lunes, 17 de agosto de 2009

Paréntesis para los amigos


Por Manuel J. Tejada Loría


No sé cómo se llama pero verla me alegra el día. Es el valor de lo que no tiene nombre, de lo que se descubre una y otra vez como cuando niños quedamos perplejos por la impactante maravilla de lo cotidiano. Me podría pasar las horas cantando porque sé que voy a verla, porque estará a centímetros de mí y no sabré su nombre. Y mientras le doy las gracias, el mundo se pondrá a temblar porque así son sus ojos.




Bajo mis pies, lo que conocí no existe más. Ha sido necesario replantear la tristeza, la aversión, la incredulidad; ha sido necesario también sacudirse los temores y el pensamiento. Jiddu Krishnamurti tenía razón: la belleza existe cuando hay una total ausencia del ‘sí mismo’.

Es un hombre que camina sin el rescoldo de su mañana. Todas las imágenes en la cabeza se han desvanecido y ahora corre un silencio que revela nuevamente los sonidos, el color y los aromas. Lejos de sí mirar es, entonces, siempre un comienzo.

Abro paréntesis
(La muerte, sin embargo. Lo mucho o poco que falta por decir. Entre el llanto y la tristeza de este jueves tan cruel quisiera escribir: esto no sucede. Es inútil mi voluntad. Quisiera evitar el ruido, la madrugada, los sollozos y el dolor. Quisiera escribir la palabra vida en cada rostro y detener la necedad de los relojes.

Percibir el dolor y paladear su terrible textura es lo que nos lleva a comprender que el tiempo sólo es posible en la medida que nos ofrece conocimiento. Sé que es difícil la muerte, que es complicado admitir la ausencia y sobre todo, sé que es doloroso quedarse rodeado de tantos recuerdos. Pero sin duda, estar atado al pasado difícilmente nos dejará vivir.

Por eso habría que comprender, como dice el mismo filósofo hindú, que la muerte tiene una gran significación, una gran relación con el amor, porque donde uno pone verdadero fin a algo, ahí está el amor. Es liberarnos –en el fondo– de la angustia, del sufrimiento y la tristeza.)

Y cierro
Quiero decirles, amigos, que no sé su nombre, pero que me alegra el día mirar cómo oprime las teclas detrás del mostrador, y luego me dice “buenas noches” y créanme, no tengo idea de cómo se llama. Sé que llegará el día que lo sepa (cuando me atreva a mirar la credencial que cuelga de su blusa); pero mientras tanto, ya quisiera fragmentar esta breve alegría y repartirla entre todos.

Aquí tienen Héctor, Pepe, José, Iris, Juan Esteban, un fragmento de este día; aquí otro tanto Jorge, Rodrigo, Rosely, Agustín, Carlos y Judith; toma un segmento, Nadia, por lo que encontraste; y esta fracción, Cristóbal, para que tú y Gabriela no estén tan tristes. Róbate cualquier parte, Joaquín y vete a Sian Kan a donde nace el cielo y no vuelvas nunca, llévate a Conrado de compinche. Hoy sería capaz de gritar que hay momentos en que la vida retoma su carisma, pero tampoco quiero engañar a nadie: a un lado de esta pequeña felicidad, todavía la muerte nos susurra al oído.




Por eso un silencio, un estarme quieto bajo la lluvia para que me empape sin decoro. Más allá de lo vulnerable que somos, que podemos llegar a ser, de la fugacidad de nuestras vidas, habrá ciertos momentos cuando lo demás no importe. Ella estará mirándome y yo al borde del temblor. Y como cada una de estas últimas noches, a la hora de irme, me alejaré en silencio con el dulce sabor de quien desconoce el nombre de la vida.


Por esto!, sábado 15 de agosto de 2009.

1 comentario:

diacervera dijo...

Ese es el Texada chingón, el escritor de buena cepa, el hermano ceibo lleno de nobleza.

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León