jueves, 14 de mayo de 2009

Sobre la agilidad mental

Por José Díaz Cervera

“Mucha ropa...”, le gritaron a Borolas desde gayola cuando apareció en el escenario del Teatro Blanquita. Era el momento del “esketch”, de la interacción pícara entre el público y el artista mientras se preparaban los bailarines y la orquesta para una parte medular y vistosa del espectáculo.

“Mucha ropa…”, le gritaron apenas lo vieron aparecer, desatando la carcajada general que se convirtió en alarido cuando Borolas contestó con rapidez:

“y en mi casa tengo más, güey…”.

El salto intempestivo, la alusión abrupta y la contestación al botepronto con un ingrediente de ironía, tienen la virtud de abrir un agujero en el tiempo y en el espacio para reconciliarnos con la luz.

Se cuenta que don Humberto G. Tamayo, yucateco que emigró a la Ciudad de México en los años cuarenta y que hizo de la locución una forma de vida con frases inmortales que han quedado en la historia de la radiofonía mexicana (las medias Shalimar son medias de calidad, no calidad a medias), tuvo la encomienda de hacer uno de los primeros programas de la televisión nacional en las condiciones más ingratas que uno pudiera imaginar.

Con una imagen y una voz más bien impropias para la t.v., el yucateco daba inicio a las transmisiones —que entonces comenzaban alrededor de las cuatro de la tarde— con un programa donde el único participante en pantalla era él. Así, el locutor (ahora les llaman conductores y son muy ignorantes), debía llenar sesenta minutos de programación (con comerciales incluidos) sin más recursos que su agilidad mental y su capacidad de improvisación.

El programa, que si no me equivoco se llamaba “La hora de un hombre solo”, comenzaba con la entrada de don Humberto al estudio, donde su primera acción, mientras daba los saludos de rigor, era colgar su sombrero de fieltro en un gancho que parecía de madera. Improvisando versos, citando de memoria algunas frases, anunciando algún producto sin más recurso que las palabras, Tamayo llenaba una hora de entretenimiento en un tiempo un poco cándido y en una televisión rudimentaria que ensayaba sus formas y sus ritmos. La emisión se complementaba con comentarios hechos a partir de algunas pocas llamadas telefónicas de la audiencia, que daban pie para que el yucateco improvisara alguna perorata.

Un día, alguien le pasó al locutor una tarjeta que aparentemente contenía el mensaje de un televidente. En ella se podía leer, en letras muy grandes, la palabra IMBÉCIL. Cuentan que don Humberto sonrió, tomó aire en una fracción de segundo y miró a la cámara con serenidad, diciendo: “¡Caray! a lo largo de mi vida había recibido muchas cartas sin remitente, pero es la primera vez que me llega un remitente sin carta. ¡Saludos, don Imbécil!”.

Yo sigo pensando que la agilidad mental es un don, y que realmente son pocas las posibilidades de ganar habilidades en ese terreno. Y es que la agilidad mental tiene siempre un doble y hasta un triple fondo que no se hacen evidentes para quienes no poseemos ese duende.

Caminando por las calles de San Ángel, un hombre tuvo el antojo de una fruta con limón, chile y sal:

¿Va a querer su ración de papaya?— le preguntó el vendedor.
De pepino con zumo de limón y en vaso chico— contestó el hombre.
— Cómo no, jovenazo— respondió el vendedor mientras preparaba unas jícamas con chile.
Todavía no logro entender todos los sentidos retorcidos de lo que esos dos hombres se dijeron en un diálogo relampagueante.

diacervera@gmail.com


Por esto!, martes, 12 de mayo de 2009.

10 comentarios:

Unknown dijo...

Pues yo fui uno de los escasos privilegiados que presencio muchos programas de don Humberto.Al terminar su intervencion siempre decia:¡ Y ahi les dejo mi reputacion ...,para que la hagan pedazos.!Lo que ignoraba es que fallecio en 1971.

Unknown dijo...

Pues yo fui uno de los escasos privilegiados que presencio muchos programde don Humberto.Al terminar su intervencion siempre decia:¡Y ahi
les dejo mi reputacion....para que la hagan pedazos.Lo que ignoraba es que fallecio en 1971

Fernanda Solis Camara dijo...

Hola, yo soy bisnieta de Don Humberto G. Tamayo y es un orgullo que haya páginas que lo recuerden. Estoy estudiando comunicación, me parece que el legado que el dejó no se debe olvidar y estoy dispuesta a seguir sus pasos dentro de la locución, es mi pasión.
SALUDOS!

Leobardo Arias dijo...

Fernenda Solis Camara, yo quisiera conseguir el disco o discos de tu bisabuelo. Era lo más divertido. Muchas felicidades!!!

Leobardo Arias dijo...

Bárbara,Bárbara,Bárbara,Bárbara,Bárbara,la leche que hace algunas horas era pasto...
Recuerdo este anuncio en 1964 en el canal.. 4? o sería el 2, durante mi hepatitis a los cuatro años.

Fernanda Solis Camara dijo...

He platicado mucho con mi abuela, que es hija de Don Humberto, pidiéndole alguno de sus programas, me dice que todos se los quedó la XEW, espero pronto poder conseguir por lo menos uno de sus programas porque me hubiese encantado conocerlo. Los invito a escuchar mi programa de radio todos los sábados a las 13.30 hrs por el 104.1 de Radio Fórmula, aceptando sus críticas porque como lo he dicho, quiero que mi bisabuelo sea recordado por todas sus aportaciones y por esto ahora llevo con mucho orgullo su apellido: Fernanda G. Tamayo. Saludos!

Fernanda Solis Camara dijo...

He platicado mucho con mi abuela, que es hija de Don Humberto, pidiéndole alguno de sus programas, me dice que todos se los quedó la XEW, espero pronto poder conseguir por lo menos uno de sus programas porque me hubiese encantado conocerlo. Los invito a escuchar mi programa de radio todos los sábados a las 13.30 hrs por el 104.1 de Radio Fórmula, aceptando sus críticas porque como lo he dicho, quiero que mi bisabuelo sea recordado por todas sus aportaciones y por esto ahora llevo con mucho orgullo su apellido: Fernanda G. Tamayo. Saludos!

Eduardo Contreras Fernández dijo...

Yo recuerdo un impresionante comercial realizado en sólo 10 segundos :
"Pasaremos 10 segundos con Lourdes y con Margarita, que están contentas con su lechita de la Granja Santa Bárbara, Bárbara , Bárbara, Bárbara. 10 segundos, ya, ya, ya. "
Don Humberto era un genio en muchos aspectos.

Eduardo Contreras Fernández dijo...

Yo recuerdo un impresionante comercial realizado en sólo 10 segundos :
"Pasaremos 10 segundos con Lourdes y con Margarita, que están contentas con su lechita de la Granja Santa Bárbara, Bárbara , Bárbara, Bárbara. 10 segundos, ya, ya, ya. "
Don Humberto era un genio en muchos aspectos.

Ray Ruiz dijo...

Recuerdo esas noches inolvidables del programa, sentado en la sala junto con mi padre viendo "El Programa de Un solo Hombre", que empezaba con don Humberto colgando su sombrero en un perchero, saludar al publico e iniciar su monologo, que era un ramillete de anecdotas, frases, dichos, epitafios todos ellos relativos a un papelillo que sacaba de una copa llena de de cientos de papelillos con diferentes temas, era en verdad asombrosa su agilidad mental, ya que estar hablando ante una camara durante una hora sin parar, se necesita memoria, agilidad mental e ingenio aparte de una diccion perfecta, habia 3 frases con las que siempre terminaba su programa: "Y recuerden que en esta vida hay que ser activos como codo de violinista y democraticos como toalla de cantina" que "La vida es un torneo de noblezas y como premio una mujer"...y "Ay les dejo mi mi reputacion para que la hagan pedazos", que recuerdos....!.

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León