martes, 7 de julio de 2009

Rock, aventuras y desventuras


Otro entorno


Por Conrado Roche Reyes


Con Manzur tocando en la capital, el movimiento musical se encontraba prácticamente muerto. Sólo “El sonido del Eco” mantenía una pequeñísima flama, aunque su fuerte ahora estaba en la bossa nova.

Por otro lado, los jóvenes comenzaron a interesarse en otras cuestiones. Se dieron cuenta de que aquello no era solamente un movimiento musical, el famoso sexo, drogas y rocanrol, sino que había mucho más. Ya platicamos del renacimiento cultural. El teatro por delante, ya que permitía incorporar música, pintura y otras manifestaciones.

En la anterior entrega cometí un grave error. Un lapsus burrus. La obra en que participó Lupita Bello, musicalizada por Carlos Bojórquez, fue “Eugenio”, escrita y dirigida por un púber Fernando Muñoz, como consta en el libro de Lupita.

Surgió un numeroso grupo de fotógrafos, que por alguna razón formaban el clan más numeroso. Víctor Rendón, Eduardo Arco, Rivero, Soco Chablé, que formaban un bloque aprendiendo sobre la marcha en un principio, estudiando, hasta lograr que un mes al año se dedicase a la fotografía. Abril, que no se si persista. Pintores como Oscar Ortiz, Gildo González, David Sierra, Carlos Lores, Juan Pablo Mier y Terán, cuyo hermano Juan Manuel pintó mi bajo con los dedos, quedo loquísimo. Teatreros como Paco Martín, José Antonio Castellanos, Pedro Colmenares, Ligia Barahona, Hortensia Sánchez, Enrique Cascante. Bailarines como Cinthia Alayola, Eglé López, Víctor Salas. Escritores, todavía ninguno.




Se llevaron a efecto happenings inconscientes, murales o pinturas efímeras. Casi todas las obras y artistas antes mencionados, seguramente dejé a muchos afuera, obviamente sin querer, tenían como temática central, el rompimiento, ingenuo si se quiere —se estaba aprendiendo, ellos se estaban inventado— y la crítica a la sociedad, representada por entonces y más que nunca, por la policía. Todos teníamos fobia a la autoridad, muchas ideas, mucha imaginación y… ¡ay dolor!, mucho pelo.

Una de las puestas en escena con la que más me he reído en la vida data más o menos de esta época, nebulosa y todo, pero honesta, fue una creo de la autoría o nada más dirección de Paco Marín titulada “Farzuela en fo sostenido”.

El vestuario, los movimientos, los diálogos, la música —actuó también Silvia Kater, recién desempacada— en el patio del Palacio Municipal. Exponían sus primeros trabajos David Sierra, por entonces ciertamente —odio esta palabra pero no hay otra— iconoclasta, Tere Loret, Lores.

La danza contemporánea estaba en pañales, no así la otra de la que siempre hemos tenido magníficos exponentes.

La actividad políticas, ciertamente no fue asumida por esta generación, uno que otro, como Salas, apoyaban movimientos reivindicativos.

Se logró por medio de la FEU, de izquierda, traer películas de las llamadas de arte. Publicamos una muy buena revista dirigida por Jorge Fernández Souza, en donde escribí uno de mis primeros textos. Hablé, obviamente de música, de rock.

Sin embargo, todo este embalaje realizado sin ningún apoyo oficial, el ICY no existía; Bellas Artes, pues enseñaba a dos tres niñas ballet —no permitían la entrada a varones a los ensayos— uno el violín, el de más allá la flauta, varios guitarra.

En realidad, por entonces, esta escuela servía para que aquellos verdaderos fósiles continuaran en la FEY (ésta abarcaba nada más primarias, secundarias y la normal). Había líderes estudiantiles nominalmente en secundaria, pero que rondaban los 30 años. Por eso, yo amo el fútbol.




Este era el panorama de la primera mitad de los 70s. Claro que la reacción velaba armas para una embestida frontal en contra de los “onderos”, feroz e innecesaria. Todo esto estaba muy bien y florecería aún más la década siguiente.

En lo personal vivía una triple vida. Estudiante de Derecho, noviecita santa a la que como mandan los cánones iba a mi “visita”. Confabulador subversivo sin gran preparación ideológica para ello hippie, al menos vestía como tal y tenía cierta conciencia del flower power. Y a pesar de participar activamente en todos estos cambios, la vida sin la música, era una vida casi vacía. Podría decir que Mérida sin la presencia y personalidad de Mike Manzur, como que se achantaba. Su personalidad, liderazgo y sobre todo, su guitarra, nos tenían, aunque movidos, como una lámpara sin luz.

Fue el centro de TODO este cambio total. Finalmente, era aceptado que lo que sostenía este movimiento era la música de rock and roll. Interregno.




Por esto!, sábado, 4 de julio de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León