miércoles, 15 de julio de 2009

Gilberto, rock, aventuras y desventuras

Por Conrado Roche Reyes

Aceptado el contrato que Mike me ofrecía, nos trasladamos a Cancún en su carro, un Dart gris. Él vivía en una casa situada en zona residencial sobre la avenida Nader con su esposa y pequeña hija. Comenzamos los ensayos. Ufff!. Él y “Tse” Basteris, el baterista, habían platicado sobre mi. Estaban concientes de mi oxidamiento. Se dieron un plazo de dos semanas para que yo agarrase la onda. Practicábamos en dicha casa. El repertorio no era nada fácil. Ellos ya se lo sabían. No habían dejado la música como yoni. Los primeros días fueron caóticos. Algo no encajaba. Un día, mientras Mike, chiva por mis errores, subió a su cuarto, el batería y yo tocamos las rolas que habían salido pésimas con él. Sonó a toda madre. Conociendo como lo conozco, pienso que me la estaba haciendo cansada para que me apure. Rápidamente bajó e intentó enchufar toda su pedalea de efectos. No le dio tiempo. Exclamó que porqué no había yo tocado así. Él sabía perfectamente porqué.

A partir de entonces, el grupo sonó como nos gustaba. En un ensayo, se presenta una suramericana proponiéndose como representante del grupo. Su argumento y la aceptación nuestra fue inmediata, traía un gran argumento. Una tocada en Playa al día siguiente con un buen biyuyo. Aceptamos.

Día siguiente. Local de un personaje non sancto. “El jardín”, en plena 5ª avenida. Ahí, se puede encontrar a personajes como Paco de Lucía, Brad Pitt, etc. En una combi que Mike tenía, nos trasladamos a Playa-maldita carretera-, tuvimos un percance. El grupo de reggae “Bosquimanos” que tocaban ahí, nos echaron la mano. Gracias al esposo de la escritora Pía llegamos a tiempo. Ninguna autoridad se había externado en el sentido del tamaño del meteoro. Arribamos a Playa en donde el empresario, acompañado de dos putas- una de ellas nuestra representante- se mamaba en el local donde actuaríamos. Nos dijo que tomásemos un cuarto de su hotel. Que hablásemos con el Sr. Gual. Todos imaginamos a un maestro gato del gángster que nos pagaría. El Sr. Gual resultó ser un viejo conocido, es más, no existe adjetivo para él, de la banda yucateca por mal nombre “El Mosco”. Nos recibió feliz. A pesar de su onda tan gruesa, nos admiraba.

Nos pusimos guapos en una palapa (de luxe) y fuimos a tocar. Nada más nuestra repre, una española- qué tetas - y el dueño. Comenzamos a tocar. En diez minutos el local estaba repleto. “Hombre bien vestido” de ZZ TOP, Época de brujas” de Steve Stils, “Eres preciosa” de Joe Coocker, “Cocaína” De Clapton, en fin, un reper, poca madre, sin faltar los blueses, Kiko se echó la paloma en “YOUR LOOSE THAT LOOVING FEELING”. Kiko es una de las mejores voces de México, cantante del mejor grupo de rock en la época represiva, “Bandido”. Llegó el momento en que se gastó uay- serás yucateco- el trago. La pista repleta de bailarines. Mandaron comprar más. Estábamos en lo mejor, Mike me dijo al oído que estábamos sonando poca madre.





El cielo se pone de pronto feo, negro. Un viento fortísimo comenzó a azotar. Lluvia. Intentamos parar la tocada por precaución a que alguien se electrocutara, en especial yo que estaba donde el agua penetraba. Nada, de quién sabe dónde sacaron una cama y ahí estoy, tocando parado en ella. Por momentos el cielo se ponía aterrorizante. PERO LA FIESTA EN SU ESPLENDOR... El empresario, viejo zorro- estaba ganando el triple- nos manda decir con la ibera-¡qué tetas ostia!- qué queríamos. De inmediato nos lo mandó. Bailaba la esposa de un amigo, que resultó no serlo, mandándome mensajillos sexuales. Confieso que en un break la arrastré por la playa. ¡Mal amigo!...

Hubo un momento en que los truenos espantaban. El agua ya nos llegaba. Incluso juro que vi a Mr. Magenta en el cielo. Era ya imposible seguir tocando. Nuestra representante-de no malos bigotes- nos anuncia que se ha ganado muy buena LANA, QUE YA, DEJEMOS DE TOCAR, NO VAYA SER QUE SE MUERA ALGUNO. Sin embargo nos informó, que por nuestra buena actuación y la feria ganada, nos tenía un regalito. Está en su palapa. Ante las protestas del respetable, nos retiramos a dicho lugar. Allí nos esperaba la española. Primero uno a uno y después...¡moloch!. Ella, happy, gimme more lovin. El regalo era ella.

Al día siguiente, me levanto y salgo- Cancún-, un desastre. Don GILBERTO acabó con todo. Caos, destrucción. Lástima, ya que teníamos cinchado tocar a diario en el mismo lugar. ¿Por qué no avisaron? Viva MEXICO.

No es exageración: desapareció la hoy llamada Riviera Maya y nuestro jugoso contrato y reencuentro. No es un decir, se derrumbó.




Por esto!, martes, 14 de julio de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León