jueves, 2 de diciembre de 2010

Tamayo de nuevo en Mérida



Por Jorge Cortés Ancona


No es un Rufino Tamayo temperamental el que se presenta en las salas 1 y 2 del Centro Cultural Olimpo, sino uno más mesurado y silencioso. Este conjunto parece mostrar mayor interés en una exploración del espacio en la tela, pero permite apreciar gran parte de sus características técnicas y temáticas. Observamos su virtuoso manejo de las superficies y de los colores, el equilibrio de la composición, el dinámico geometrismo de sus figuras planas, sus enigmáticos personajes en posición de simetría central, la sensación táctil de la obra tamayesca, con los colores entremezclados, reverberantes.




En esta muestra predomina el grabado: litografías, aguafuertes, mixografías, es decir, obra hecha en serie, pero enlazada inextricablemente a su producción pictórica. Respecto a la mixografía, es una técnica de estampación que Tamayo inventó junto con el ingeniero Luis Remba a principios de los setenta, y que consiste, en palabras de Raquel Tibol, en “un troquel en plancha de cobre o de plástico a partir de un diseño trazado y modelado en cera” y –en lugar de uso de rodillos- aplicación de color a pincel, con lo que se logra dar volumen y textura a las piezas. Se puede ver una especie de relieve en una disciplina donde en sus técnicas, por lo general, predomina la planura real.

Varias de estas piezas fueron realizadas en los talleres de la Editorial Polígrafa de Barcelona, donde trabajaron otros artistas como puede verse en las dos obras de Joan Miró que se exponen actualmente en el Macay, dentro de la colección de la Galería Pecanins.

Tamayo tuvo etapas de angustia, en obras de los años 40 y 50, donde la violencia emanaba de las condiciones en que se encontraba el mundo durante y después de la Segunda Guerra Mundial y la lucha atómica. Años después, se fue atemperando en la índole emotiva de sus temas. Un cambio pausado. El crítico argentino Damián Bayón se refirió a estas figuras de los años sesenta y setenta de su obra sobre papel, esas “momias o cosmonautas frontales: las apariciones de un futuro inevitable al que todos tememos en su mismo anonimato porque representan ‘lo otro’. ¿Qué quieren de nosotros esos seres de ojos redondos como dos agujeros, de brazos caídos a lo largo de cuerpos fantasmales?”.

Tamayo era muy disciplinado con sus tiempos y sus rutinas de trabajo. De ánimo incansable, laboró hasta avanzada edad, como se puede ver en esta exposición con la obra “Luna llena”, fechada en 1989, cuando el artista contaba con 90 años de edad, lo cual demuestra su enorme voluntad de trabajo. Habría de retirarse poco después para morir en 1991. Recuerdo que POR ESTO! le dedicó toda la sección de Cultura a su fallecimiento.



En el Museo que lleva su nombre en la ciudad de México se montó hace algunos años una exposición dedicada a su tarea de ilustrador, que si bien no era tan vasta como una similar de Diego Rivera, sí comprendía una gran cantidad de trabajos realizados en diversos lugares del mundo. En Mérida se había expuesto obra suya de manera individual en dos ocasiones anteriores, ambas en una galería del Teatro Peón Contreras. Por lo demás, cuadros en algunas exposiciones colectivas en distintos espacios públicos y privados de la ciudad.

Da gusto ver que mucha gente asista a ver esta exposición en el Centro Cultural Olimpo, familias enteras, con los niños atentos a las imágenes, admirándolas de manera espontánea, sin las barreras de prejuicios que tanto obstruyen nuestras fatigadas mentes adultas.



No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León