viernes, 3 de julio de 2009

Periodismo negro: una cruzada contra la desidia

Por Rodrigo E. Ordóñez Sosa

El periodismo negro es un género explotado en la obra de Eduardo Monteverde para describir la violencia que circunda lo cotidiano en las grandes ciudades y en los paisajes rurales.

El autor de Lo Peor del Horror construye 23 historias usando como hilo conductor a México y la incongruencia de décadas de una política penitenciaria que hunde a quienes en realidad necesitan rehabilitación; asimismo, expone el combate que libran las comunidades indígenas para sobrevivir a los estragos ocasionados por el hambre y la miseria. En el prólogo que hace al libro, Paco Ignacio Taibo II señala que la violencia circundante se disuelve en lo cotidiano por lo reiterado de los crímenes, por el abuso de la cabeza periodística y los reportajes superficiales en televisión.

Así, la agresión y el asesinato lentamente forman parte de nuestra existencia, fusionándose con la esfera privada, hasta hacernos indiferentes y anestesiar nuestra capacidad de asombro, de horror o indignación.

A lo largo de sus historias, Monteverde reitera la necesidad de ir más allá de la nota roja, ahondar en los escalafones más bajos y oscuros de la sociedad para dejar un testimonio de los horrores ocultos en lo cotidiano, escribir un relato capaz de sustraernos de la desidia, causarnos indignación e impulsarnos a tomar acciones para combatir la raíz del problema: un sistema social, político y cultural obsoleto.


Para escribir su libro, el autor entrevistó y recopiló sus historias de primera mano con los forenses, el Ministerio Público, los hospitales psiquiátricos, los barrios bajos, las comunidades azotadas por el hambre, el narcotráfico y la tala ilegal de maderas preciosas, así como las cárceles.

Ahí, reunió la materia prima para narrar un México siniestro y real; historias que, muchas veces, conocemos, pero sistemáticamente las ignoramos, como el caso del confinamiento de Carlos Francisco Castañeda de la Fuente, alojado durante 16 años en el pabellón número 6 de la granja psiquiátrica Samuel Ramírez Moreno, sin proceso judicial, custodiado por judiciales, militares y celadores, por el delito de atentar contra la vida del entonces presiente Gustavo Díaz Ordaz el 5 de febrero de 1970. El reo es sólo una leyenda urbana entre miles.

En el libro desfilan el suicida fallido, el mago violador de niños, infanticidas, prostitutas, homosexuales arrepentidos, mujeres violadas, padres acusados de asesinar a su esposa e hijo, mientras el asesino y secuestrador de su hijo permanece libre; toda una galería de personajes atrapados en el laberinto burocrático del sistema penal por carecer de los medios necesarios para aceitar los engranes de la corrupción.

La obra —premiada con el galardón Rodolfo Walsh durante la Semana Negra de Gijón en el 2005— denuncia que los crímenes que se cometen son contra los grupos vulnerables de la sociedad: niños, mujeres, homosexuales, campesinos, enfermos mentales, inmigrantes y casi todos quienes se hallan en situación de pobreza están expuestos a engrosar las historias que narra el texto.

Por otro lado, nos dice cómo el robo, la agresión, el asesinato, la indolencia, el maltrato de los animales en cautiverio y el deterioro del medio ambiente triunfan implacablemente. La única constante es la crueldad que queda impune.




Denuncia que los mexicanos prefieren protestar e indignarse contra hechos internacionales, como la prisión de Abu Ghraib y la tortura en Irak, mientras que los casos nacionales de violaciones a los derechos humanos son ignorados y, a menudo, desconocidos.

Finalmente, en una entrevista hecha al autor, narra que platicando con un policía sobre la vigencia de las historias recopiladas en su libro, el agente le respondió que por lo menos durarán 70 años, por lo común de los hechos, donde sólo cambia el rostro y el nombre de las víctimas, lo cual en efecto es un augurio “duro” y, sobre todo, triste.



Por esto!, martes 30 de junio de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León