domingo, 8 de noviembre de 2009

“La Ironía Política en Yucatán” de Hiram A. Fernández Victoria

Por Jorge Luis Canché Escamilla

Debo en principio manifestar un sincero agradecimiento a Hiram A. Fernández Victoria por la amable invitación para participar como comentarista en la presentación de su libro: “La Ironía Política en Yucatán” editado por la Compañía Editorial de la Península (CEPSA) y compartir desde luego la misma actividad, con la Dra. Genny Negroe Sierra distinguida investigadora de la Universidad Autónoma de Yucatán y Directora de la Facultad de Ciencias Antropológicas de la UADY y desde luego de nuestro insigne amigo Roger Peniche Aznar.

Dentro del corte del humor, Hiram ha ido tejiendo cada uno de sus versos satíricos semana tras semana publicados en el Diario por Esto! bajo los seudónimos de Tales de Mercado y Leominio Arrigunaga Uicab. Ahora ven de nuevo luz pública en una selecta compilación en la que se dejan ver los diversos acontecimientos de la política y de sus personajes que se dieron durante el año 2006 bajo la mirada de la ironía y de una sátira sutil, según nos hace saber en la introducción el mismo autor.

El humor es una característica del ser humano, pero a todo esto ¿que es el humor? Pili Monje, en su investigación orientada al humor del trabajo literario de Gloria Fuertes nos dice que: “Con la palabra humor nos referimos, de una manera general, y en un sentido ampliamente admitido, a todo aquello que hace reír”.

María Moliner, en su Diccionario de uso del español, lo define, en su acepción número 4, de la siguiente manera: “(con referencia a las personas y a lo que dicen, escriben, dibujan, etc.): Cualidad consistente en descubrir o mostrar lo que hay de cómico o ridículo en las cosas o en las personas, con o sin malevolencia.

Humor, palabra de origen culto, se originó pues, como consecuencia de los humores corporales. La palabra fue adoptada por razones etimológicas de diferente etiología, y, posteriormente, los adjetivos y sustantivos derivados de la misma doctrina humoral fueron adaptados a la literatura que se originó a consecuencia de dicha patología médica, pero sin que, desde hace siglos tuviera que ver ya nada con ella.
Tanto para la Real Academia Española (RAE), como para María Moliner y para los demás diccionarios de lengua española, la palabra específica para expresar el concepto de “manera graciosa o irónica de enjuiciar las cosas”, o “la aptitud para ver o mostrar las cosas por su lado gracioso o ridículo”, no es humor, palabra -como hemos visto- plurisignificativa, sino su derivada: humorismo.

La RAE define humorismo como “manera de enjuiciar, afrontar y comentar las situaciones con cierto distanciamiento ingenioso, burlón y, aunque sea en apariencia, ligero. Linda a veces con la comicidad, la mordacidad y la ironía, sin que se confunda con ellas, y puede manifestarse en la conversación, en la literatura y en todas las formas de comunicación y de expresión.”

Vemos en esta definición la confrontación del concepto de humorismo con otros con los que tiene rasgos comunes, pero de los que se distingue, como comicidad o ironía. De hecho, son aún más las palabras que pertenecen a este campo semántico, en el que entran todas las formas de lo risible. La “terminología del humor” -tomada esta palabra como matriz y en su sentido amplio y vulgarmente aceptado-, es extensa, y la definición de los conceptos básicos difícil. Conceptos tan dispares como comicidad, humorismo, burla, ironía, caricatura, broma, sátira, se interrelacionan y son considerados a veces como sinónimos.

Las aproximaciones teóricas que se han hecho para intentar clarificar el fenómeno del humor son muchas, desde perspectivas y enfoques distintos, con resultados distintos. Parece como si Jardiel Poncela tuviera razón al decir que el humor es indefinible. Para él, como se ha repetido muchas veces, definir el humor es como “pretender atravesar una mariposa con un poste de telégrafos”.
Bien, siendo entonces el humor inherente al ser humano, es claro que pueda expresar con gran naturalidad su humorismo en las diferentes culturas existentes en el tiempo y espacio que ha dado la humanidad. Por eso no es nada raro que desde tiempos remotos a este espacio geográfico peninsular se le considere lleno de humorismo festivo y de gran sorna para encarar los diversos eventos socioeconómicos y políticos que se le han presentado desde su existencia.
Testimonio de ello puede ser encontrado con sumo detalle en la Historia de la Literatura en Yucatán de José Esquivel Pren, obra monumental de 18 tomos editado por la entonces Universidad de Yucatán hoy Universidad Autónoma de Yucatán en 1981. En está obra, el humorismo yucateco es abordado en diferentes momentos y en diferentes tomos propios del siglo XIX y XX, siendo citados en ellos los personajes que hicieron con su obra la fama del cual hoy nos merecemos y que debemos preservar. Les comento que cuando leí del humorismo en Yucatán, hace un tiempo ya, comprendí y entendí nuestra forma de ser.

La relación y trato con la gente que llega al terruño y que expresa sus impresiones favorables hacia nuestra gente, corrobora sin duda esa expresión que hiciera Don Marco A. Almazán a fines de los sesentas –al comentar sus impresiones al hacer su arribo a Yucatán- y que comentara con entusiasmo el Lic. José Esquivel Pren en su obra ya citada, en la cual expresa lo siguiente: “Y es que en Yucatán todo el mundo es humorista; unos en mayor grado que otros, desde luego; unos a sabiendas y otros sin saberlo. Puedo afirmar que el sentido del humor flota en el ambiente……Como lo he dicho en varias ocasiones ahora me honra repetirlo, estoy seguro de que los yucatecos son humoristas y disfrutan y gozan del humorismo, porqué son gente buena y noble, limpia de cuerpo y de espíritu. Los malvados nunca ríen ni hacen reír: se lo impide su podredumbre. El alma del yucateco es diáfana. Por eso destila bonhomía, euforia, contento, jocosidad, alegría”.

¡Ojala! sigamos dignificando está hermosa apreciación que se tiene de nosotros, aún hoy día.

Lo anterior da lugar a significar el presente trabajo que hoy nos presenta Hiram Fernández quién haciendo acopio de su paciencia, observación, seguimiento de los acontecimientos diarios de la vida política del país y en particular de la entidad nuestra, señala como presto sereno, la actuación que van teniendo los protagonistas de la política nacional y local a través de un humorismo que le es propio como yucateco. Es con el verso satírico, epígrafes y el auxilio de octosílabos, conque expresa sus críticas agudas que causan hilaridad, atención y desde luego reflexión. La burla, el choteo, la ironía cuando se realiza con los fines que caracteriza a los versos satíricos, genera atención, irritaciones y seguramente algunos enojos. Más si estos, se hacen con sutileza y abordan los temas con jocosidad festiva dentro de la realidad existente, tal como lo percibe la sociedad; entonces, estará cumpliendo el fin que persigue el autor de ser catalizador de los aconteceres sociales y de recibir, desde luego, atención alguna por parte de sus lectores. Es importante que esto sea así, que sea percibido como una crítica social desde una óptica de acontecimientos que la sociedad percibe y que no siempre tiene oportunidad de reflexionar por los avatares diarios de su existencia. Pero, ¡qué si los tiene pendiente!, por eso es oportuna una obra como la que hoy se presenta.

Felicitamos el humorismo de Hiram A. Fernández Victoria en está su ópera prima que hoy nos trae con gran entusiasmo, deseamos que continúe con esa tarea que ha asumido dentro del quehacer de la sátira social y esperamos pronto nuevas entregas.
Texto leído en la presentación del libro de Hiram Fernández Victoria el 26 de octubre de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León