viernes, 8 de mayo de 2009

Retorno a la “normalidad”

Por José Díaz Cervera

La vida sigue. A uno sólo le queda mirar a su alrededor. Tal vez la única salida a todo esto es hacer un esfuerzo mental para tratar de armar el rompecabezas de una manera coherente, lo mismo para no hacer juicios sumarios que para no repartir absoluciones indebidas.

Finalmente, las víctimas principales de nuestras ponderaciones erróneas somos nosotros mismos; siempre sucede así. Aquí en Yucatán lo hemos vivido en el caso de los huracanes, donde oscilamos de la indiferencia al pánico y parece ser que nunca le atinamos.

Uno puede pensar que se movió demasiado terror por un asunto que quizás no lo ameritaba; del lado contrario está el argumento de que la comunidad internacional movilizó recursos y energías de una manera pocas veces vista, lo cual nos permite inducir que en todo esto había algo más grave que nunca se nos dijo.

Por Internet, sin embargo, uno puede sondear las posibilidades. Los periódicos españoles hablaban de una pandemia que contagiaría al cuarenta por ciento de los europeos, lo cual me pareció alarmante.

Yo quiero ser plenamente responsable con el hecho que implica escribir en un medio de altísima penetración regional, por eso no quiero afirmar que fuimos plenamente engañados con esta epidemia que también fue un fenómeno mediático. Lo que sin embargo no podemos dejar de señalar es que, con la influenza, aparecieron muchos de los vicios más recurrentes de la economía de mercado pero, sobre todo, la tendencia a lucrar con cualquier asunto que pueda transformar un objeto en mercancía. La casi pandemia fue un negocio para los grandes laboratorios y para los intermediarios que vieron enormes ganancias en unos pocos días.

Pero la epidemia, ya sea un poco real o un poco ficticia, también tuvo otras aristas sobre las que tendríamos que reflexionar. Valdría la pena saber cómo empleó la población este tiempo y cuáles fueron sus alternativas de entretenimiento. Asimismo, con la influenza aparecieron la ignorancia y la poca creatividad de quienes manejan los medios electrónicos, además de su gran insensibilidad al respecto.

La información redundante acabó por saturar a la audiencia hasta generar un efecto desinformativo; el manejo errático del gobierno federal produjo falta de credibilidad entre la población; las televisoras, tratando de evitar el pánico generalizado, ponían a hablar de la enfermedad a cualquier conductor o conductora, como si transmitieran información baladí que tuviera que darse con una sonrisita en los labios (el caso de una conductora de Azteca Yucatán fue patético).

Ahora nos anuncian que la vida cotidiana recuperará su rostro normal, y a uno sólo le queda la sensación de que bajo todo este galimatías sanitario hubo algo más que quizá nunca sabremos.

Mañana entonces volverán los muertos por el narcotráfico, continuará la matanza de periodistas en nuestro país, seguramente el Chapo Guzmán ya habrá terminado de cambiarse de casa, el alto clero seguirá defendiendo y legitimando la “humanidad” de los curas pederastas, los jóvenes de Mérida continuarán poniendo su empeño para que conservemos el primer lugar en suicidio juvenil, muchas mujeres serán golpeadas y muchos niños maltratados, a las comunidades indígenas se les negará cualquier posibilidad de una vida digna y… en fin: todo aquello a lo que nuestros gobernantes llaman normalidad.

Una normalidad con mocos.

Una normalidad con tapabocas.

Por esto!, miércoles, 6 de abril de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León