jueves, 11 de marzo de 2010

Mi primera vez

Por Conrado Roche Reyes

Desde el primer instante que un servidor escuchó rock and roll quedé atrapado para siempre por esa nueva y extraña música. Al popularizarse masivamente, a través de los conjuntos locales, se me metió en la cabeza el formar uno. Cantaba y me acompañaba con las baquetas de mi tambor, ya que tocaba en la banda de guerra en la escuela con bastante buen ritmo —la guitarra la aprendí a tocar tiempo después solo, sin maestro—, decidí que sería el baterista del futuro grupo de rock. Era un niño casi, o sin el casi, iba a los bailes con la única intención de escuchar. Me paraba cerca de los músicos y miraba extasiado su actuación. Me fijaba, más que nada, en el baterista.




Dentro de la numerosa cantidad de conjuntos que se formaron en Mérida y en algunas comunidades grandes, había uno infantil, Los Babys, de los hermanos Avila oriundos de Panabá, que tocaban muy bien y eran más o menos de mi misma edad, lo que reforzó aquella idea de pertenecer a alguno.

En todo festival que se efectuaba en la Escuela Modelo, donde estudiaba, no podía fallar en el programa además de la palabras alusivas, el infalible declamador y el numero fuerte era “Música y trova yucateca a cargo del alumno José Ruz”. Este, tocaba muy bien la guitarra. Lo que yo no sabía es que era también un apasionado del rock, y lo ejecutaba.

Con Ruz y otros amigos, vecinos que vivían al lado de mi casa, hermanos y modelistas conformamos nuestro primitivo conjunto obviamente tocando él la guitarra, una de madera, de las llamadas españolas. El cantante, Fernando, lo hacía a pulmón. Su hermano Armando fabricó su bajo, el latimonocordio que como antes, en otra colaboración dije, consistía en una tina de metal con un cordel atado a ella y a un palo colocando un pie en dicha tina —servía para lavar ropa con polejía y agua hirviendo con leña—, y yonibeismuler hice mi batería con una lata de galletas, el platillo, la tapa de la misma clavada en el destupidor del excusado sirviendo como base la parte de hule de este artefacto de higiene casera (modesta,”Mot” la nana, preguntaba en su peculiar manera de hablar que dónde estaba el palo con su hule, metes excusado y chupas el tah), las baquetas fueron unas agujas de tejer de mi mamá. Ensayábamos en el patio de mi casa, que entonces me parecía una ENORME JUNGLA. Recuerdo que después de escuchar cientos de veces el disco, la primera que sacamos más o menos bien fue “Siluetas”, de Los Rebeldes del Rock, obviamente “La Plaga” de Los Teen Tops, “Tus Ojos” de Los Locos del Ritmo”, etc. Llegamos a tener un buen repertorio.

Tocamos en varias fiesteritas familiares, en las que me di cuenta que las niñas nos miraban de manera diferente y al terminar nuestras actuaciones, que a los adultos parecía divertir mucho, ellas nos rodeaban y hasta nos pedían autógrafos coqueteando con los “músicos”. Muy profesional firmaba: “Para fulanita, Conrado, baterista”.

Aún no teníamos nombre, cual debe de ser en todo conjunto que se precie. Fue mi hermana, gran fanática del rock, quien nos bautizo como “Los Firer Boys”. Nombre de lo mas pretencioso para lo que en realidad éramos. Pero nos encantaba que las chicas nos admirasen.

Aquello no duró creo ni un año, mas los recuerdo de esa aventura los tengo como de los más preciados. Remembranzas bellas e inocentes, ahí están en un especial lugar de mi cerebro. La cuestión es que como comenzó terminó, sin gran alharaca. Nuestro guitarrista es hoy el respetado padre Ruz, en alguna parroquia católica; Fernando Baqueiro, alto ejecutivo en un banco de los Estados Unidos. Su hermano Armando es el Contralor del Estado, y yo, pues soy el saraguato que escribe esto.

1 comentario:

Venezuela Libre dijo...

ME GUSTARÍA SABER QUIEN DIBUJÓ LA CARICATURA DEL BATERISTA QUE ESTÁ GENIAL, SI ES DE SU AUTORÍA ME PODRÍA AUTORIZAR PARA USARLA COMO LOGO DE MI BANDA DE ROCK AND ROLL?.

MIL GRACIAS Y ESPERO PRONTA RESPUESTA.

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León