jueves, 16 de julio de 2009

Tus palabras... mi tormenta


Por Hortencia Sánchez

“… y sentirme más libre por dentro, con el mínimo de dolor, de celos; enfrentarme con el que resiente mis fatuidades, mis vacíos; cubrirme de ella hasta que la encuentre en el mismo sitio que yo, hasta que la encuentre también debajo de ella, debajo de la compañera, debajo de nosotros y brotar como el lecho, permanente sobre las horas, simple en las caricias que se han hecho nuestras, donde nos podríamos reconocer en otras vidas, a través de otros cuerpos y otros amores.”

Carlos Montemayor


Qué gusto me provoca escuchar en otra voz las palabras que hubiera querido decir, escribir, pronunciar, entender. Existen creadores que se han dedicado con tesón y pasión a su profesión, por lo que su producción es importante, reconocida, pero sobre todo arropada por muchos lectores que los conocen y estiman a partir de su propuesta literaria.

A mis manos han llegado algunos de los libros de Carlos Montemayor. Desde que encontré su voz, me ha cautivado. Lo he visto en los medios de comunicación, en foto en la portada de su libro “El alba y otros cuentos”, y recientemente me dijeron que presentó un libro en nuestra calurosa Mérida. No me enteré de que estaría aquí, sin duda tuvo que ver con que se realizaba un encuentro de teatro, por lo que mi atención se encontraba centrada en la problemática de esta área.

Por lo que cuando me encontré el fin de semana con Jorge Cortes y me comentó que hacía unos minutos había estado sentado en una de las mesas del Bar El Gallito, me dio gran tristeza. Llegué tarde a tomar ahí mi cerveza; pude conocerlo, tomar su mano, escuchar su voz. Hubiera sido gratificante, ya que a través de sus letras me he convertido en admiradora de su trabajo.




Cuando leí su poesía retornó a mí la mujer deseosa de vida, que durante algún tiempo había permanecido oculta entre las sombras de la tristeza y la cotidianidad. Trajo a mi memoria las sensaciones que, a fuerza de estar tranquilos, en armonía con los otros, solemos olvidar. Me reafirmó lo efímero de la existencia, por lo cual retomé mis sueños y aspiraciones con mayor ímpetu. Sus poemas me impactaron, me acariciaron el alma y surcaron mi ser. Durante muchos días lave mis ojos, pude mirar de mejor manera las pasiones, los campos, los amores.

Ahora ha estado entre mis manos su libro “El alba y otros cuentos”, y me sucede de igual manera que con su poesía. Encuentro en sus letras una enorme sensorialidad, me trasporta a paisajes grandiosos, trae a mi memoria la sensación del agua, del viento, del lodo y la lluvia pegados al cuerpo, de los temores más arraigados de los niños y los hombres ya formados, del respeto al abuelo y la gran necesidad de que permanezca por siempre en un lugar a donde llegar a visitarlo; de temer a la naturaleza, pero de igual manera respetarla, vivirla y sentirla.

“… y algo dentro de mí se sumerge en el agua que me llama y quiero que me siga mojando esta lluvia. Quiero que regrese otra vez la tierra, lo que no debe dejarme, abuelo, para que sigas aquí, en lo que no quiero que dejes de ser, abuelo, en lo que no quiero que te pierdas.”

Pero de igual manera nos puede trasportar al olor, sabor, textura de rostros, voces, sonidos, música, ambiente de cantina, donde los hombres se comunican con el sonido de las copas, el humo del cigarro, la charla amena, o el silencio que algunas veces los acompaña; en esta atmósfera un hombre revive su creación, su momento luminoso, la respuesta más precisa a su existencia, “la música es el alma”.

“De alguna manera, en silencio comprendió por qué la música provenía de él como un grito que libera la vida, el alma. Que no estuviera ya sofocada, que no sintiera la opresión de la vida sofocándose, asfixiándolo.

Ahora la música era lo que podía sentir su cuerpo, lo que era posible en el cuerpo ser.”
Este libro viene a recordarme que es posible soñar, mirar a través de los ojos de un hombre que con sus cuentos me regala noches repletas de estrellas, el cielo que baña de frescura mi cuerpo y mi corazón que se desborda cual tormenta.


Carlos Montemayor nace en Parral, Chihuahua, en 1947.

Desde 1985 es miembro de la Academia Mexicana de la Lengua. En 1993 recibió el Premio Juan Rulfo Internacional por su cuento Operativo en el trópico o el árbol de la vida de Stephen Mariner; el Xavier Villaurrutia por su libro de cuentos Las llaves de Urgell; el Alfonso X de traducción literaria; El José Fuentes Mares por su libro de poesía Abril y otras estaciones y el Premio de Narrativa Colima por la novela Guerra en el Paraíso.



ritualteatro@hotmail.com

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León