martes, 29 de septiembre de 2009

Contra el monumento a los Montejo


Por Jorge Cortés Ancona


Las autoridades municipales de Mérida tienen la intención de levantar un monumento a dos de los tres Franciscos de Montejo (el Adelantado y el Mozo), en el inicio del Paseo que lleva el nombre de dichos conquistadores españoles. El proyecto de dicho monumento corresponde al escultor Reynaldo Bolio “Pacheli” y el asesor histórico es Juan Francisco Peón Ancona, cronista de esta ciudad de Mérida.

No es la primera vez que se presenta un proyecto semejante. Hace unos diez años, cuando Xavier Abreu Sierra era alcalde, el también escultor Gabriel Santos Padrón había realizado cuando menos un par de proyectos relativos al tema de los Montejo, sin embargo por una prudente decisión político-administrativa que consideramos correcta no se llevaron a cabo, a pesar de sus valores estéticos. Los diseños en papel y una maqueta de esos proyectos fueron expuestos tiempo después en el local original de la Galería Aro, allá en la calle 62.

En Mérida hay un culto excesivo a Francisco de Montejo, que es como la Trinidad, uno y tres a la vez. El Paseo más famoso, un trío, tres hoteles, una marca de cerveza, varias escuelas, bares y asociaciones y, para colmo, el fraccionamiento más grande de Mérida (qué gol nos metieron ahí). En Mérida parece que se adora a los Montejo, mientras que en el centro del país nada lleva el nombre de Hernán Cortés (salvo los edificios relacionados directamente con su vida), ni en Jalisco o Guanajuato existe algo que lleve el nombre del salvaje conquistador Nuño de Guzmán, ni en general creo que, en el resto del país, se rinda culto a ningún otro militar español del siglo XVI. Nada justifica que se les rinda algún tipo de tributo.

A principios de esta década se presentó una novela titulada “Invasores del paraíso”, del escritor guanajuatense Herminio Martínez, la cual trataba acerca de la conquista realizada por los tres Montejo. Esa presentación corrió a cargo del Ayuntamiento de Mérida, de ese entonces, y quienes la organizaron seguramente no se habían tomado el trabajo de leer la novela, ya que la imagen de dichos militares no era nada favorable para fines de su exaltación.

Se les presenta en esa obra como lo que realmente fueron: tipos pendencieros, jugadores, mujeriegos, sin idea de patria ni religión. Bravos guerreros, ávidos de riqueza, sin mayores intereses que su egoísmo. En la novela se llegaba a mencionar que el Adelantado no quería que entre sus tropas españolas hubiera faldas de ningún tipo: ni femeninas ni de frailes o sacerdotes. Su vida transcurría en pelear, jugar dados o naipes y gozar de las mujeres mayas. Eran valientes, sí, pero sin pasta de auténticos héroes.

Su mérito es haber conquistado –una conquista incompleta hasta hoy— esta Península y haber fundado ciudades como Campeche, Mérida (por el Mozo) y Valladolid (por el Sobrino). Por lo demás ahí se yergue, frente a la Plaza Grande, la agresiva portada plateresca de la casa más antigua de esta ciudad, propiedad del Adelantado y ya, muy transformada y fraccionada, respecto a su construcción original.

¿Para qué queremos más de los Montejo? ¿Qué significado tiene en estos tiempos, cuando la cultura maya yucateca tiene un despliegue mayor del que le había sido posible demostrar en siglos anteriores? Hoy, cuando admiramos una boyante literatura en lengua maya; cuando conocemos más acerca del esplendor milenario y vivo de esta civilización; cuando nos sorprendemos de su firme persistencia y sus asimilaciones culturales en los siglos de represión; cuando vemos una pujante fuerza para ocupar espacios sociales, políticos e intelectuales.

Es pobre y bastante denigrante el modo como se manifiesta la memoria histórica meridana acerca de Nachi Cocom, de Jacinto Canek, de los héroes de la Guerra de Castas, de los héroes mayas, obreros y campesinos de la época revolucionaria. De los no siempre tan visibles luchadores sociales de tiempos más recientes.

Por eso, un monumento a los Montejo en estos tiempos es un insulto al pueblo y a nuestra Historia, una acción política agresiva y contraproducente en los tiempos que corren. Más vale erigir un monumento a Nachi Cocom o a la antigua Th’o. O bien, presentar imágenes de Salvador Alvarado en lugares más visibles y concurridos. Pero no rememorar a dos pendencieros que no buscaban más que su fortuna personal y que fueron partícipes de un genocidio que sólo, en el territorio que ocupa el México actual, causó la muerte de millones de personas.

Tengo conciencia de mi mestizaje y me interesa mi herencia cultural española: la estudio en lo posible, la disfruto en lo que me parece relevante, me enorgullece en lo que me parece digno. Pero no veo nada de dignidad en los Montejo. Por favor, no te prestes a ese proyecto, Pacheli, no desmerezcas del brillante trabajo que has venido realizando como escultor y como transmisor de nuestra Historia y nuestra Cultura.


Por esto!, lunes 28 de septiembre de 2009

4 comentarios:

P3epe dijo...

Varios puntos: Que otras zonas del país no rindan "culto" (homenaje, reconocimiento, etc) a sus conquistadores, no significa que tengamos que ser imitones y seguir dicha pauta.

Curioso el nombre de la novela, "Invasores del paraíso", sólo el título deja clara la visión maniquea que el libro promueve. El Yucatán maya era un edén que fue destruído por los perversos conquistadores, oh no!

"es un insulto al pueblo y a nuestra Historia" yo no me siento insultado, y el hecho de que a más de una semana de su inauguración no haya sido vandalizado, demuestra que nadie más.

"Más vale erigir un monumento a Nachi Cocom o a la antigua Th’o." ¿Por qué? Nachi perdió, y Th'o fue destruída.

luixzz dijo...

Ándale Manuel Menéndez, eso. Soberbio:

1. No seamos imitones, no sigamos las pautas culturales de los pueblos todos que hoy respetan y valoran, como nunca antes, el legado de los pueblos originarios.

En Mérida, vayamos en sentido contrario, restauremos las Haciendas; luego, recuperemos la esclavitud, las tiendas de raya. "El estilo de vida que creíamos perdido". El cielo es el límite.

2. Hay que decirle también a Dante que cambie la visión maniquea de "La Divina Comedia", a Lidia Cacho sus "Ángeles en el Paraíso", y ¿Por qué no?, a Gloria Trevi, su "Gloria por el Infierno". Nada de maniqueismos ni figuras literarias en la literatura.

Si Diego de Landa quemó todos los códices de los mayas que encontró, ¿Por qué rayos se sigue escribiendo acerca de esa cultura?

3. Eso, Manuel, tu y(para que no te sientas solo) tus 18 seguidores Sí son el pueblo.

Algo no entiendo... si discutes y expresas todo el tiempo tus sofismas con un numeroso grupo de personas, ¿Por qué afirmas que NADIE MÁS está en contra?.
¿Porque no se ha vandalizado la estatua?
Ahhh, el descontento se expresa vandalizando monumentos. Eso piensas ¿No?...

No, no, espera. Ya sé.

Nadie más se siente insultado porque YA CONVENCISTE A TODOS CON TUS PROFUNDOS Y ARGUMENTADOS RAZONAMIENTOS.

4. Por supuesto...las estatuas de ese tipo, sólo pueden ser para los vencedores.


Ps. Te contesto sólo en este espacio y otros similares. El grupo de Facebook se hizo para quienes están en contra de la estatua. Es una falta de respeto lo que estás haciendo en ese espacio. Te repito, expresa tu respetable, (aunque chocante y anacrónico) punto de vista en el grupo que creaste para los que opinan como tú. ¡Vamos! Tienes al Director de Megamedia entre tus miembros. Alábense, salúdense, organízense para pulir sus argumentos a favor (en tu caso, para tenerlos) No sigas tratando de "darte a conocer" en grupos numerosos con tozudeces como ésta y la que hacias en el grupo de los estudiantes. Recuerda que el que mucho habla, mucho yerra.

Luis Peniche

P3epe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
P3epe dijo...

1. O sea que es valorar a los pueblos originarios (mejor dicho, predecesores) o ser despreciables esclavistas?

2. Una cosa es la literatura, otra la realidad. Diego de Landa en gran medida ayudó a preservar la cultura maya.

3. A nadie le importa lo suficiente. Si acaso, irán una o dos veces al muro para decir "Pinches gachupines" pero los únicos interesados son quienes protestan por todo (no digo que sea algo malo) y uno que otro antropólogo, que no llegan a representar a toda la sociedad Meridana.

4. Pues ¿qué hizo el perdedor, en este caso, para merecer una?

5. No se trata de "darme a conocer", no estoy promoviendo mi programa en Radio Universidad ni mi AC que acaba de perder fondos. Tengo una opinión y cuando puedo la defiendo porque creo que es lo correcto, y más en este caso que hay un pequeño polvorín (la convocatoria de Lugo) que podría desestabilizar la ciudad y llevar a represión sin lograr nada de provecho... más que algo de prensa.

6. El grupo de los estudiantes murió de causas naturales. Los "voceros" quedaron mal cuando todos los estudiantes recibieron su credencial.

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León