viernes, 19 de marzo de 2010

Penas

Por Conrado Roche Reyes

Toda aquella tertulia era muy yucatanista. Yo era prohijado por el aglutinador del grupo, Raúl Maldonado. Algo bueno vio en mí. La verdad es que desaparecidos los intelectuales de la peña del Café Sevilla, se fijó en mí como esperanza. ERA UN PRINCIPIANTE ESTE SERVIDOR. Quizá es que yo les agradaba como escritor y como persona, mi forma de ser.

De cómo me cuidaban y trataban, alentaban, se preocupaban por mí puede dar idea Joaquín Bestard. Fuera de esta reunión fui conociendo a mucha gente interesante, que ha pasado a la historia de la literatura nacional y de las artes, por ejemplo al escultor Reynaldo Bolio, que entonces no estaba tan cotizado, la gente del mundillo casi no lo tomaba en cuenta. Llegaba a veces a alguna reunión con unos cuadros bajo el brazo, para venderlos, para poder comer o beber. Mucha gente le compró muy baratos aquellos trazos, que hoy se encuentran en casas de gente adinerada pero con sensibilidad artística.

A mí me gustaban sus cuadros. Terribles, de putillas algunos hechos en 5 minutos a lápiz.

Conocí también a Gabriel Ramírez, pintor. Fui a su casa de la mano de sus amigos Manuel Calero o Eduardo Ortegón, a tomar los tragos. Posee una biblioteca impresionante. Y escuchábamos música clásica.

Cierta ocasión puso un disco de Tchaikowski y después uno de Schumann, preguntándome cuál de los dos me gustaba más. Antes de responder, él respondió por mí diciendo que aunque me conocía poco, estaba seguro prefería a Schumann, ya que el otro es más espectacular pero Schumann es más músico. Pareciera que me leyó la mente.

Aparte de los de la tertulia, ya empezaba a haber por otros lados conradistas y anticonradistas. Los primeros, pocos ,comenzaban a admirarme porque veían en mí que yo les daba algo que estaban buscando y no lo encontraban, que es el arte de escribir sin ropaje, y yo estaba agradecido con Dios por haber nacido con ese don.

Si la gente anda buscando una cosa y saben que tú se la das de cuando en cuando, te saben esperar. Porque escribir, como todas las artes, es así, sale de cuando en cuando. Y afortunadamente es así, porque eso a diario no se puede dar. No sería arte.

Yo esto lo entiendo, porque lo que aquellos amigos de entonces sentían conmigo, y han sabido esperarme, era lo mismo que yo sentía por Mazapán. Yo era un admirador del Maza en silencio, como hay partidarios míos buenos, los de la cofradía del silencio, los calladitos, los que no aúllan, los templaditos, porque cuanto más grita una persona menos sabe de nada.

Yo al Mazapán y a Mike no les daba lata, no los atosigaba, ni estaba todo el día encima de ellos, pero los comprendía y sabía esperar cuando tenían problemas.

Los tiempos cambian, y con ellos, nuevos y jóvenes escritores. Si éstos caen bien, se les hace una gran publicidad, marketing que diríamos ahora.

A mí nunca me ha interesado aquello que cuando comencé me hicieron. Les ha hecho muy bien esa propaganda y ese incienso, y ellos son en su mayoría personas con mucho mérito. Se llevan mucho tiempo en el análisis y corrección de sus textos, hacen sus escritos, pero en una línea completamente contraria a la que yo empleo. Somos la noche y el día.

Ellos hacen lo suyo y yo lo mío. Con esta camada nace un receptor nuevo, que, como suele pasar en estos casos, desaparecerá cuando ellos lo hagan.

Las presentaciones de libros se llenan de un público que nunca había sido lector, sino nada más a escucharlos y ver aquellas palabras tan nuevas, tan contemporáneas, tan de chavos, tan técnicas.

Reconozco que para quienes hacemos otras cosas, el ambiente es muy hostil. Con estudios e información... Pero cada quien es como es.

¿Para qué contar las penas y pesimismo Emo? Las penas no son para pregonarlas. Las penas son para uno, y para sacarlas uno escribiendo con ironía. Ahí es donde hay que contar las penas.

Al lector es al que hay que contarle las penas, no al público que va a esos actos a divertirse y no quiere saber nada de penas.

Las penas, para uno.

Siempre es mejor decir que estoy contento a que estoy triste.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León