martes, 24 de agosto de 2010

Sol de Mérida

Por Jorge Cortés Ancona

Cabe preguntarse qué tan natural es el sol que padecemos en Mérida. La pregunta es por supuesto absurda si la consideramos en su literalidad, pero a lo que hacemos referencia es a la intensidad con que lastima la piel, el modo en que quema y se hace anímicamente insoportable, más allá de lo que debería ser.

La impresión que deja el hecho de andar en nuestras abrumadoras calles soleadas es la de estar sometido a la ráfaga permanente de un arma de alto poder. Y no creo que esto sea normal, es dudoso que haya sido así siempre el sol de esta tierra ni desde la antigua T’hó y ni siquiera tres décadas atrás. Llevo años caminando esta ciudad a todas horas y nunca me había preocupado caminar al mediodía como ahora.

Tal vez sea necesario pensar en otras formas de vestir. Aunque parezca ilógico, será necesario emplear manga larga para que los antebrazos no nos ardan tanto. Esta molestia la sienten los conductores de vehículos que andan mucho tiempo circulando o quienes van en viajes de más de hora y media por carretera, ya que por la exposición de un solo antebrazo desnudo terminan con un tono de piel notoriamente asimétrico. Y decir tono es eufemístico porque es un cambio de color radical. En Oaxaca, por ejemplo, venden en las calles mangas para choferes a fin de que el brazo izquierdo quede protegido de los rayos del sol.

Gente que se ha ido a vivir a otros lugares, como el Distrito Federal y estados cercanos, con independencia de su color natural de piel, ha tenido un evidente cambio en la intensidad de dicho color y ha dejado de padecer de ardor de piel, a pesar de moverse también por calles soleadas. Esto indica que aquí nos encontramos en una situación extrema, de temibles consecuencias a futuro.

Si queremos seguir viviendo en nuestra amada ciudad meridana, tenemos mucho por hacer contra este implacable calor y este dañino sol, aparte de quejarnos todo el tiempo. Pienso en acciones ecológicas que incluyan la reforestación, pero también en modos técnicos de abatir estos extremos, sin que ello signifique violentar la Naturaleza.

Sobre todo, pensar en una labor más activa en materia de psicología social, ya que en las calles son notorias las reacciones violentas por razón del clima. Gente que pierde la paciencia, que maneja agresivamente o que se adormece de manera súbita por el efecto calorífico, con los consiguientes riesgos para todos los que los circundan.

Tenemos que prever que esas reacciones no deriven en problemas mayores, como asuntos banales que salen de control. Un hecho de este tipo ocurrió en una de las más recientes tardes, cuando se suscitó un altercado entre el conductor de una camioneta tipo Suburban y el chofer de un atestado autobús de la ruta 1 de Francisco de Montejo. Por la combinación de prisas, calores extremos y estrechez de calles, en pleno cruce de las calles 62 x 59 se empezaron a insultar, para que luego el autobús tratara de empujar a fuerza la camioneta que se había detenido con miras a impedirle el paso. En ese concurrido sitio donde hay cafés, restaurantes, tiendas de artesanías y casas de cambio fue rápida la aglomeración de curiosos.

No sé si alguien más, aparte de mí, se habrá estremecido cuando el conductor de la camioneta bajó furioso, amenazando a gritos al canoso chofer del autobús y buscó algo en la parte posterior de su vehículo. Temí que fuera un arma de fuego, pero se trataba de un martillo con el que rompió los vidrios del lado derecho del chofer, quien para el caso se levantó asustado de su asiento.


El desahogo quedó aparentemente ahí, cuando ambos volvieron a sus asientos y se retiraron con sus respectivos arrancones quemallantas. Digo aparentemente, porque el autobús se vio obligado a darle la vuelta a la manzana para regresar por la 59 a su paradero; el chofer se veía demasiado nervioso e iba más aprisa de lo debido. Este hecho dejó el mal sabor de boca de cómo se puso en riesgo la integridad física de tanta gente, tanto de quienes estaban en el autobús como la de los demás conductores de vehículos, transeúntes y mirones. ¿Qué tanto peso habrá tenido el agresivo calor para esta conducta violenta?


No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León