sábado, 16 de mayo de 2009

“Uxkale (ataca) perro”


Por Conrado Roche Reyes

“Máare, son más brutos estos huaches, ¿sabes cómo le dicen a la ‘tucha’? ¡chamberete!”.
Mi Nana “Mot”, (Modesta) en el D.F.


El lenguaje, máximo progreso dentro de la evolución humana. Quienes se dedican a su estudio, jamás se pondrán de acuerdo en el origen de las palabras. Muchas son onomatopéyicas, desde luego, pero…¿las demás? Por ejemplo “ejemplo”. ¿Cómo fue que llegó a significar lo que significa, o “significa”? Enorme dilema. Pero dejemos este preámbulo tan jalado para entrar en lo que intento decir. Hay vocablos que tienen preciso significado, sin embargo, se me ocurren algunas palabras que, al menos entre nosotros los yucatecos, nos llevan por asociación a sólo una o dos precisiones. La palabra, mejor dicho el verbo, “urdir” se podría aplicar a numerosas acciones que complementen una frase u oración, sin embargo, al menos en mi atrofiado cerebro no se me ocurren más que dos cosas, a saber: urdir una hamaca, o urdir un plan. Otra: “tranquear”. Lo primero que asociamos es “tranquear el zorro”, cuyo significado entre nosotros los vulgares es llanamente el acto de hacer el amor. En esta tierra, la palabra “queso”, es utilizada para, además del producto lácteo, el órgano sexual femenino. Es común mirar en la tienda o en el súper el rubor de las féminas al pedir dicho alimento.


Debe ser bochornoso para ellas preguntar a la dependienta: “¿Tienes queso?”. O “papaya”, que significa lo mismo. Al “huevo”, se le encontró una muletilla, la falacia “blanquillo”, evitando así la pena de preguntar al tendero si tiene huevos. O “chorizo”.


En lo personal, sólo en Yucatán he visto a una madre amamantar públicamente y sin ningún resquicio de vergüenza (pena) a su crío. Nosotros lo miramos como la cosa más natural del mundo, le está dando “chuchú”; los fuereños, en especial los extranjeros, miran aquello con ojos de asombro. La palabra maya “chuchú”, por algún motivo suaviza aquello. Tenemos una expresión que a mí me causa mucha risa, cuando alguien expresa que tiene ganas o va a “ensuciar”, en referencia a defecar, evitando así el prosaico “cagar”. Me imagino a alguien tirando papeles, regando basura, etc. Es también de uso cotidiano expresar que alguien se echó un “viento”, alias pedo o elegantemente flatulencia. “Levantar” algo, significa, guardar, reservar. “Ese dinero no lo toco, lo tengo levantado”. Aquí, intuyo proviene de las casas mayas en donde no existían muebles propiamente dichos. Solamente una madera sostenida por dos cuerdas en alguna parte alta de la casa. “Desgaritar” es tener todo en desorden, no en su sitio. “Chiquito, mira qué ya hiciste, desgaritaste mis cosas”. ¿Será que las garitas así están? ¿O vendrá de garito, lugar non sancto en donde se juega a lo prohibido)? “Zurrar” es sinónimo de “ensuciar”, o “jorobar”, esto es, estar friega que friega. El yucatequísimo y extraño a los extraños “pichón”, que imagino todos sabrán qué significa. Para los que no, es el pene. Un nené no muy agraciado jamás será nombrado así, está “gracioso”.


“Volteo”, tantas ocasiones expresado es un rotundo y fatal ¡No!, más “no”, que un simple no. “¿Vas a bailar con fulanita? ¡Volteo! El rotundo “¡fo!”, símbolo de rechazo en grado superlativo.


Ahora bien, fuera de nuestra entidad un perro no hará el menor caso a un “biki” para alejarlo, allende la península es “Sácse” aporreando un pie en el suelo. O por el contrario, para llamarlo, “qsss, qsss, qsss”, el can huach seguirá tan campante. O el equivalente a “biki” chasqueando los labios poniéndolos como culo de gallina. Allí, dicho sonido sirve para llamar a los meseros –lo cual ha acarreado problemas en los restaurantes locales al responder el empleado: “Si no soy perro”. Aquí, desmoronar se dice “desboronar”, mierda es “miarda”, con “a”. Muchas ocasiones he escuchado decir “vaya bien” por alguien que camina a otro que está sentado. Llamar a un “mixo” (gato) tronando los dedos y sonando los labios con un “ps, ps, ps”. Causa también extrañeza al visitante o al huach en su hábitat escuchar decir que algo “ya se gastó”, es decir, ya se agotó. A los niños se les asusta con el “tucho” (“coco”). Una herida es una “yayá”, un bicho, cucaracha, araña, etc. es un “chichí”. A la herida se le dice también “lastimada”. Hacer “chichís” es dormir. “Trépate a la escarpa”, y tantas y tantas expresiones más, en especial las de connotación sexual o escatológica. Como existen oídos demasiados castos, y demasiados castos sin oídos no nos meteremos en ese tema, ya que produce ronchas, y es por eso que allá en el altiplano dicen que somos tontos. Y cómo no, si hablamos idiomas diferentes, a pesar del pacto federal, que ni en esto ni en nada se cumple.


Por esto!, 29 de abril de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León