sábado, 19 de septiembre de 2009

Me intriga algo muy simple

Desde que los yucatecos tenemos uso de razón escuchamos dos muy marcadas diferencias al hablar.

Por Conrado Roche Reyes

Desde que los yucatecos tenemos uso de razón escuchamos dos muy marcadas diferencias al hablar.

Una, la normal y lógica peninsular, ya que, a excepción de la ciudad de Campeche, en el resto de las comunidades hablan como yucatecos, quizá Ciudad del Carmen tiene ese dejo de la gente de puerto, ya que Calkiní, Hecelchakán, Bécal, etc., en el estado de Campeche, no se distingue su habla de cualquier población yucateca.

Lo mismo podríamos decir de Carrillo Puerto, Dziuché y José María Morelos, en Quintana Roo. Cancún es otra onda, ya que es una ciudad sin raíces profundas, de gente desarraigada. Sin embargo, el aporreadito yucateco es lo que predomina dado el gran número de trabajadores y personas paisanas, esto es, peninsulares.

A lo que me refería en cuanto a los dos tipos de habla tenemos el urbano con toda su complejidad y marcado acento, modismos y distintos nombres para algunas cosas u animales que en el resto del país.

El otro tipo de castia, es el que emplean los mayas así éstos lleven años en las ciudades grandes, y en los llamados pueblos.




Por principio de cuentas, ellos no utilizan el reverencial Usted. No existe en su lengua. Así se refieran al gobernador o al más encumbrado hombre le hablarán de tú sin ninguna intención irrespetuosa.

Recuerdo cuando el papa Juan Pablo II tuvo aquella multitudinaria reunión con las etnias indígenas en Izamal para pedir perdón por los excesos de los religiosos durante la conquista y colonia, el personaje que respondió al Santo Padre fue un indígena maya puro, y jamás se refirió al papa como usted sino siempre le dijo Tú. Los huaches estaban con el Jesús en la boca.

Otra cuestión es la más evidente: eliminar la elle (LL) en palabras con terminaciones illo, illa, y ponerla en las terminaciones ía, ío. Pongo ejemplos para que nos vayamos entendiendo. “Tortilla”, es “Tortía”con acento en la I. “Amarillo”, “Amarío” de la misma forma. Por el contrario, “Tía”, será “Tilla”; y “Sandía”, “Sandilla”.

Y es imposible cambiarles esta manera que no sé de dónde y porqué será así. Ahí están los mayistas para explicarlo.

En varias ocasiones he intentado que lo digan correctamente en vano. Por una nana de mis nietas, quienes de tanto estar con ella —la adoran—, ya pronunciaban “Cuchío”. Entonces me senté y con paciencia de Job intenté que ella, la nana, pronunciase “cuchillo”. CU-CHI-LLLLO” le recalcaba. Y ella respondía una y otra vez: “Aista —con acento en la primera A— CU-CHI-O”. Terminé por matar mi pavo. También, en un grupito, uno de los cantantes pronunciaba en un pasaje de la canción que decía “Tu alma sencilla”, por más ruegos e intentos que le hicimos continuó cantando “Tu alma sencía”.

En las palabras agudas terminadas en R, ésta no es pronunciada, por la misma milenaria, bueno, centenaria razón. “En la esquina me voa bajá”. “Yo vengo a trabajá”, “Tengo ganas de cagá”.

He preguntado a maestros sobresalientes en el tema acerca de si existe en lengua maya la palabra “sí”, fatal, como hay en todos los idiomas. La respuesta ha sido más o menos similar. Te pueden decir “Maalo”, pero esto no significa sí. Es algo así como, “no está mal”, “Tú lo dices”.

Podría ser que de tanta joda a través de quinientos años, dejaron de decir sí, que probablemente existió, ya que a cada sí, seguía una chinga. Esta situación los hizo tan desconfiados que jamás volvieron a pronunciar el sí fatal y afirmativo.

Esto y muchísimo más hace que los citadinos nos burlemos de los de pueblo. Como muy bien describe Manuel Calero cuando habla de su llegada a Mérida y en la Modelo le hacían repetir, para burlarse de él, que le pidiese una china al chinero. El, con la mayor inocencia del mundo le decía al ventero ante las carcajadas de los meridanos: “Oye chinero, jam pélame una china”.

Por esto!, jueves 17 de septiembe de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León