martes, 15 de junio de 2010

Misterios



Por Conrado Roche Reyes


Existen varios personajes que jugaron importantes papeles a lo largo de la historia. De Platón, con toda asertividad, en realidad no sabemos casi nada.



De el hombre de quien se decía que a su paso no crecería el pasto y que estuvo a las puertas de Roma con sus salvajes hunos y que a punto de obtener la victoria final, extrañamente, se retiró, -hablo de Atila-, un misterio.

En eso de las retiradas de este modo, las que no comprendo, podemos citar a Hidalgo, quien a punto de tomar la capital y pese a los consejos del único militar con conocimientos de la guerra, -Allende-, se dio la media vuelta, con el pretexto de evitar una carnicería. El mismo Hidalgo, que ordenó matanzas en Guanajuato y Guadalajara, no se puede creer. O cuando al general Patton le ordenaron detenerse para que el ejército, soviético tomase Berlín en la 2ª Guerra Mundial. Y así varios.

Aquí, en esta Península, la imagen del máximo líder de la rebelión maya (Guerra de Castas) Cecilio Chi, es un personaje borroso, pese a su importancia en la conflagración. Sabemos en donde nació, que fue más o menos económicamente solvente, y algunas cuestiones más. ¿Cómo fue que se le ocurrió la idea de una Revolución de la envergadura que la que encabezó? ¿En donde se reunían los mayas a conspirar?

Y, ¿Cómo logró aglutinar su numeroso ejército siendo el maya vigilado en extremo? Ya iniciada la guerra, en ¿Dónde, y cómo planeaban y coordinaban sus triunfales ataques? Eran miles de sublevados. Y caían sobre el punto a atacar con precisión napoleónica. Por los cuatro puntos cardinales y a la hora exacta.

Todos los insurgentes aprendieron sobre la marcha; si tu lector, viajas por carretera en la región neurálgica de los combates y miras (ya bastante despejados).La maraña de selva, mangle, con sus peligros, sin caminos, piensa en los miles de mayas, a pie, recorriendo kilómetros en forma ordenada, descalzos o con Xanakeuel. Fue obra de titanes, un ejército en forma. Atacaban siempre tomando por sorpresa a las guarniciones. ¿Sería todo debido al genio de Cecilio, de quien no sabemos donde tenía su cuartel? ¿Qué hacía? Su vida cotidiana. Dicen los historiadores de la época –ninguno lo conoció- que era un hombre sanguinario. Pero…el solo no pudo haber asesinado a todos los asesinados –a los suyos les iba peor-, se apoderó de todo el Estado (cuando cayó Valladolid, en Mérida cundió el terror) y ¿Sabes como se portaron los meridanos de entonces con los miles de refugiados, esparcidos y harapientos en los corredores del Palacio de Gobierno? Con desprecio y perversidad: de Cecilio Chi –y todos los mayas- Justo Sierra emplea en sus epístolas a su mujer como “Raza Maldita” “Bárbaros y salvajes a los que hay que exterminar”. Ofreció, cual Santa Anna, la soberanía de Yucatán a los gringos. (Su estatua engalana el Paseo Montejo).

Ya a las puertas de Mérida, el ejército Maya le dice a Cecilio que “ya era época de sembrar”, y se fueron. Esto, tampoco me lo trago. Chi, tuvo una prosaica muerte. Lo mató su secretario, de quien solo sabemos, era amante de su esposa. Este, antes de caer macheteado, mató a docenas de sus atacantes. A ella –que lo defendió hasta lo último-, la destazaron. Hay una historia novela que presenta los hechos como el autor imagina. Pura ficción. Todos lo sabían –hasta que el agraviado los descubrió- y el otro se defendió dando el machetazo antes.

Bien poco ¿verdad? ¿Quién sabrá la verdadera historia de la vida de Cecilio Chi?

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León