sábado, 6 de junio de 2009

El duende y el dragón: los espejos del oficio (I)


Charla con Alejandro Filio

Por José Castillo Baeza

Primero asomó la cabeza y, tras un breve esfuerzo, sus manos alcanzaron a colgarse de las cuerdas. Luego se columpió un par de veces y ya con el impulso suficiente pudo salir de la boca de la guitarra. Caminó por el mástil, mientras la primera cuerda, delicada y gritona, le observaba detenerse, de vez en vez, en algún traste que guardara secretamente el sueño celoso de un sonido. Luego de dejar atrás la cejuela llegó a la punta del clavijero, desde ahí miró con cierta nostalgia el cuerpo de la guitarra quien a su vez emitió un La sombrío y quejumbroso. Prometiendo fervientemente volver, Alejandro Filio saltó...

Antes de encontrarse conmigo convivió con sus familiares, quienes esperaron el final del concierto para saludarlo en el vestíbulo del Centro Cultural Dante.

“Es que no siempre vengo a Yucatán –se disculpó- y cuando vengo me asusto, porque los veo cada vez mejor y yo me veo más viejo”. Luego de pedir un whisky, Alejandro Filio se sentó en la mesa…

—Desde mi punto de vista su canción se divide en dos grandes líneas, una que está cargada de un fuerte contenido social y otra más íntima y lírica ¿Cómo ve usted la relación entre estos dos planos en su música?

Excelente pregunta y sobretodo muy bien planteada, porque de eso te iba a hablar. Las dos vertientes tienen mucho que ver con el amor. Cuando se habla de amor se habla siempre del amor de pareja, del amor romántico, del amor de hombre a mujer…el amor es otra cosa; los seres humanos estamos hechos para el amor y el amor no es solamente romanticismo. Amar a tu país, amar a tu gente, a tu continente es un tipo de amor que es imperante en este momento rescatar. Las dos vertientes que manejo están relacionadas con el amor, entendiendo éste como una necesidad esencial en nuestro tiempo. Y ese es el rescate que hago por medio de las canciones. ¿Qué es lo más cotidiano? Lo común para la gente es el amor a la pareja, a los hijos…despertar esa conciencia de amor va a despertar otras conciencias después y va a comprometer a las personas, por amor, cambiar un poco lo que está pasando dentro del país, dentro del continente, dentro del mundo. Esa es la labor de esta canción: despertar la sensibilidad, la conciencia y el compromiso.

—Otro de los temas que resaltan en su música es la reflexión del creador sobre el acto creativo. En algunas canciones de este corte, casi siempre aparece la figura de un duende ¿Qué significado le otorga a este hecho?

“Cuando pongo el oído en la almohada y ese duende me abraza los pies…”, “si de noche me asalta el deseo del duende aburrido”…Realmente son dos figuras, el duende y el dragón. El duende es el que despierta la sensibilidad en mí, la inquietud; el duende inquieto que está detrás del postigo buscando la canción, es un hiperactivo que está detrás de la creatividad, ese duende me encanta. Y el dragón es el que lo está amenazando constantemente, es decir, la condición humana que nos hace caer y nos hace romper la congruencia de lo que decimos y de lo que somos. Aceptar la condición humana, aceptar al dragón es saber convivir con nosotros y es indispensable para poder disfrutar al duende. Vamos, yo me he esmerado mucho en estos temas del antagonismo humano, del choque, del mí contra mi constante y lo plasmo en las canciones. Busco la canción. Hablo del duende, hablo del dragón y hablo de las canciones como el espejo de mi oficio. Me lo recuerdo constantemente y además lo dejo como testimonio hacia los demás, es algo así como comprometerte.



Por esto!, viernes, 5 de mayo de 2009.

3 comentarios:

diacervera dijo...

Excelente trabajo...

Raúl H. Pérez dijo...

Igualmente me uno a la felicitación, muy buena entrevista.

Saludos, Pepe.

Txs dijo...

Sólo por favor, no se piense que es CULTIVO YUCATECO.

Saludos, Rawi!

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León