miércoles, 20 de mayo de 2009

Silencio e historia: apunte sobre la obra de Joaquín Bestard


Por Manuel Iris*


Antes y luego de los años que —aunque parezca— jamás serán en vano, después y antes del afecto y desafecto, sus mayores, contemporáneos y generaciones posteriores, antes y luego de luchar contra el olvido y contra el encasillamiento, el escritor auténtico trabaja, hace su oficio. El silencio de su escritura es su terreno y su manifestación real. Su razón de ser es una sola: el arte mismo. El escritor fabrica con palabras un espacio para que las palabras suenen, y sin embargo, el mundo sigue allí: becas, premios, reconocimiento, el estudio de su obra.

En ese diálogo entre el arte y su tiempo, en esa siempre entrecortada dialéctica que nos da escritores merecidamente e inmerecidamente reconocidos en vida, se ha visto muchas veces que las sociedades desconocen en su tiempo a sus mejores artistas, y el veredicto es el mismo: el artista es un adelantado. Mientras tanto, su sociedad lleva para siempre el estigma histórico de ser señalada como injusta, incapaz de ver lo que se gesta en ella. Lo digo claro: En estas situaciones es la sociedad, no el escritor, quien pierde.

Escribo todo esto para hablar de nuevo del novelista Joaquín Bestard Vázquez. Lo hago porque su obra lo merece y porque me inquieta la posibilidad de que Yucatán lleve consigo la responsabilidad de tenerlo entre sus calles, y en sus bibliotecas y librerías, sin reconocerlo. Me tranquilizan señales de que no es así: existe ahora, entre un grupo importante de la intelectualidad y la vida académica del estado, y más aún, entre muchos lectores, la intención, la oportunidad de valorarlo y de estar, de una vez por todas, al paso con la historia. Se quiere y puede distinguir entre el hermoso silencio trabajador del artista, y el terrible silencio de una época que lo ignora. Autor de más de quince novelas y varios libros de cuento, dos veces premio nacional de novela (INBA-Querétaro 1980 y José Rubén Romero 1989), premio estatal de novela “Justo Sierra O’Reilly” en 1994, y recipiendario de la medalla Yucatán, Mediz Bolio, así como de las llaves de la ciudad de Forth Worth, Texas, Bestard ha sido invitado como conferencista en las universidades de Alabama, Nuevo México, Kentucky, Lubrook, y Texas Christian University, su literatura ha sido motivo de diversas tesis doctorales en los Estados Unidos de Norteamérica, y tema de mesas de discusión en congresos de literatura. Nuestra misma Universidad Autónoma de Yucatán lo ha distinguido como Miembro Honorario de la Cátedra Extraordinaria Nuestra América, y estudiosos como Margaret Shrimpton (Universidad Autónoma de Yucatán), Daniel Torres (Ohio University), Daniel A. Lee (Texas Christian University), y Ángel Martin Rodríguez Pérez (University of Kentucky) han dedicado un importante número de páginas a su obra en el contexto del Caribe. Bestard es, hoy por hoy, obligatorio para hablar de lo yucateco en la literatura contemporánea. Es de nuestros pocos autores necesarios.

No es necesario decir que es el fundador del primer Taller Literario de Mérida, Yucatán, en 1981 y que muchos de los escritores yucatecos actuales han pasado por él. Por esto y por su obra, su influencia es innegable. Muchas plumas hoy reconocidas se deben a, o se relacionan con, la pluma de Joaquín Bestard. Pregunto nuevamente: ¿Dónde están la promoción y reconocimientos definitivos de su obra, que ya es la obra de toda una vida?, y al mismo tiempo insisto: La narrativa de Bestard no necesita ser legitimada porque ya es indispensable y por tanto, se encuentra más allá de las instituciones. Con o sin esos reconocimientos, ya es fundamental. En este punto de su obra el reconocimiento no significa una oportunidad para él sino para la sociedad yucateca, que debe mostrarse conciente y hacer notar que sus lectores existen y que lo valoran. En estos momentos el examen cae sobre nosotros, no sobre Bestard.

…tal vez en su casa, ajeno a estas páginas, salidas únicamente de mi agradecimiento, ajeno a todo lo que se escribe sobre él, y especialmente ajeno a la política de los premios, el maestro Bestard guarda silencio, toma la pluma y produce un Yucatán dentro de otro que se le parece. Como respuesta humilde, el presente texto busca solamente demostrar mi aprecio y agradecimiento por su amistad y consejo, dentro y fuera de la literatura. La moneda está en el aire. El maestro hace lo suyo. ¿En qué momento la sociedad hará lo propio?

*Manuel Iris (México 1983). Licenciado en Literatura Latinoamericana por la Universidad Autónoma de Yucatán, con maestría en literatura hispanoamericana por la Universidad Estatal de Nuevo México (EEUU). Segundo lugar en el Premio Nacional de Poesía “Rosario Castellanos” (2003). Premio Nacional de Poesía “Mérida” (2009). Autor de los libros: Versos robados y otros juegos (PACMYC-CONACULTA 2004, UADY 2006), y “Cuaderno de los sueños” (Fondo Editorial Tierra Adentro), de próxima publicación. Actualmente estudia el doctorado en poesía hispanoamericana en la Universidad de Cincinnati.


Por esto!, martes, 19 de mayo de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León