jueves, 18 de junio de 2009

Persona, personas

Por Manuel J. Tejada Loría

Hasta dónde el análisis semiótico nos permite una lectura eficaz de la realidad. O en todo caso, hasta dónde la sobreinterpretación tergiversa el sentido. Sucede a menudo y sucedió así. Platicaban X y Y cuando de pronto, este último increpa que X utilice el término “persona” para referirse a alguien más. Decir “persona”, afirmaba, sólo marca una distancia. ¿Pero a qué distancia se refería Y? ¿Desde cuándo el término “persona” comenzó a ser despectivo?

X dudó. ¿Realmente estaba creando una distancia entre él y ese alguien al que se refería? La platica entre X y Y continuó hasta que de nueva cuenta, la abrupta interrupción. Ahora X se había referido a un grupo de gentes como “personas” y Y abruptamente le había recriminado con los mismos argumentos. ¿De qué manera X estaba tomando una distancia despectiva de aquellas personas si sólo se refirió a ellas porque no encontró otro mejor término? Sí en cambio, no utilizó otras palabras como “cerdos”, “rojos”, “negros”, “perros”, “charolastras”, “judíos” etc., que sin duda estarían marcando no sólo una posición sino hasta un rechazo.

X se preguntaba en qué momento de la Historia el concepto “persona” había dejado de nombrar al ser humano. Indagó extrañado en los diccionarios, preocupado realmente de que estuviera en un error. La primera definición de persona fue “individuo de la especie humana”. Las personas a las que X se refirió, ciertamente pertenecían a la especie humana. La segunda definición versa: “hombre o mujer cuyo nombre se ignora o se omite”. En definitiva X había utilizado el término “persona” para referirse a alguien que no conocía, y en el segundo caso “personas” para un grupo heterogéneo. Su utilización, entonces, no era a fin de cuentas tan descabellada como argüía Y .

No defiendo a X. Pero sí creo que uno de los principales problemas de incomunicación en nuestra sociedad se deba a esta absurda insistencia por sobreinterpretar las cosas –incluso las cotidianas– hasta el punto de romper no únicamente con la comunicación. Es paradójico pero innegable. Es triste y acostumbrado. Es, sobre todo, disfuncional.

Eso de buscarle tres pies al gato es un padecimiento que supongo causa sufrimiento aunque estoy seguro, también algo de placer. Sin embargo, no digo que desatendamos los diversos signos de nuestro tiempo, aunque sí tenemos que reflexionar a dónde nos llevará interpretar en exceso y cualquier cosa.

A mí me sucedió algo parecido hace muchos años. Un amigo de la universidad me aseguraba que a mí me caía mal otro compañero de la misma escuela. Extrañado le pregunté cuales eran las bases para afirmar algo así, y seguro de sí mismo me dijo “me he fijado en cómo lo miras”. Es algo absurdo. Si la inquisición hubiera perseguido miradas “sospechosas” (o en todo caso “tonos sospechosos” para decir las cosas) ya hubiera sucumbido en una gran hoguera. Es tan subjetiva una mirada como la manera de decir las cosas que no basta juzgar al vapor.

En el caso de X y Y no sé cuáles sean las razones de este último para suponer que X al hablar de “personas” lo hace de manera despectiva. Claro que si X se pone a pensar en qué hay detrás de las recriminaciones de Y caería en la misma artera y soberana puñeta mental.

El año en que murió H.G. Gadamer la revista Filofagia publicó esta cita de Verdad y Método II : “el hacerse capaz de entrar en diálogo a pesar de todo es, a mi juicio, la verdadera humanidad del hombre”.


Por esto! miércoles, 17 de junio de 2009.

1 comentario:

diacervera dijo...

No entiendo el artículo

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León