viernes, 20 de agosto de 2010

La muerte viene


Por Hortencia Sánchez



En estos días de vacaciones me he dedicado a disfrutar de lo que me place. Por las mañanas leo detenidamente las noticias de este medio; no hay prisa, no tengo que cumplir, por ahora, con deberes. Parto hacia el Museo de Arte Popular de Yucatán, ubicado en el barrio de La Mejorada.

Muchas personas no asisten a los museos. Creo que si entraran y caminaran sus salas quedarían atrapadas. Cuando era niña sólo asistí al Castillo de Chapultepec; las galerías y museos se volvieron parte de mí ya entrada la adolescencia.




Cuesta trabajo quitarte el temor de entrar a un lugar en el que no es común estar y aún más, cuando tal parece que la cultura para el pueblo se afianza en las telenovelas, la música guapachosa y el teatro del chiste, de la banalidad; los otros espacios pareciera que no le corresponden, que no los necesitan. Sin embargo, es obvio que a cualquier persona le son útiles. ¿Para qué? Pues al menos para tener otras cosas de que hablar, que compartir, mirar lo que las manos de los artesanos, o los artistas crean, cuáles son sus preocupaciones, sus anhelos, cómo somos y cómo nos miramos como sociedad.

Invertir en estos recintos, en su creación, sus exposiciones y promoción, al igual que en cualquier manifestación artística de nivel, traerá mejores condiciones de vida a un niño, un joven, un adulto.

Quien ha transitado como consumidor, o ejecutante del arte, será muy difícil que maltrate a sus hijos, a su pareja, o que cause daño a la comunidad. En cambio el ciudadano que consume enajenación, chiste, desmadre, seguramente más de una vez ya habrá agredido al prójimo. Asistir a los espacios culturales muestra otra perspectiva de la vida y, por qué no, de la muerte.

Al ir manejando hacia el museo, vino a mí un poema que hace muchos años formaba parte de uno de mis textos de la obra “Sobre la muerte y otras despedidas”:

¿Qué se hace a la hora de morir? ¿Se vuelve la cara a la pared?
¿Se agarra por los hombros al que está cerca y oye?
¿Se echa uno a correr, como el que tiene
las ropas incendiadas, para alcanzar el fin?
¿Cuál es el rito de esta ceremonia?
¿Quién vela la agonía? ¿Quién estira la sábana?
¿Quién aparta el espejo sin empañar?
Porque a esta hora ya no hay madre ni deudos.
Ya no hay sollozo. Nada, más que un silencio atroz.
Todos son una faz atenta, incrédula de hombre de la otra orilla.Porque lo que sucede no es verdad.

Rosario Castellanos.


Así que cuando me encuentro en medio de la sala que alberga la exposición LA MUERTE ANIMADA EN LA CARTONERÍA POPULAR, me inquieto un poco de estar sola entre tantas figuras mirándome desde sus ojos vacíos, mostrándome sus huesos, sus oficios.




Si cerrara los ojos en este momento, sé que al abrirlos escucharé sus pregones, los cantos, las pláticas, las carcajadas, el encuentro de todos estos personajes en una magnifica fiesta a la muerte.

En esta sala se casó la muerte de blanco, con sus uñas grandes, con sus mejillas ruborizadas; está feliz de la mano del catrín, del bigotudo, caminarán juntos hacia la vida eterna, hasta que la muerte los separe. Corrijo, hasta que la vida los separe.

Mientras tanto los acompaña la música del cilindrero, el olor a sopes, el sabor de las paletas deshaciéndose en nuestras bocas, mientras los pajareros nos leen la suerte.

Antes de retirarme me acerco al director del museo, mi buen amigo Jorge Victoria, y le lanzo la pregunta:

¿Qué piensas de la muerte?
--La representación es muy bella.
--¿No le temes?
--No. Tendrá que llegar algún día. Espero que no sea pronto, sé que está, que existe; no sé si veré un túnel de luz, un algo que me lleva, lo mejor es no pensar en ella.

A lo mejor es como la Catrina, de José Guadalupe Posada, que utiliza como personaje antagónico en una de sus obras David Olguín, llamada Bajo Tierra, en la que al final Posada, el grabador mexicano, se vence a ella, deja de huir y le pide a gritos que lo lleve consigo, dándole un beso eterno.

“Producto de la unión de dos culturas el arte popular mexicano muestra a la muerte, sin el pánico occidental y desprovista de la gravedad prehispánica, en un mundo de formas y colores donde esqueletos y calaveras adquieren un carácter cotidiano en las vestiduras de personajes populares cargados de sátira y buen humor”.

La exposición LA MUERTE ANIMADA EN LA CARTONERIA POPULAR permanecerá en exhibición hasta el mes de noviembre.

ritualteatro@hotmail.com


No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León