viernes, 5 de noviembre de 2010

Sobre la muerte y otras despedidas


Por Hortencia Sánchez

Lloverás en el tiempo
de lluvia,
harás calor en el verano,
harás frío en el atardecer.
Volverás a morir
otras mil veces.
Florecerás cuando
todo florezca,
No eres nada, nadie, madre.
De nosotros quedará
la misma huella,
la semilla del viento
en el agua,
el esqueleto de las hojas
en la tierra.
Sobre las rocas,
el tatuaje de las sombras,
en el corazón de los árboles
la palabra amor.
No somos nada, nadie,
madre.
Es inútil vivir
Pero es más inútil morir.
Jaime Sabines

Mi árbol de jícaras está hermoso, cubierto de frutos redondos, dando sombra; me recuerda que pronto, muy pronto, llegarán nuestros amigos y familiares a visitarnos.

Querido Rubén Chacón, llegas vestido de blanco, te sientas a las puertas del Peón Contreras, mientras miras venir allá a lo lejos, por el Parque de Santa Lucía, una procesión. En ella participa mi hijo, aquel niño pequeño que tú conociste; ahora es ya un adolescente, estudia en CEDART, y por lo tanto es parte del evento al cual tú diste vida: “Delirio Teatral”, al igual que uno de los amigos comunes, uno de los que más te quiso, José Luis Almeida.




Seguramente ya has recorrido la Plaza Grande y te ha emocionado mirar la cantidad de casas de paja, de albarradas, de animales de traspatio que se han apoderado del centro de nuestra blanca ciudad. Yo andaré por ahí segura de que te sentiré a mi lado.

Ahora verás a muchos, de los que algún día fuimos estudiantes, como trabajadores, cuidando el altar que nos representa. Las mesas rebozarán de viandas, de elementos que como cuenta, o dice, la tradición, son necesarios, imprescindibles.

Yo te comparto que en mi casa —tu casa—, estará instalada una mesa para ti, y para Eduardo Ortegón, otro de nuestros grandes artistas, para mis queridos y viejos abuelos, entre ellos mi abuela María, engalanada en una imagen con sus hermosas trenzas ya blancas. Le pondré en la mesa lo que tanto amaba, un café cargado, unos tabacos, un mezcal, y la frescura del agua del arroyo.

A mi buen Eduardo lo espera una cerveza helada, un buen cigarro, alguno de sus pinceles, pero sobre todo el amor de Julia, de sus hijas y nietos.

Y a ti, mi amado mi buen Rubén Chacón, te tendré en la mesa los poemas de Sabines, un sombrero de mestizo, un buen vino y el buen recuerdo que mi pareja y mis hijos te procuran.

Seguramente la pequeña mesa colocada en la terraza de mi casa llamará la atención de los jóvenes y niños vecinos, que han cubierto sus casas de calabazas y brujas, mientras tanto yo riego con devoción mi mata de jícaras, orgullosa de esperar en mi casa, a mi mesa, a tan queridos amigos.

No me molesta o preocupa el halloween, éste sólo es un pretexto para que los niños y jóvenes se disfracen, y hasta algunos adultos se dejen llevar y adornen sus oficinas con costumbres tan lejanas, tan ajenas. No me interesa imitar a un país que se empeña en mirarnos como seres humanos de segunda, con desprecio, o sólo como servicio de las actividades que ellos rechazan.

Yo me quedo con el olor a humo, a tierra, a pib dorado, a sabor de arroyo, de fruta fresca, a provincia, a la convivencia que se da a partir de la nostalgia de las despedidas. A aroma de flores, a la chispas de las velas, a color, a amor por lo mío, por lo que me pertenece; en el respeto de que cada ofrenda es nuestra, única, digna de respeto.

En estas fechas nuestro país se ilumina con velas, el lago de Janitzio se incendia, los panteones se colman de música y llanto. No obstante, ya lo sabemos, para vivir hay que morir.

Y como bien dice la canción de Mercedes Sosa: “Sólo le pido a Dios que el dolor no me sea indiferente, que la reseca muerte no me encuentre vacía y sola sin haber hecho lo suficiente”.

ritualteatro@hotmail.com


No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León