna vertebral con palabras, con vida y en constante asombro. Pareciera que la muerte es una estación de paso, un pequeño obstáculo que superar antes de estrellarnos de lleno con la nada.



Los grandes íconos de mi generación inician su descenso al reino del polvo y la niebla, revelándonos que hemos comenzado a morir lentamente junto con ellos, que ese aliento que mantuvo vivos a los combatientes en sus trincheras del siglo pasado está doblegándose ante el tiempo.

Con la muerte de Carlos Montemayor, José Saramago y Carlos Monsiváis asistimos a ese derrumbe. El año pasado nos dejaron el poeta malagueño Francisco González Pedraza, la poeta uruguaya Idea Vilariño, el escritor Mario Benedetti, el escritor de ciencia ficción J. G. Ballard, Mercedes Sosa, el periodista Baltasar Porcel, el escritor Jorge Enrique Adoum, el escritor y músico Jim Carrol, el escritor cubano Cintio Vitier, el antropólogo Claude Lévi-Strauss, entre muchos otros. Su desaparición significa el final de una etapa de combate a las grandes dictaduras, los guerrilleros, la Generación del Boom, del Medio Siglo y las ideologías que dividieron al mundo en dos bandos.

Considerado por Jorge Volpi como el último escritor latinoamericano, Roberto Bolaño también dejó su legado en la memoria de las jóvenes generaciones que necesitaban un ejemplo para romper la Literatura de los últimos años. Esta reestructuración del Siglo XXI apenas es una etapa de experimentación para continuar con el camino que nos legaron los grandes novelistas y poetas.

Un grupo de nuevos escritores lucha día con día para ocupar un puesto en los grandes vacíos que comienzan a avizorarse en el terreno. En todos los campos de la creación, el espectáculo y la música se ha iniciado el proceso de cerrar una etapa, dejándonos a la deriva y en manos de los sobrevivientes el reto de encontrar una nueva forma de expresarnos, de apropiarnos a través del lenguaje de una realidad violenta, apática y cínica.

Sin embargo, su legado no queda atrás e incinerados junto con el cuerpo de los escritores. Al contrario, es necesario releerlos, mirarlos nuevamente para evitar que sus detractores conviertan sus discursos literarios en fragmentos, frases sueltas fuera de contexto, como bien lo apuntó Milan Kundera, los grandes pensamientos son transformados en una síntesis, en imágenes para auto-engañarnos que conocemos su obra.

Que mejor forma de enterrar una obra literaria que explotando la pereza de muchos lectores. Un ejemplo importante de esa pulverización de los discursos es El Capital de Carlos Marx, la cual muchas editoriales vendieron, con notable éxito, versiones abreviadas, libros de citas, que muchos consumieron con voracidad para lanzarse a las calles diciendo que conocían el texto, cuando en realidad sólo sabían unas frases sueltas de un pensamiento complejo.

De antemano sé que esta advertencia no es necesaria para quienes ven la Literatura como una forma de entender la realidad, de recorrer los derroteros del alma, de sentirla como el mayor placer existente o como un escudo ante la incertidumbre del paso del tiempo. Talvez no conocí en persona a muchos de los escritores, pero muchas veces es mejor quererlos por su obra.

A todos mis muertos queridos que pueblan mi librero, que me han acompañado en las épocas de felicidad y desventura, a quienes con una frase exacta supieron evitar que el abismo nos devore irremediablemente, a todos ellos no les digo adiós, al contrario, seguiremos encontrándonos en las mesas de café, en las horas muertas, en los momentos más tristes, porque en ellos comprendo por qué los considero amigos verdaderos.


martes, 22 de junio de 2010

Monsiváis y Yucatán



Por Jorge Cortés Ancona


Desconozco cuándo ocurrió la primera visita de Carlos Monsiváis, ensayista y cronista mexicano recientemente fallecido, a Yucatán. ¿Habrá estado en el Congreso de Escritores realizado en Chichén Itzá en 1964? Sin embargo, es de recordar que en el emblemático año de 1968, en marzo para ser más exactos, estuvo en Mérida con motivo del Quinto Festival Nacional de Arte, organizado por la entonces Universidad de Yucatán.




Cabe aclarar que yo era un niño pequeño por ese entonces y la información que tengo deriva de lo que se publicó sobre dicho festival. Una reseña general del evento incluye una fotografía del escritor que ese año estaba apenas por cumplir los 30 años de edad. El pie de foto dice literalmente:“El notable crítico Carlos Monsiváis analizó, en forma documentada y sutil, la prolongada crisis del cine mexicano” y en el texto se califica de “doctas e interesantes” dicha conferencia y la del Dr. Agustín Basave Fernández del Valle. Estos datos y el texto de la propia conferencia pueden consultarse en el No. 56 de la Revista de la UDY, correspondiente a marzo-abril de 1968.

Monsiváis vino varias veces a lo largo de los años. En una de ellas, en 1999, vino a presentar en La Vía un libro sobre el movimiento del 68. A pesar de que el tema estaba bien definido, tuvo que aguantar preguntas y comentarios acerca de la huelga que en la UNAM encabezaba el Mosh y ocurrió el curioso caso de que en plena presentación, se diera un largo apagón. A pesar de hallarnos totalmente a oscuras, Monsiváis siguió hablando y haciendo blanco de sus sarcasmos a quien ingenuamente pretendía rebatir sus opiniones.

La penúltima fue en 2001 con motivo de la que, a su vez, fue la última visita que Juan García Ponce hiciera a Yucatán. En esa ocasión sustentó en el Auditorio “Manuel Cepeda Peraza” de la UADY una conferencia acerca del escritor yucateco, con especial énfasis en aspectos biográficos compartidos por la generación de Medio Siglo a la que ambos pertenecían. Sobre este vínculo, también merece recordarse que el famoso cronista tuvo una actuación secundaria en la película Tajimara (1965), de Juan José Gurrola, basada en un cuento del propio García Ponce.

Su última visita, de apenas una tarde-noche con regreso al amanecer, ocurrió en 2009 y fue muy comentada y recordada por diversos motivos, no necesariamente halagüeños para nosotros. En esa ocasión, vino a hablar acerca de su libro Las leyes del querer, acerca de Pedro Infante, en el hotel que fue originalmente la casa del ídolo del cine en Mérida y en la víspera del aniversario del trágico accidente aéreo que le costó la vida a éste.

Pudimos encontrarnos a un Monsiváis siempre ingenioso, de fácil palabra, que ya mostraba huellas de cansancio. Abstemio, vegetariano y ecologista, la gastronomía yucateca no gozaba de su interés como sí lo tenían las canciones yucatecas, de las que se sabía muchas de memoria. Lo recuerdo comiendo apenas unas galletas de soda remojadas en una sopa que quedó más que a medias en el tazón, pero contento con la recordación y las anécdotas que Beckyna Fernand contaba sobre la música de nuestra tierra.

La visita fue efímera porque había pasado varios días en Colombia, con el agregado de que al día siguiente tendría una actividad importante en la ciudad de México y a los dos días habría de volar de nuevo al extranjero, todo lo cual, tal vez, era un ritmo demasiado agotador para su edad.

Sé que hay más anécdotas que contar, algunas sujetas a una mayor precisión, como la de la entrevista que a fines de los 70 le hizo en Mérida Vicente Ayora Sarlat, un joven y ya fallecido periodista yucateco, y que para sorpresa del propio Monsiváis se publicó en el suplemento Sábado, del Unomásuno, el cual en ese entonces era un periódico muy leído por los políticos de izquierda y los intelectuales. La entrevista contenía alguna declaración desenfadada que desató la ira de Octavio Paz y de la que se siguió hablando años después.

Sabemos que a Monsiváis no le agradaba el español que hablamos los yucatecos. Que fuimos objeto de crítica en sus escritos por la hiperbólica consideración de estado moralista y reaccionario, basándose en la paja verbal de sacerdotes y algunos políticos panistas y en ignotos reglamentos municipales más que en la realidad nuestra de todos los días. Sin embargo, tuvo amigos yucatecos que lo estimaron y siempre encontró en esta tierra espacios de interés hacia sus escritos y opiniones.

lunes, 21 de junio de 2010

Presentación del libro La Revolución en Yucatán: Testimonios de Julio Molina Font y Salvador Alvarado



El Gobierno del Estado de Yucatán,
a través de la Secretaría de Educación
y el Instituto de Cultura de Yucatán

tiene el honor de invitarle a la

Presentación del octavo libro
de la Biblioteca Básica de Yucatán

La Revolución en Yucatán:
Testimonios de Julio Molina Font
y Salvador Alvarado


el 25 de junio de 2010,
en el marco de la feria de lecturaMúul Xook (Leamos Juntos) en Halachó
en la Plaza Principal de Halachó, Yucatán,
a las 18:00 horas

al término del evento se pondrá en escena la obra
Nuestra Señora de las Nubes
de Arístides Vargas

presentada por el grupo Borba Teatro
y dirigida por Nelson Cepeda

Para los lectores que deseen asistir al evento, la Coordinación de la Biblioteca Básica de Yucatán tendrá disponible un vehículo que partirá de nuestras oficinas en la Av. Colón por calle 30 de la Col. García Ginerés. La salida está programada a las 16:00 horas.

Favor de confirmar su asistencia al teléfono 9258982 ext. 108 o al correo bibliotecabasicayucatan@gmail.com.

"Leer es el mejor camino a la libertad" visita
www.bibliotecabasica.yucatan.gob.mx


sábado, 19 de junio de 2010

Muere el escritor mexicano Carlos Monsiváis



Un portavoz de la Secretaría de Salud informó del fallecimiento de Monsiváis, el cual ocurrió entre las 13.00 y 14.00 hora local (18.00 y 19.00 GMT).




Monsiváis había sido internado en el hospital de Nutrición Salvador Zubirán, en el sur de la capital mexicana, desde principios de abril pasado aquejado por males respiratorios.

El hospital aún no ha dado el parte médico del fallecimiento del escritor, autor, entre otras, de obras como "Días de guardar" (1971), "Los rituales del caos" (1995) y "Aires de familia. Cultura y sociedad en América Latina" (2000).

El escritor nació en la Ciudad de México el 4 de mayo de 1938 y estudió en la Escuela de Economía y en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Era un escritor prolífico, de agudeza intelectual, por lo que se le consideraba como un indispensable analista de la vida nacional.

Obtuvo numerosos reconocimientos y el más reciente le fue otorgado por el Consejo Ciudadano del Premio Nacional de Periodismo (CCPNP), el pasado 12 de mayo cuando tenía ya más de un mes hospitalizado.

viernes, 18 de junio de 2010

Falleció José Saramago



Madrid, 18 jun (EFE).- El escritor portugués y Premio Nobel de Literatura José Saramago fallecó en su casa de Lanzarote a los 87 años de edad, a causa de una leucemia crónica, informaron a Efe fuentes de la familia.



La muerte se produjo pasadas las 13.00 horas (hora peninsular), cuando el escritor se encontraba en su residencia canaria, acompañado por su mujer y traductora, Pilar del Río.

José Saramago, nacido el 16 de noviembre de 1922 en la aldea portuguesa de Azinhaga, había pasado una noche tranquila. Tras haber desayunado con normalidad y haber mantenido una conversación con su esposa, comenzó a sentirse mal y al poco tiempo falleció, han explicado a Efe las citadas fuentes.

José de Souda, que a los dos años se trasladó a vivir a Lisboa, era conocido por el apodo de su familia paterna, Saramago, que el funcionario del Registro Civil añadió tras su nacimiento.

Antes de dedicarse de lleno a la literatura, Saramago ejerció como cerrajero, mecánico, editor y periodista, pero fue en 1947 cuando hizo realidad su mayor ilusión, la de ser escritor, publicando la novela "Tierra de pecado".

Afiliado al Partido Comunista Portugués desde 1969, entre 1966 y 1975, y tras un largo silencio, publicó los poemarios "Poemas posibles", "Probablemente alegría" y "El año de 1993".

Tras varias novelas y textos teatrales, en 1982 le llegó la popularidad internacional con "Memorial del convento", un prestigio que consolidó con títulos como "La balsa de piedra" (1986), la pieza teatral "La segunda vida de Francisco de Asís" (1987), "Historia del Cerco de Lisboa" (1989) y "El Evangelio según Jesucristo" (1991)

Desde 1993 trasladó su residencia a la isla canaria de Lanzarote y, tras publicar su cuarta obra de teatro, "In nomine Dei", entró a formar parte del Parlamento Internacional de Escritores.

Ganador del Premio Camoens en 1995, ese mismo año inició la trilogía formada por "Ensayo sobre la ceguera", "Todos los nombres" y "Ensayo sobre la lucidez".

En 2008 comenzó a publicar su blog, "El cuaderno", y el año pasado presentó su última novela, "Caín".


Subastarán manuscrito de Borges en NY



Esperan obtener 200 mil dólares


Notimex


Nueva York. La firma Bloomsbury Auctions subastará el 23 de junio aquí el manuscrito de El jardín de los senderos que se bifurcan, del fallecido escritor argentino Jorge Luis Borges, y por el cual se espera obtener más de 200 mil dólares.




En un comunicado, dicha casa informó que “es el manuscrito de Borges (1899-1986) más importante jamás sacado a subasta".

El jardín de los senderos que se bifurcan fue publicado por primera vez en 1941 por la revista literaria "Sur" y ello lo celebró el escritor argentino Adolfo Bioy Casares (1914-1999), íntimo amigo de Borges.

Ese cuento Borges lo calificó de “policial” y dio título también a una colección de narraciones que, posteriormente, fue recogida en su totalidad en el volumen Ficciones (1944).

Esa casa de subastas señaló que “este manuscrito es uno de los mejores ejemplos del trabajo del autor y un hito de la literatura universal".

Agregó que ese cuento introdujo el concepto de "hipertexto" para referirse a textos, a partir de los cuales se puede acceder a otra información, "una noción clave para el pensamiento moderno y una base intelectual para internet".

Además de este importante manuscrito, dicha casa ofrecerá una primera edición firmada por Borges del ensayo que realizó sobre el poeta Evaristo Carriego, así como las hojas en las que el autor anotó correcciones y cambios que se incluyeron en ediciones posteriores.

También pondrá a la venta una primera edición de Cuaderno San Martín (1929), valorado entre 18 mil y 20 mil dólares, que incluye un poema escrito a mano por el propio autor para la que entonces era su prometida.

Bloomsbury Auctions destacó la venta de un borrador manuscrito del obituario que Borges escribió para el autor francés Paul Valéry, uno de sus referentes literarios, y que se incluyó en su ensayo "Valéry como símbolo" y en Laberinto . Está valorado entre 10 mil y 15 mil dólares.


Tomado de http://www.jornada.unam.mx/

jueves, 17 de junio de 2010

El fantasma del colonialismo


Por Jorge Cortés Ancona



Entre los pueblos que han sido poco admirados en la Historia se hallan los que vivieron en el área cultural llamada Aridamérica, que comprende vastas regiones de lo que hoy es el norte de México y el suroeste de Estados Unidos. Un territorio de pueblos nómadas dedicados a la caza y a la recolección en zonas desérticas, y que sobrevivieron en esas regiones durante milenios debido a que su población no era abundante y la naturaleza les brindaba más que lo suficiente para comer.

En contraste con los pueblos de Mesoamérica, los aridoamericanos no se distinguieron por sus conocimientos de agricultura ni les hizo falta saber gran cosa de arquitectura. En buena medida, por esas razones nos son tan poco conocidos, al grado de que injustamente no acostumbramos incluirlos en la secuencia del orgullo histórico mexicano.




Entre esos pueblos están los pericúes, que habitaron el extremo meridional de lo que ahora es el estado de Baja California Sur y que constituyen el tema del drama La guaycura fantasma, de Mario Jaime (nacido en México, D.F. en 1977), que se basa en el suceso histórico de la rebelión de los pericúes en 1734 e integra al desarrollo de la trama el espacio mítico tanto indígena como católico.

La obra se divide en tres partes llamadas tiempos, en tres zonas distintas del actual territorio sudbajacaliforniano, plasmando con una gran capacidad de síntesis los hechos relevantes que conformaron esta poco difundida rebelión indígena del siglo XVIII, cuyos puntos neurálgicos fueron los respectivos tormentos de los misioneros jesuitas Lorenzo Carranco y Nicolás Tamaral.

El celo jesuita, apoyado por la transición que representan los pericúes mestizos o convertidos al cristianismo, choca con la experiencia de vida de este pueblo del desierto. Esto implica que la obra no sólo se ocupa de los hechos violentos del suceso, sino que también se adentra en la conciencia de los personajes protagónicos como ocurre con el más complejo del dramatis personae que es Atzú, el cual entre otros conflictos interiores tiene el de estar lleno de dudas religiosas por las inconsistencias bíblicas y el remordimiento por haber dejado a su esposa guaycura para seguir obediente la prédica de los jesuitas.

En contraposición está la figura de Nicolás Tamaral, con la acostumbrada intolerancia de los misioneros por la poligamia de nuestros pueblos originarios y agobiado por las obsesiones sexuales que lo invaden y terminarán provocando su derrota interior: “Pero Señor, ni siquiera conozco su nombre es una india nocturna, sus ojos me derriban, pienso en ella y me precipito a los infiernos ¡Qué dulce infierno! ¡Ah! ¡Qué dulce! No quiero olvidarte, no puedo, deseo, deseo. Satán, tu arma es la mujer” (p. 24).

Los pericúes se llaman a sí mismos “los hombres azules” y en la obra presagian su extinción, no sin antes luchar hasta la muerte. Sus razones se escuchan por boca del cacique rebelde Domingo Botón: “Nos concentramos en trabajar para el otro. Nos concentramos en amar lo que nos imponen los otros. Nos concentramos en comprender los discursos que no han salido de nuestro pulmón. Volveremos a ser la respiración del pez. Volveremos si nuestro brazo es capaz de calentarse como la sangre”.

En términos generales, el drama cobra parte de su tensión por los azotes del colonialismo, ya que como resume el caudillo Chicori: “Si ustedes nos lastiman es justicia, si nosotros les respondemos con fuerza igual, somos criminales. Ya conocemos ese pensamiento” (p. 51).

Un personaje que simboliza el poder y la caída de estos pueblos es Airapí, la mujer guaicura, que es otro de los pueblos que habitaron esa región. Su nombre es igual al topónimo originario de la actual ciudad de La Paz y es una mujer que abandonó a su pueblo para irse con Atzú, quien a su vez la abandonó. Su condición femenina tiene un carácter polimórfico al ser víctima de ese abandono, al ser objeto de la obsesión sexual del jesuita Tamaral que la viola y al encarnar un espíritu de lucha y sufrimiento como una diosa.

Es de celebrar que el autor indague en este hecho histórico que merece ser conocido ampliamente y que desarrolle un drama donde la cruda Historia quede subsumida principalmente en el imaginario de los combatientes vencidos. Aunque la obra se ubica en un espacio determinado en el tiempo y el espacio, con referencias a una cultura determinada, alcanza una dimensión de universalidad, con la particularidad de que aquí se da un cierre definitivo y no una circularidad del mito.

Sin duda, este drama inquiere por el sustrato cultural del norte de México, una vasta región que en los diferentes géneros literarios está indagando el proceso histórico-social de una realidad cuya riqueza y complejidad se revelan cada vez más.

La guaycura fantasma obtuvo el Premio Estatal de Dramaturgia Ciudad de La Paz, en 2009, con un jurado integrado por Sigifredo Esquivel Marín, Javier Acosta y Juan José Macías.

Jaime, Mario: La guaycura fantasma, Instituto Sudcaliforniano de Cultura, La Paz, 2009, 75 pp.

martes, 15 de junio de 2010

Misterios



Por Conrado Roche Reyes


Existen varios personajes que jugaron importantes papeles a lo largo de la historia. De Platón, con toda asertividad, en realidad no sabemos casi nada.



De el hombre de quien se decía que a su paso no crecería el pasto y que estuvo a las puertas de Roma con sus salvajes hunos y que a punto de obtener la victoria final, extrañamente, se retiró, -hablo de Atila-, un misterio.

En eso de las retiradas de este modo, las que no comprendo, podemos citar a Hidalgo, quien a punto de tomar la capital y pese a los consejos del único militar con conocimientos de la guerra, -Allende-, se dio la media vuelta, con el pretexto de evitar una carnicería. El mismo Hidalgo, que ordenó matanzas en Guanajuato y Guadalajara, no se puede creer. O cuando al general Patton le ordenaron detenerse para que el ejército, soviético tomase Berlín en la 2ª Guerra Mundial. Y así varios.

Aquí, en esta Península, la imagen del máximo líder de la rebelión maya (Guerra de Castas) Cecilio Chi, es un personaje borroso, pese a su importancia en la conflagración. Sabemos en donde nació, que fue más o menos económicamente solvente, y algunas cuestiones más. ¿Cómo fue que se le ocurrió la idea de una Revolución de la envergadura que la que encabezó? ¿En donde se reunían los mayas a conspirar?

Y, ¿Cómo logró aglutinar su numeroso ejército siendo el maya vigilado en extremo? Ya iniciada la guerra, en ¿Dónde, y cómo planeaban y coordinaban sus triunfales ataques? Eran miles de sublevados. Y caían sobre el punto a atacar con precisión napoleónica. Por los cuatro puntos cardinales y a la hora exacta.

Todos los insurgentes aprendieron sobre la marcha; si tu lector, viajas por carretera en la región neurálgica de los combates y miras (ya bastante despejados).La maraña de selva, mangle, con sus peligros, sin caminos, piensa en los miles de mayas, a pie, recorriendo kilómetros en forma ordenada, descalzos o con Xanakeuel. Fue obra de titanes, un ejército en forma. Atacaban siempre tomando por sorpresa a las guarniciones. ¿Sería todo debido al genio de Cecilio, de quien no sabemos donde tenía su cuartel? ¿Qué hacía? Su vida cotidiana. Dicen los historiadores de la época –ninguno lo conoció- que era un hombre sanguinario. Pero…el solo no pudo haber asesinado a todos los asesinados –a los suyos les iba peor-, se apoderó de todo el Estado (cuando cayó Valladolid, en Mérida cundió el terror) y ¿Sabes como se portaron los meridanos de entonces con los miles de refugiados, esparcidos y harapientos en los corredores del Palacio de Gobierno? Con desprecio y perversidad: de Cecilio Chi –y todos los mayas- Justo Sierra emplea en sus epístolas a su mujer como “Raza Maldita” “Bárbaros y salvajes a los que hay que exterminar”. Ofreció, cual Santa Anna, la soberanía de Yucatán a los gringos. (Su estatua engalana el Paseo Montejo).

Ya a las puertas de Mérida, el ejército Maya le dice a Cecilio que “ya era época de sembrar”, y se fueron. Esto, tampoco me lo trago. Chi, tuvo una prosaica muerte. Lo mató su secretario, de quien solo sabemos, era amante de su esposa. Este, antes de caer macheteado, mató a docenas de sus atacantes. A ella –que lo defendió hasta lo último-, la destazaron. Hay una historia novela que presenta los hechos como el autor imagina. Pura ficción. Todos lo sabían –hasta que el agraviado los descubrió- y el otro se defendió dando el machetazo antes.

Bien poco ¿verdad? ¿Quién sabrá la verdadera historia de la vida de Cecilio Chi?

sábado, 12 de junio de 2010

Valladolid en la Pintura de Yucatán



Por Jorge Cortés Ancona


Estos son unos breves apuntes relativos al papel que la ciudad de Valladolid ha jugado en una disciplina artística que es la Pintura. No pretendemos ser exhaustivos, sino dejar en claro algunos puntos que consideramos importantes y que pueden dar pauta para una investigación más a fondo.


Fotografía de Pablo Cabañas.



Valladolid ha tenido un papel relevante en la pintura yucateca ya sea considerada como tema, o bien por sus creadores artísticos y sus comentaristas de arte. En el primer caso es de notar que los primeros maestros de la Escuela de Bellas Artes -los primeros maestros de arte que se dieron cuenta de la singularidad del paisaje y de la gente de Yucatán- acostumbraban ir con sus alumnos a pintar al aire libre a esta ciudad y sus alrededores. De esta manera, hubo cuadros destacados como un óleo de Miguel Ángel Fernández, el principal maestro de Pintura de los primeros años de la Escuela de Bellas Artes, donde aparece el cenote Zací y que en 1919 fue favorablemente comentado por Eduardo Urzaiz Rodríguez, quien –entre otros tantos logros intelectuales– es el primer historiador del arte yucateco. (¿Dónde se encuentra ahora ese cuadro? Agradeceré mucho a quien aporte datos para su localización).

La historia de Valladolid, que es una de las cuatro ciudades fundadas en la Península para ser destinada a la población de origen español, ha sido tema de los murales de Manuel Lizama, los cuales, como bien sabemos, pueden admirarse en el Palacio Municipal de esta ciudad. La rica historia de Valladolid se sintetiza en esos murales llenos de colorido, que se encuentran actualmente en muy buenas condiciones, en virtud del cuidado que los vallisoletanos han sostenido para mantener su calidad pictórica en plenitud. Debe ser un ejemplo a seguir en todo México ese orgullo para conservar dichas obras murales, verdaderas señas de identidad de esta tierra del Oriente yucateco.

Es de considerarse que en distintos espacios públicos de Valladolid se encuentran retratos de personajes vallisoletanos como Delio Moreno Cantón, pintado por Luis Romero; Francisco Cantón, plasmado por un pintor de apellido Petit, y José María Iturralde Traconis, pintado al parecer también por un pintor francés. Los tres retratos corresponden a las tres primeras décadas del siglo XX y se hallan respectivamente en la Biblioteca Pública Municipal de la Casa de la Cultura, el Museo de San Roque y la planta alta del Palacio Municipal. Los tres cuadros constituyen un valioso acervo que merece ser restaurado y conservado en óptimas condiciones, tanto por su condición documental como por el hecho de ser de las pocas muestras que tenemos de obras pictóricas de esos tiempos.

En épocas más recientes, varios de los gobernadores de Yucatán nacidos en la antigua Zací han sido retratados por Ermilo Torre Gamboa.

Entre los pintores de Valladolid, destaca el papel de Ramón Mendoza Novelo, promotor incansable de la cultura de su ciudad natal, brillante retratista que pocas veces accedió a mostrar su obra, salvo en ilustraciones aparecidas a mediados del siglo XX. Creemos necesario que su obra sea expuesta en Valladolid, Mérida y otras poblaciones del Estado, a fin de conocer el legado de uno de los más entusiastas artistas y defensores del patrimonio cultural que ha tenido Yucatán.

Debemos también considerar, entre quienes fueron incluidos en la exposición y libro Panorámica Plástica Yucatanense, a Armín Rosado y Balam, que es un pintor figurativo de temas regionales, con una fuerte influencia del pasado prehispánico. Por supuesto, que existen más pintores que nacieron o viven en Valladolid, varios de los cuales han expuesto en los espacios culturales de esta ciudad así como en otros lugares del Estado y del país. Sólo mencionaremos a Wilberth Azcorra, muy conocido por emplear de manera reiterada el motivo de las sandías, que cobran diversos significados en su obra.

Por último, en el plano de la crítica de arte es de reconocer el trabajo del poeta vallisoletano José Díaz Cervera, que ha radicado casi toda su vida en la ciudad de México y que ahora vive en Mérida, y que es autor de los textos interpretativos de los murales de Fernando Castro Pacheco en el Palacio de Gobierno, publicados en un libro que aún circula en nuestro Estado. En dichos escritos se aúna la capacidad de análisis semiótico con un acendrado lirismo, gracias a lo cual se percibe la complejidad temática y compositiva de dichos murales.

No olvidamos, por supuesto, a Luis Rosado Vega, ilustre poeta nacido también al Oriente yucateco, en el municipio de Chemax, y que fue por muchos años Director del Museo Arqueológico de Yucatán y quien en la primera mitad del siglo XX también escribió muchas páginas, a veces polémicas, sobre asuntos de estética y artes plásticas.

Con todo lo anteriormente dicho tenemos una idea general acerca del papel desempeñado por la bella ciudad de Valladolid y los vallisoletanos en el desarrollo pictórico de Yucatán. Celebro las magníficas condiciones en que se encuentra ahora el Centro Histórico de Valladolid, un ámbito bello y lleno de sorpresas.

viernes, 11 de junio de 2010

¿Seremos mejores con el fútbol?

Por Hortencia Sánchez


Salía de mi oficina y de pronto escuche los gritos goooool…goooool.., unas jóvenes con uniforme de secundaria pegaban de brincos, pase frente a su escuela y los gritos aumentaban, sabía que la selección mexicana de fútbol estaba jugando contra Italia, y había escuchado que es de los mejores equipos del mundo, era obvio que ante un gol de su selección, las jóvenes estuvieran contentas.

Sé que a los compañeros no les agrada que las mujeres hablemos de fútbol, menos que ahora se encuentren algunas dentro de las canchas como comentaristas, asistentes y creo que ya existe hasta un árbitro o ¿arbitra?



Se están difundiendo unos comerciales donde se fomenta el que a las parejas se les deje de ver, para mirar y compartir con los cuates, un simple juego de pelota, lo que los hace parecer unos cabrones al estar pidiendo a sus novias un tiempo, para pensar la relación, el mes que tarda el mundial.

Y otro en que una casa comercial a mi parecer se está burlando de todos nosotros, ya que te ofrecen que compres una pantalla de plasma y sí México gana el mundial, te lo reintegran.

No sé que tiene el fútbol, que convierte a las personas en seres muy dichosos o tremendamente tristes, depende si gana o pierde su equipo, ¿Será el hecho de que pueden pegar de gritos sin que nadie lo vea mal, o salir a las calles compartiendo con otros la alegría de ser campeones?

Es común mirar a los jugadores cuando algún trofeo escapa de sus manos, derrotados a mitad de la cancha, abrazados en sí mismos y otros mirando al cielo llorando como niños pequeños.

He escuchado que los jugadores de este deporte ganan muchísimo dinero, seguramente así es, ya que cuentan con patrocinios de empresas que tienen que ver con el consumo de equipo deportivo, autos, y sobre todo cerveza.

Creo que lo que atrapa a los fanáticos del fútbol, es la convivencia, el sentirse parte del equipo ya que cuando se logra meter gol, este les pertenece a todos, es un deporte en el que viven por siempre con la esperanza, de que algún día, alguna vez, México será campeón del mundo.

Pero mientras esto sucede seguirán disfrutando de la liguilla, de la botana y cerveza, de defender y aplaudir a su equipo todos los domingos.

No deja de sorprenderme la manera en que varios deportistas aficionados, practican y asumen sus partidos o entrenamientos, basta pasar por algún parque para mirarlos emocionados, ya sea corriendo, o en el descanso tomando cervezas o fumándose un cigarrito.

Atrás queda lo sano que es practicar algún deporte, si juegan una hora y se consumen unas seis cervezas, no creo que logren mantener la figura, la salud, no obstante le sirve para relajarse, para convivir.

Esta semana se inaugura el mundial, por lo que seguramente veremos televisiones en oficinas de gobierno, escuelas, comercios, restaurantes, camiones, escucharemos los gritos, los goool…gool….A ver cuánto dura nuestro equipo, el cardenal ya les envió su bendición y el espurio ya anunció que se va a disfrutar del partido de inauguración, mientras esto sucede el país continuará sumido en la violencia, en la injusticia, ¿El que ruede una pelota, puede hacernos olvidar que el país necesita de nuestro esfuerzo, que existen problemas que requieren de nuestro pensamiento, de nuestra conciencia y que importan mucho más que el fútbol?


ritualteatro@hotmail.com

lunes, 7 de junio de 2010

Apariencias... sólo apariencias

Por Hortencia Sánchez

No es posible vivir en las apariencias. El usurpador declara por el mundo que nuestro país es ideal para la inversión, que la violencia se está logrando detener, que la justicia se aplica, que los funcionarios cumplen con sus labores.

Intento traer a mi memoria si hace años, cuando yo era adolescente, las matanzas, la agresión, la sangre no formaban parte de mi historia y mis imágenes. Qué desconsuelo me provoca recordar que hace unos treinta años salí con toda mi familia del estado de México porque el futuro era trabajar en una de las muchas pulquerías a donde iban a parar las adolescentes, o ser violada para después amanecer tirada en alguna barranca.



Mi madre decidió protegernos de este destino por lo que nos llevó a provincia, a Chilpancingo de los Bravos, Guerrero, y ahí también miré la violencia. A uno de mis amigos de primaria le quitaron la vida en el cerro para robarle sus borregos, y muchos meses se comentó la manera en que se dio muerte a todos los soldados que llenaban un camión.

Por suerte cambiamos de estado y me trajeron a Mérida, la de Yucatán. Llegué una mañana soleada. Lo primero que disfruté fue la cochinita y el soldado de chocolate, su caliente sol. Conocí el mar en calma, con playas limpias de arena casi blanca, saboreé pescado, me sumergí en el mar. En una ciudad alejada de la violencia, pude andar las calles de madrugada, ya fuera a pie o en bicicleta, y olvidé que los hombres eran capaces de hacerse daño por conveniencias y poder.

Ahora regresa a mí lo que miré en otros estados. Aquí ya ha sucedido, han aparecido descabezados y en muchas familias la violencia forma parte de su historia. Varias mujeres han sido violentadas y han terminado asesinadas por sus maridos, quienes, se supondría, deberían protegerlas.

Los retenes se han vuelto parte de nuestro paisaje. Ahí, atentos para detener a los sospechosos; sin duda algunos que no la deban ni la teman podrán ser revisados por su aspecto. ¿Qué es lo que los convierte en sospechosos? ¿Los cristales oscuros de los vehículos? No entiendo porqué si algo está prohibido se continúa transitando de esta manera.

Asistí a un curso sobre los derechos humanos y da coraje, rabia, desesperanza, darnos cuenta de cuántas veces los derechos de tantos ciudadanos son violentados. Se hacía hincapié en que el respeto inicia la persona, la familia, la comunidad, para lograr este respeto.

Nos mostraron un material en el que los niños hablaban de sus derechos. Qué alegría mirarlos y escucharlos, convencidos de la importancia que tiene conocerlos, pero sobre todo exigirlos y hacerlos respetar.

También miré una película “TE REGALO MIS OJOS”, en la cual nos presentan a una mujer que es violentada por su pareja, de qué manera tolera la agresión del marido para mantener la familia unida. Encuentra la forma de realizarse a través del arte, trabajando en un museo dando visitas guiadas. No obstante, la agresión continúa, por lo que encuentra fuerzas para dejar a su marido e iniciar su camino sola. En muchas partes de esa película el enojo me invadió, pero también las ganas de ser solidaria con las de mi género, y con cada ser humano que necesita que sus derechos sean valorados, conocidos, pero sobre todo respetados.

Todos somos humanos, todos merecemos respeto. Respetemos y hagámonos respetar.

¡Seamos derechos, humanos!

ritualteatro@hotmail.com

domingo, 6 de junio de 2010

Congreso internacional de estudios literarios la Revolución mexicana en perspectiva. Problemas y retos actuales




C O N V O C A T O R I A

La Facultad de Ciencias Antropológicas, el Cuerpo Académico de Estudios Literarios y la
Licenciatura en Literatura Latinoamericana de la Universidad Autónoma de Yucatán invitan a docentes, investigadores, críticos, historiadores, escritores y artistas, al:

Congreso internacional de estudios literarios la Revolución mexicana en perspectiva. Problemas y retos actuales

Universidad Autónoma de Yucatán del 5 al 8 de Octubre de 2010

Mérida, Yucatán del 5 al 8 de Octubre de 2010


El objetivo del congreso es reflexionar sobre las obras literarias enmarcadas en el movimiento revolucionario, entendiendo éste no sólo como la lucha armada, sino como un ambicioso proyecto que pretendió transformar la sociedad mexicana y creó signos y referentes de la mexicanidad que sobreviven hasta nuestros días y traspasan nuestras fronteras.

El Congreso pretende ser un espacio que albergue la reflexión de obras y autores reconocidos a nivel nacional e internacional y de otros textos y escritores que muestran las peculiaridades regionales del movimiento armado y político en los estados de la República. Asimismo, se analizarán las manifestaciones estéticas que, desde una visión actual, resignifican el movimiento revolucionario mexicano.

Inscripciones Abiertas para presentar ponencias, organizar mesas redondas y proponer lectura de obras creativas en los siguientes ejes temáticos:

• Literatura y revolución en América Latina
• Historia y Literatura.
• La narrativa de la Revolución Mexicana
• Nacionalismo, Ideología y Literatura
• Revolución, Prensa y Literatura
• Ideología, Revolución e Identidad Nacional
• La Escritura de los Héroes
• La Cultura Popular y la Oralidad en la Historia y la Literatura de la Revolución Social
Mexicana.
• Los Indígenas en la Literatura de la Revolución.
• La Revolución Mexicana más Allá de las Fronteras
• Las Mujeres en la Revolución
• Las Propuestas Educativas
• La Iconografía de la Revolución

Las propuestas serán recibidas al correo electrónico ciel.fca@uady.mx hasta el 25 de junio de 2010 y deberán contener la siguiente información:

a. Nombre del ponente
b. Afiliación institucional y grado académico del ponente
c. Título y un resumen de su ponencia en formato Word o compatible (250 palabras máximo)
d. Correo electrónico

El 13 de agosto se notificará la aceptación de las ponencias, por correo electrónico.

Cuota de Recuperación:
Ponentes $ 500 pesos
Estudiantes $ 250 pesos.


Informes: Mtro. Jorge Mantilla Gutiérrez ciel.fca@uady.mx
Facultad de Ciencias Antropológicas
Correo electrónico: antropol@www.uady.mx
Página web: www.antropologia.uady.mx/

sábado, 5 de junio de 2010

Concierto Internacional de Jazz

Por Conrado Roche Reyes

Playa del Carmen


Día siguiente. Bajo; dos vodkas con jugo de naranja (pedí “china”. Por suerte el mesero es de Tekax, Manuel) el famoso “desarmador” que mitigó la horrenda cruda. Desayuné. De entre los huéspedes resaltaba un buen número de chavitos/as quienes iban en una excursión. Yucatecos, de alguna universidad popof (su aspecto lo denotaba). Hacían gran alharaca y no tenían una gota de alcohol en el cuerpo aún. Sin mamás ni papás. Intuyo por su edad, que serían alumnos ya de Licenciatura. Nada más una especie de guía o maestra no muy mayor que ellos. ¡Qué cuerpazos! La –llamémosle maestra— la más buenona y con el bikini más pequeño de todas. Con un pequeño brazalete de plástico anaranjado que me identificaba como huésped del hotel, por cierto tenía yo en mi reserva “todo incluido”. Hacerme eso a mí, fue: panza abierta a Pantagruel; garganta profunda a Allan Poe, manos libres a Barrabás.

Acudí entonces a la playa. Para no participar en los juegos y diversiones inducidas por “el grupo de animación” del hotel, me eché boca abajo en la arena. Como una hora después, decidí meterme al mar. Cientos, miles de “severendas” nalgas. El paraíso para un buen vouyerista (yo). De pronto, uno de los chavos se dirigió a mí. “Vamos paisano, intégrate al grupo. Vamos a jugar vólibol, yucas contra huaches”, me iba a negar, mas los cuerpazos y los bikinicitos de las chavitas (en playas yucatecas jamás se pondrían uno así, estaban prácticamente desnudas), ahí estoy jugando vólibol, “jala sopa”, carreras en kayak –pasé más tiempo con la cabeza bajo el agua— y el infalible concurso de tequilazos. Terminado este show, me escabullí y me tiré a la piscina. Serían ya como las 4 de la tarde.

Lo de la playa comenzó al mediodía. Al rato, llegan en tropel, como ganado al corral, los chavos. Se divertían de lo lindo. Entre idas y venidas a la barra. ¡Qué buenas estaban! A eso de las seis, con sol radiante todavía, como si nos hubiéramos puesto de acuerdo, al restaurante. Ellos en mesas de más o menos 10 ó 15 (serían unos 30 en total). Ya más que medio pedos –más ellas—, éste que escribe, solitario y circunspecto en otra cercana. La música ambiental fue interpretada a viva voz por ellas. Ignorante y retrógrada, y no tenía idea de qué cantantes se trataba, pero las niñas se sabían al chile las letras.

Por el estilo, imagino a Arjona, Juanes, Lafourcade y otros, incluso “El Tri”. Para entonces, la mayoría de las chicas se habían puesto “pareos” o batas transparentes por la presencia de muchos viejos, gabachos con sus esposas. La única que no lo hizo fue la maestra, luciendo su esplendoroso cuerpo. De vez en cuando, de lejos, alguno/a me dirigía la palabra. Las muchachitas iniciaron un coro: “¡Queremos camarón. Queremos camarón!”. Entonces le digo –inocente— a Manuel from Tekax, que les llevase lo que pedían. Soltó la carcajada y me descubre algo nuevo: “¿no sabe qué es el camarón?”. Ante mi respuesta –el marisco-, se río más.

“No, el camarón es el miembro viril” (dijo otra palabra que comienza con V y termina con A. así de gruesas. Una o dos ya habían sido llevadas a su cuarto por las asistencias. “Son jóvenes”, me comentó la maestra sin que le pregunte y así, pasaron horas. Poco a poco nos fuimos retirando a nuestros aposentos. Yo tenía que ir al concierto de Jim Perry en “Playa Mamitas”, a una cuadra. Un duchazo. Al lado escuchaba el jaleo de la chaviza, ya que varios/as estaban en mi mismo bloque.

Noche perfecta. Estrellada. A unos metros del mar, enorme escenario. Una multitud, aquí sí de casi puro extranjero. La música comenzó. Las cabezas del público se movían rítmicamente. Una excelente banda acompañó el jazz con mucho de soul de Perry y McKnight, un agasajo de contratiempo. Inflexiones funky. Rico y sabroso. Lo único que no deseaba ver era paisanos “platenses”. Sin embargo, me topé con dos o tres. Todos con una especie de televisor en la frente que decía: “¿A quién podré joder?” Los excursionistas llegaron y disfrutaron. Ya en estado grave. Resumiendo al personal diría que los gabachos fueron los más atentos a la música. Las gabachas, como siempre, medio bailando.

Los más silenciosos y solemnes: yucas platenses. Los más ridículos: los huaches (sólo hablaban de fut y gritaban ¡vivas!). Las que más se soltaron el chongo, más se… destramparon: las chavitas del hotel.

Terminado el muy buen concierto, me recogí en mi habitación y caí como tronco. A eso de las cuatro de la madrugada, tocan a mi puerta. “¿se le ofrece algo? ¿Una toalla?”. Pensé: “Mare, en este hotel sí que están pendientes”, creyendo era una camarista. Los golpes siguieron. Entonces abrí y… la teacher. Rezamos un rosario de 38 misterios. Al día siguiente, maleta en mano (se retiraban los chavos) me crucé con ella y como si hubiese pasado el hombre invisible. Ni me miró. Ces’t la vie.

viernes, 4 de junio de 2010

Aciertos de Roy Sobrino y sus editores



Gotero de letras



Por Carlos E. Bojórquez Urzaiz



Llegó a mis manos un ejemplar de la obra de Jorge Roy Sobrino, Felipe Carrillo Puerto a través de la imaginación, cuya impresión a cargo de la Biblioteca Básica de Yucatán, confirma la calidad de las ediciones auspiciadas por la Secretaria de Educación del Gobierno estatal. La obra de Roy Sobrino, es esencialmente atractiva por cuanto viene impresa en papel cuché que da cierto realce a las pinturas y fotografías de niños mayas y reconocidos artistas, que acompañan la sencillez de sus relatos sobre el Mártir del Proletariado, en español, maya y francés, que se proponen ampliar el universo de lectores que sin duda tendrá esta tercera edición.

En lo particular deseo recalcar que el libro reúne historias e imágenes admirables de Carrillo Puerto, que en varios sentidos reflejan aspectos de la personalidad de Sobrino, inquietante para algunos conservadores, pero que representa una de las vanguardias del entorno cultural yucateco. Estoy seguro que la particular sensibilidad de este tenaz autor, fue la que permitió articular, en justa proporción, varías expresiones artísticas en un libro que ofrece visiones renovadas de Felipe Carrillo Puerto, pese a estar escritas con base en leyendas y fábulas del dominio popular, las cuales Roy consiguió hábilmente restituir en una trama que con facilidad atrapa al lector infantil lo mismo que al adulto, como destaca Manuel Calero en una interesante semblanza incluida en las páginas iniciales de la edición.

Tuve el gusto de conocer a este talentoso artista desde su infancia, cuando era una especie de bólido correteando en los pasillos del colegio donde estudiamos su hermano Mario y yo. En tanto, Roy comenzaba a distinguirse por la inspiración de sus juegos infantiles y el espíritu impasible que lo indujo a cambiarse de escuela, en busca seguramente de experiencias afines con sus deseos de echarle una mirada al mundo mágico desde ese cristal un tanto Naif, que ha plasmado en su obra como pintor, y que rodea la escritura de este libro fabuloso.

Los relatos alucinantes de Carrillo Puerto, cuyo natalicio es anunciado por un ave de raro colorido, xcooh-aka en lengua maya, están precedidos por el prólogo del doctor Manuel Sarkisyanz, que con su habitual erudición deslinda el sentido histórico-cultural de la obra de Jorge Roy Sobrino de las ortodoxias academicistas o intelectuales que pudieran restringir la sabiduría popular del pueblo maya en la que se inspira su autor. La lectura de estas fábulas con evidentes tintes históricos, se debe armonizar con un repaso a las imágenes dibujadas por los niños mayas, con quienes convivió el autor mientras escribía su libro, y que coexisten armónicamente con obras de artistas destacadísimos que ilustran sus páginas, como Fernando Castro Pacheco, Gabriel Ramírez, Reynaldo Bolio, el difunto Eduardo Ortegón o Socorro Chablé, por referir sólo algunos nombres que congrega Roy en esta edición.

Por los elementos estéticos y culturales reunidos alrededor de Felipe Carrillo Puerto, ha sido un acierto la publicación de este libro que al parecer anticipa la aparición de una colección especial de la Biblioteca Básica dedicada al Centenario de la Revolución mexicana. Adicionalmente, Roy Sobrino ha hecho saber que en breve una compañía de artistas, valiéndose del encantamiento que producen los títeres, llevará a escena sus relatos a escuelas públicas de diferentes puntos de Yucatán. Felicidades a su autor, estoy seguro que pronto se agotarán los 3000 ejemplares de esta nueva edición.



martes, 1 de junio de 2010

Concierto Internacional de Jazz en Playa del Carmen

Por Conrado Roche Reyes

De una manera grata, cómoda, como son las mañanas del Caribe Mexicano. Playa del Carmen, a pesar de mis conexiones históricas con el lugar, reflejadas en largas temporadas tocando allí en buenos lugares: “El Pez Vela”, “Blue Parrot”, no conocía de años el polo turístico. Es ya una enorme y cosmopolita ciudad. La de más alto porcentaje en crecimiento poblacional del país: 280%. Me reencontré con viejos amigos que salieron de Mérida completamente “brujas” y hoy son gente adinerada. Sin adivinar lo que el lugar iba a ser, compraron, más bien les otorgaron terrenos en los que construyeron casitas de palo y paja. Pero fue en la calle más cotizada –entonces con piso de arena- y la famosa 5ª Avenida los atropelló. Para dar una idea, un terreno a una cuadra de la playa me lo vendieron hace un millón de años en el bar “La Unión” en $2,000. Allí mismo lo vendí en cuatro. Hoy, vale millones de ¡dólares! Mas no me arrepiento. Los más funestos personajes de Mérida fueron aquellos que hoy, gracias a la suerte, son millonarios. Como me dijo el “Charro” Millet, este sí pionero, “Playa es un infierno de envidias. Huiros con ‘lana’ no te dejan vivir”.

Por la 5ª Avenida desfilan famosos y famosas vistiendo al último grito de la moda. El hotel donde me hospedé, maravilloso. “Todo incluido (trago obviamente) situado en dicha Avenida. El motivo de mi viaje: concierto Internacional de Jazz (confieso que de todos los actuantes, sólo conocía a un ex miembro de “Heart Wind and Fire”).

Salí a dar el rol –después de embutirme hasta “emposmarme”- me encontré con un músico amigo. Buen ambas cosas. Hablamos jocosamente, sin mayores complicaciones. Fuera del escenario supuso un encuentro social medio extraño. Recuerdos. “Con Basteris –hablaba de mi grupo- mejoraron e incluso se volvieron más populares”. Intercambiamos detalles acerca de nuestras vidas en el rock.

Mi amigo es un gracioso narrador de historias. Me platicó cuando un “roquero”, alcohólico, le dijo si había escuchado a cierto bajista. “Es mejor que Conro (yo)”. Sin embargo, cuando tocamos juntos, Manzur lo miró directo a los ojos y le dijo: “¿Tu mente está en orden? Estás tocando bien, pero eres más frío que las nalgas de un pingüino”.

La plática fue a media calle. Se despidió porque ya tenía que tocar. “Ni entres. Tocamos puras mamadas”. “Curios Music”. Ya sabes, “hueseando”.

Fui ahora a la playa. Hermoso mar. Más mejor que el de Cancún. Y ¡qué mujerío! Literalmente queda uno bizco ante tal cantidad de esculturas vivientes, en topless y de todo el planeta. Pero no vayas a creer amigo lector que es muy fácil ligar en la playa. Muchas Leen. Otras descansan. Los gabachos ni las pelan. Somos los mexicanos quienes nos clavamos a mirarlas. Algunos se acercan y por lo que vi, a todos poncharon. “Por favor, estoy descansando” y si el “tolete” insiste, come bote. Abundan los policías turísticos.

Después de un chapuzón en el Caribbean sea, regresé al hotel. Miré en tele –obvio- una porno. Me bañé. Me puse guapo y me dirigí al concierto. Bastante gente, mayoría extranjera. Para mi decepción, los tres primeros grupos tocaron exclusivamente Reggae (¿no era concierto de jazz?). Allí no existe restricción para beber….Y uno que otro darse su toque.

Un paisano me reconoció. Estaba con dos gringas, madre e hija. Me dice que le haga el quite. Yo pensé que con la mamá. No, a ésta la tenía apalabrada. Era con la hija. Joven y guapa. Media peda. Uno se da cuenta enseguida cuando una mujer da “entrada”. Esta me la dio ampliamente. Incluso, usando el viejísimo truco, le leía (acariciaba) la mano “como los mayas”. Mi cuate, se levantó para ir al baño. Nunca regresó, pero se llevó el bolso de mamá. Gracias a un capitán de meseros, me la zafé. La música, unos jazzes aburridísimos.

Arte y cultura en la red



La Barranca


Sitio oficial de la mejor banda de rock mexicano de los últimos años. Contiene discografía, imágenes, reseñas e información sobre su larga carrera.

www.labarranca.com.mx


Brom


Sitio oficial del oscuro y desconcertante artista gráfico Gerlad Brom.


www.bromart.com


Pere-Lachaise.com


Página de uno de los cementerios más famosos del mundo, el Pere Lachaise de la ciudad de París, donde se encuentran las sepulturas de grandes personalidades del arte como Oscar Wilde, María Callas, Jim Morrison, Frédéric Chopin, Guillaume Apollinaire, Max Ernst, Molliere, Édith Piaf, entre otros.

www.pere-lachaise.com



Guiadelcomic.com Excelente sitio dedicado al cómic con más de 250 fichas de información sobre historietas de distintas partes del mundo (Italia, España, Japón, Estados Unidos), así como 160 sobre autores diversos, entre los que sobresalen Alan Moore, Marjane Satrapi y Art Spiegelman.

www.guiadelcomic.com


Literatura.us

Biblioteca virtual que contiene parte de la vida y obra de autores como T. S. Eliot, Juan Carlos Onetti, Ricardo Piglia, Rainer María Rilke, James Joyce, Juan Rulfo, Antón Chéjov, entre otros.

www.literatura.us


Museo de Arte Contemporáneo Ateneo de Yucatán

“El Museo de Arte Contemporáneo Ateneo de Yucatán es uno de los principales promotores para el desarrollo y difusión del arte contemporáneo en la zona del sureste mexicano. Su calidad y prestigio lo colocan como un espacio de obligada referencia para los artistas que desean dar a conocer sus propuestas en el sur del país.”


www.macay.org


The seventh voyage


Sitio en Internet dedicado al trabajo del genio de los efectos especiales y la animación Ray Harryhausen (The 7th voyage of Sinbad, One million years B.C., Jason and the Argonauts).

www.theseventhvoyage.com


The Tim Burton Collective

Noticias, artículos, reseñas y archivos multimedia relacionados con el aclamado director estadounidense Tim Burton.

www.timburtoncollective.com
Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León