domingo, 5 de septiembre de 2010

Santa Lucía


Por Hortencia Sánchez

Estas ahí, en medio de la oscuridad, cobijada por las estrellas. En ti surgieron poemas, canciones; los jóvenes te habitaron para danzar sobre ti, o se acurrucaron en tus bancas para compartir los besos tibios. Los viejos abuelos llegaban a compartir el danzón, el merengue, la cumbia y su sonrisa iluminaba el día; esperaban seis días, pensaban de qué manera se calzarían para lograr bailar pieza tras pieza, se citaban ahí contigo, querían compartirte su alegría, su ilusión, su gusto por dejarse llevar por el recuerdo, por la música. Ellos sabían de tu sombra, de tu olor, de tu sabor, por lo tanto buscaban tu arropo.




Pero una mañana llegaron y miraron obstáculos para entrar a tu cobijo, a tu sombra; unos letreros de plástico largo cubrían tus entrañas. No les agradó lo que habían escrito sobre tu cuerpo: “Peligro”. Se preguntaban: ¿Qué daño podría hacernos Santa Lucia?, ¿Ya no traeremos a los que nos vistan? ¿Cómo les mostraremos, con orgullo, de qué manera recibes las noches de jueves?

Creían que tú serías eterna, que eras fuerte, sólida, que para ti no era importante maquillarte. Se te tendría que atender con verdadero esmero, dar mantenimiento a tu cuerpo, que, con tantos años encima, necesita de verdaderos cuidados.

Algo sucedió que durante varios años se olvidaron de ti. Ahora intentan mantenerte a través de tu escenario, ese en el que grandes poetas y trovadores han dejado su alma. Más no es suficiente, porque quienes disfrutamos de ti conocemos la consistencia completa de tu cuerpo, tus rincones, tus pasillos donde alguna vez nos acariciaron hablándonos dulcemente al oído, apretando suavemente nuestro cuerpo. Este cuerpo que algún día será ceniza, - lo cual es natural, predecible, infalible- más no importa, he cumplido, dejé en esta ciudad dos hermosos frutos.

Tú me das envidia de la buena, naciste para quedarte, para mantenerte erguida. Seguramente muy pronto, llegarán a acariciarte, a colorear y apuntalar tu hermoso cuerpo; nuevamente serás hermosa, florecerás y continuarás dando la bienvenida a propios y extraños.

A pesar de tu deterioro te ves colmada, segura de que sabes guardar muy bien los secretos, como los de aquella mujer de la tercera edad que una tarde de domingo se acurrucó en tu sombra, muy triste porque su príncipe azul había decidido bailar con otra princesa. O el de la adolescente que una noche encendió un cigarro entre sus labios por primera vez, para entender cómo a veces la vida es un poco amarga; minutos antes su pareja le había dicho que ya no la amaba, que se olvidara de lo que habían construido juntos. O el de los muchos trovadores que dejaron en ti sus pensamientos. Tú sabías que ellos podían pensar en el amor amplio, absoluto, por lo que les era posible cantarle a la mujer, a una, a muchas, a todas.

Hoy te escribo porque jamás olvidaré que una noche de jueves llegué y mi mirada, mi corazón, mi esperanza, comprendieron que mi madre me había traído al paraíso, al lugar donde existía una mujer llamada Santa Lucia, que abría sus brazos para recibirme, entregándome las canciones, las danzas, la vida de este pueblo trasformado en poesía. Entendí entonces que mis hijos nacerían arrullados por la tranquilidad, por la tradición, por la esperanza de un mejor mañana.

Sé que cualquier día de estos llegaré y me acogerás como aquella noche…

¡Dulce esperanza llegue pronto a tu vida!

Estamos en plenos festejos, seguramente te obsequiarán el mejor de los regalos: Mantenerte en pie, orgullosa… hermosa… radiante… única… bella… Santa Lucia.





No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León