jueves, 23 de diciembre de 2010

Las paredes de la escritura



Por Jorge Cortés Ancona

Escribir es traspasar las paredes, para después dar saltos a la vez al vacío y en tierra firme, en un caer y levantarse sin final. Toda una acción construida con el cuerpo, llena de materialidad, de silencios, sujeta a los medios en que se hace visible.




En qué medida, como en la música, los silencios juegan un papel en la escritura. Cómo hacer patente esa pausa sin sonidos, que al público musical yucateco le cuesta tanto trabajo entender ya que aplaude al final de cada movimiento de sinfonía, sin concebir que esos silencios son parte integral de la pieza. Cómo nace el silencio en la escritura, no por el hecho de callarse, no por el hecho de no escribir, sino su plasmación en la obra misma. Ese misterio se desplaza a la deriva huyendo de alguna exploración totalizadora.

Dónde empieza lo que se escribe, cómo se materializa ese pensamiento, en la consistencia de la letra, cuando miramos que la tipografía puede ser una entidad material, visible y mensurable cualitativamente aunque no nos interese lo que está escrito. Uno piensa en la letra impresa, pero a veces el libro puede ser impreso en el respeto a la condición manuscrita, podemos leer esos trazos del autor o de algún transcriptor y entonces tenemos una fuerza extra, como la caligrafía china que, en sí misma, lleva consigo toda una carga de conciencia y de equilibrio.

La escritura se mueve al compás de su modo de materializarse porque no es lo mismo ese pulso que ve correr la pluma que los dedos de ambas manos moviéndose a lo largo de un teclado. Ni siquiera son iguales la postura del cuerpo y la posición de la cabeza. En un caso, una mirada hacia abajo; en la otra, más bien la vista en una diagonal no muy inclinada. Mucho tendrán que ver esas posiciones corporales a la hora de plasmar lo escrito, porque escribir no es sólo un acto mental, sino que lo somático entra en función dentro de una idea de integralidad del cuerpo: también nuestra materialidad física se despliega sobre lo vertido verbalmente.


Nuestros esquemas mentales cambian por obra de la computadora, un acto distinto del escribir a mano o a máquina mecanográfica, donde es conveniente tener completo el texto, porque corregir los errores implica una larga tirada de tiempo. Uno se acostumbraba a armar mentalmente el texto para luego verterlo en la página, procurando, quizá, uno o dos borradores antes de la versión final. Pero la computadora permite que uno arme el texto a pedazos, permitiendo que no podamos empezar por ningún inicio establecido sino que vayamos a saltos, con la certeza de que podemos unir cómodamente los pedazos, hilarlos a tranquilidad para su destino final. Nuestra concepción se fragmenta, ya no sigue un camino directo y total, sino que confía en ese libre armado de las piezas movibles.

En un caso catedral gótica de la escritura donde derribar un pedazo puede significar destruir el todo. En el otro un rompecabezas permutable, que uno puede unir a gusto para formar otro texto. Una escritura por medios digitales puede tener esa posibilidad de apertura, en la cual las partes pueden ser armadas a libertad por el lector dando lugar a cambios de sentido. La forma de concebir será distinta, no una certeza sino una dispersión, el azar jugando su papel interactivo, dejando la puerta abierta a los lectores para ser autores colectivos de la obra. Las paredes en ese caso se vuelven de aire, en la pura virtualidad traspasable e inacabable. Feliz Día del Escritor.


No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León