sábado, 21 de noviembre de 2009

La racionalidad en Poe


Por Jorge Cortés Ancona

Hay un estereotipo hacia el escritor por el cual se le concibe como un ser sometido al arrebato de la pasión y que escribe doblegado a los dictados de su sensibilidad y de sus emociones. Esto conlleva naturalmente a considerar la literatura como un espacio alejado de toda racionalidad, de toda voluntad de orden.

Un paradigma de esta actitud encarnaría en el escritor norteamericano Edgar Allan Poe, en tanto que fue un hombre atormentado por problemas personales desde su infancia y consumido por el alcohol. Un hombre que representaría el poder creativo de un escritor bajo los efectos de algún estimulante tóxico. Para justificar toda acción de crear libremente, lejos de la racionalidad, aparece el bostoniano como una imagen inmediata de ejemplaridad. Con esta actitud se santifica a Poe, más o menos del mismo modo en que se ha hecho con Van Gogh, como un ser lleno de sufrimiento, victimizado, que pudo hacer su obra a pesar de los pesares mentales. Sin embargo, la obra de éste abunda en apelaciones a la lógica, en la atención a saberes que siempre han nutrido la literatura aunque las obtusas visiones artepuristas no las quieran ver. Esos saberes que son las matemáticas, la química, la astronomía y tantas más.

De muchas maneras aparece esto en sus cuentos, donde una lógica impone sus rigores para crear un todo congruente hasta el desenlace. También en su concepción poética, en la que hace evidente un proceso de creación textual, donde cada paso está motivado por una razón indispensable para la concreción homogénea del texto y la producción eficiente de un efecto lírico. En su Filosofía de la composición, donde aborda en específico el proceso de gestación y elaboración del poema El cuervo, señala que “ningún detalle de su composición puede asignarse a un azar o una intuición, sino que la obra se desenvolvió paso a paso hasta quedar completa, con la precisión y el rigor lógico de un problema matemático”.

Queda al aire si se trata de una provocación a los críticos luego de haber concluido el texto, bajo la consigna del “crea y luego explica” y la ventaja que significa analizar en pasado su propio poema, pues la manifestación consciente de lo que éste implica es completamente válida, racional, coherente, en el análisis de las partes y del todo. Cuestión de proporciones medibles, de ritmos que como tales implican regularidades numéricas, sintácticas y sonoras. Regularidad planificada bajo un impulso donde por supuesto cumplen su papel de sustancia plena la emoción y la sensación.

La obra de Poe abunda en apelaciones al orden, a la lógica de los entramados y las acciones, al acto de pensar. “Resulta evidente que el mero acto de redactar tiende en gran medida a la racionalización del pensamiento. Toda vez que me siento insatisfecho de lo vago de alguna concepción mental, apelo inmediatamente a la pluma, para que me ayude a lograr la forma, importancia y precisión necesarias”, dice en una de las notas que conforman su Marginalia. El acto de la escritura como una ordenación mental, una práctica que libera el pensamiento para permitirle componer y construir. La concepción mental que se vuelve un todo al materializarse en la escritura.

“No creo que ningún pensamiento, que merezca este nombre, se halle fuera del alcance del lenguaje”. Pero también lamenta que haya esas fantasías vaporosas nacidas en el sueño y tan difíciles de aprehender en la vigilia. Aunque Poe expresó su dificultad para corporizar dichas imágenes, lo que conocemos de su obra lo contradice: quizá muchas de las visiones se desvanecieron, pero aún reverbera una fantasía encauzada a través del poder de las palabras y de la racionalidad de la escritura.

Por esto!, viernes 20 de noviembre de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León