lunes, 13 de septiembre de 2010

Ciudad de solitarios


Por Jorge Cortés Ancona



Un protector metálico de un medidor de luz ostenta un recubrimiento acojinado. La ubicación es en un edificio de la calle 59, en el concurrido paradero de los autobuses que llevan a distintas zonas del noreste de la ciudad.

Hablar de este hecho no es una banalidad, sino al contrario, porque demuestra un sentido de responsabilidad de quien ocupa ese predio. El acojinamiento de los barrotes es una manera adecuada de proteger la integridad física de tantos peatones que caminan lenta o apresuradamente por esa escarpa. Entendemos que los propietarios quieran proteger su patrimonio, pero es necesario que tomen en cuenta el peligro al que exponen a tanta gente.




He visto a todo tipo de personas lamentarse por los fuertes golpes en la cabeza causados por involuntarios movimientos o empujones contra esas jaulas de hierro. Un caso muy penoso para muchos usuarios del transporte fue el de una joven que sangraba profusamente, bañada en lágrimas y aplicándose, uno tras otro, pedazos de papel sanitario, que muy pronto quedaban empapados de sangre. Ayudada por un despachador y pronto por un paramédico logró atenuar sus dolores y evitar una infección.

Peligrosas jaulas de hierro, a veces con el portacandados colocado hacia la calle. A nadie le importa la ausencia de seguridad que representan. Por ello la buena idea de quien los revistió de ese acojinado, que además aporta un toque alegre a la imagen de esa calle. Podría haber recubrimientos de diferentes colores y de diferentes diseños. Aunque tal vez no dejen de haber golpes contra esos protectores, sin duda serán mucho menos dolorosos y sin sangre.

La saturación de nuestras calles en unos pocos espacios ayuda a propiciar actitudes egoístas. Parece que estamos viviendo en ciudades donde no percibimos la presencia de los otros, ni la real de la proximidad física ni la potencial de nuestras ausencias. La actitud se nota más entre los jóvenes, como un aumento de las conductas egoístas de sus mayores.

Con demasiada frecuencia se puede constatar esta situación. Puede ser un grupo de estudiantes de nivel profesional amontonados a la puerta de su escuela, sin que les preocupe obstruir el paso a los transeúntes y obligarlos a bajar a la transitada calle, así sea un hombre mayor con una discapacidad física u otro que apenas alcanza a esquivar un camión de carga que circulando por el lado derecho le suelta un desesperado claxonazo. Pueden ser seis personas más las que se vean obligadas a bajarse al asfalto y los futuros profesionistas no se dignarán moverse sino hasta que su eminentísima voluntad se los permita.

Los compermisos caen en el laberinto de la sordera, como también pueden atestiguarlo quienes tienen que bajar escaleras con los escalones inferiores atestados de jóvenes que se resisten a moverse aunque sea un poco para permitir el paso, así se trate de sus propios maestros o de personas mayores. Profuso número el de las caídas que he visto y más aun el de las que me han contado.

El aprendizaje de nuestros días está centrado en la propia conservación a costa de quién sea y de lo que sea. Nuestra propia comodidad no compartible con nadie, hecha incluso procurando la difuminación del entorno humano. Vivimos en una niebla propicia para los empujones que nos aporreen contra los barrotes de un medidor de luz, colocado, por supuesto, sin ningún acojinamiento.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León