lunes, 7 de junio de 2010

Apariencias... sólo apariencias

Por Hortencia Sánchez

No es posible vivir en las apariencias. El usurpador declara por el mundo que nuestro país es ideal para la inversión, que la violencia se está logrando detener, que la justicia se aplica, que los funcionarios cumplen con sus labores.

Intento traer a mi memoria si hace años, cuando yo era adolescente, las matanzas, la agresión, la sangre no formaban parte de mi historia y mis imágenes. Qué desconsuelo me provoca recordar que hace unos treinta años salí con toda mi familia del estado de México porque el futuro era trabajar en una de las muchas pulquerías a donde iban a parar las adolescentes, o ser violada para después amanecer tirada en alguna barranca.



Mi madre decidió protegernos de este destino por lo que nos llevó a provincia, a Chilpancingo de los Bravos, Guerrero, y ahí también miré la violencia. A uno de mis amigos de primaria le quitaron la vida en el cerro para robarle sus borregos, y muchos meses se comentó la manera en que se dio muerte a todos los soldados que llenaban un camión.

Por suerte cambiamos de estado y me trajeron a Mérida, la de Yucatán. Llegué una mañana soleada. Lo primero que disfruté fue la cochinita y el soldado de chocolate, su caliente sol. Conocí el mar en calma, con playas limpias de arena casi blanca, saboreé pescado, me sumergí en el mar. En una ciudad alejada de la violencia, pude andar las calles de madrugada, ya fuera a pie o en bicicleta, y olvidé que los hombres eran capaces de hacerse daño por conveniencias y poder.

Ahora regresa a mí lo que miré en otros estados. Aquí ya ha sucedido, han aparecido descabezados y en muchas familias la violencia forma parte de su historia. Varias mujeres han sido violentadas y han terminado asesinadas por sus maridos, quienes, se supondría, deberían protegerlas.

Los retenes se han vuelto parte de nuestro paisaje. Ahí, atentos para detener a los sospechosos; sin duda algunos que no la deban ni la teman podrán ser revisados por su aspecto. ¿Qué es lo que los convierte en sospechosos? ¿Los cristales oscuros de los vehículos? No entiendo porqué si algo está prohibido se continúa transitando de esta manera.

Asistí a un curso sobre los derechos humanos y da coraje, rabia, desesperanza, darnos cuenta de cuántas veces los derechos de tantos ciudadanos son violentados. Se hacía hincapié en que el respeto inicia la persona, la familia, la comunidad, para lograr este respeto.

Nos mostraron un material en el que los niños hablaban de sus derechos. Qué alegría mirarlos y escucharlos, convencidos de la importancia que tiene conocerlos, pero sobre todo exigirlos y hacerlos respetar.

También miré una película “TE REGALO MIS OJOS”, en la cual nos presentan a una mujer que es violentada por su pareja, de qué manera tolera la agresión del marido para mantener la familia unida. Encuentra la forma de realizarse a través del arte, trabajando en un museo dando visitas guiadas. No obstante, la agresión continúa, por lo que encuentra fuerzas para dejar a su marido e iniciar su camino sola. En muchas partes de esa película el enojo me invadió, pero también las ganas de ser solidaria con las de mi género, y con cada ser humano que necesita que sus derechos sean valorados, conocidos, pero sobre todo respetados.

Todos somos humanos, todos merecemos respeto. Respetemos y hagámonos respetar.

¡Seamos derechos, humanos!

ritualteatro@hotmail.com

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León