miércoles, 6 de mayo de 2009

Pelo en las manos

Por Conrado Roche Reyes

Cómo pasar la influenza hoy, hoy, hoy


Desde el instante en que la suprema “autoridá” aceptó que existía una epidemia y lo proclamó a la hora más propia que pudo encontrar a través de la televisión, 11.30 de la noche y en viernes, la vida del país se trastocó por completo. Muy aparte de las medidas preventivas que aquella noche mencionó el titular del sector salud, los síntomas de la enfermedad, al pronunciar las palabras “no hay porqué alarmarse”, todos se alarmaron. Y cómo no, si por primera ocasión en la historia del país se anunció la suspensión de clases en todos los niveles –en ese momento sólo en el DF y Estado de México- extensiva un día después a toda la nación, fue una bofetada a la inteligencia de los ciudadanos. Obviamente la cosa era gravísima. Por más que maquillen nombres, cifras, la epidemia ahí estaba, y mucho más peligrosa de lo pensamos. Veamos cómo manejan el lenguaje los políticos médicos o médicos políticos. Primero dijeron que había 27 defunciones y 100 infectados. Después los muertitos ascendieron a casi cien. Ahora son solamente siete. ¿En qué quedamos? Su razonamiento es el siguiente:

Que de influenza humana nada más habían siete víctimas fatales, el resto, había fallecido de neumonía u otras enfermedades del sistema respiratorio. Obvio de toda obviedad. Es como si dijéramos que los muertos de Sida son… digamos 20, el resto murió de cáncer en cualquier parte del cuerpo. De pulmonía, de infecciones gástricas. Mil etcéteras. Hombre, todo mundo sabe que nadie se muere de una enfermedad llamada propiamente Sida, sino a causa de ésta, de las complicaciones que presenta. En fin, ellos sabrán porqué actúan así. NADIE, REPITO, NADIE SE MUERE DE SIDA, NI DE INFLUENZA.


Pero pasemos a otro tema, el puente más largo en la historia del país. Aquí sí tienen toda la razón. El único lugar seguro es la casa. No asomar ni las narices a la calle. Al igual que lo único 100 por ciento seguro contra el Sida es la abstinencia. Ahora bien, los estudiantes venían de quince días de vacaciones, Semana Santa y Pascua, los papás estaban felices del retorno a clases de los más pequeños. Hoy, los tienen que mantener otro buen tiempo –si doña mala influencia no dispone otra cosa- en casa. Mas no de vacaciones sino en una virtual cuarentena. No deben acudir a parques, cines, a ningún lado. Las mamás que conozco están al borde de un ataque de nervios, como diría Almodóvar. Un niño no puede comprender el asunto. Piensan que los están coartando, castigando por algo que escapa a su entendimiento. Quienes tienen la fortuna de poseer su buen DVD, pues ahí la van llevando. Barney, Yeniqua, Stephany, Aurora, Bella y demás princesas televisivas se han convertido en las nanas más efectivas del momento.

Pero, quien no posee nada no imaginó que opción tendrá para controlar a estos pequeños diablillos atados a las cuatro paredes de sus casas. Los jóvenes están como leones enjaulados. A muchos les vale y acuden a los antros. La mayoría se la pasa del expendio, clandestino o cantina más cercana a su corazón para que el tiempo pase. Con unas chelas en la panza como que éste es más veloz. Los que no pueden o no tienen para esto, simplemente se la pelan, literalmente. Onán debe de estar de plácemes ante el vigoroso aumento entre sus seguidores y…lo siento mucho pero lo tengo que decir, seguidoras. Doña Manuela Palma es la señora más cotizada en esta contingencia abstinencia. Los piadosos, los fervientes católicos, se han VISTO PRIVADOS DE varias misas. Aquí entre nosotros, a pesar de que es notorio el apanicamiento, las cosas no están tan rígidas como en EL DF POR EJEMPLO. Ahí sí la cuestión está dura.

Absolutamente todo está cerrado. A Marcelo Ebrard, siempre acusado de populista por pensionar a los ancianos y discapacitados, por abrir pistas de hielo, playas artificiales, todo muy barato –el metro incluso es gratuito en ciertos casos- decretó el cierre de restaurantes, bares, cantinas, etc., etc. ¡Ah! Entonces nos está perjudicando, dicen los canacintras canacomes y todas las cámaras, respaldados por los locutores y periodistas anti AMLO. De lo que no se fijan, y el propio Ebrard recalcó, quien deja de percibir más liquidez es precisamente el gobierno capitalino que deja de recibir muchísimo dinero por su hara kiri, en bien de las familias. No es demagogia el intentar a toda costa que la gente se quede en casa, que es lo único realmente efectivo.

Nosotros los meridanos seguimos más o menos nuestra vida normal, quienes no tenemos obligaciones para con hijos pequeños. Dese usted una vueltecita por el parque Eulogio Rosado, por el Museo de la Ciudad. Ahí mirará usted a decenas de desempleados aparragados en paredes o sentados en las bancas, los teporochos chupando como siempre. O ¿será que los ratas u hotentotes asalta viejitas y viejitos, y señoras y señores, jóvenes, no saldrán a “trabajar”? Yo creo que laborarán y con más ahínco. Los cafés registran poca baja en su afluencia. Platicando con unos jóvenes les pregunté qué pensaban de todo este barullo. Obtuve dos palabras por respuesta: ¡Qué fastidio!

Con esto no estoy diciendo que no se tomen las medidas de prevención que nos han indicado. Por favor, Dios me libre. Hay que lavarse las manos. ES LO PRIMERO QUE HAGO CUANDO VISITO A MIS NIETAS. Incluso me pongo guantes y me recontra lavo la cara ya que soy muy besucón. Después de disfrutarlas como Dios manda, piscinazo de horas jugando con ellas. Para mí estuvo a toda madre porque las visito todos los días. Una es “Wendy”, la de Peter Pan, la otra, varía, ayer fue bailarina del show de Madagascar. Ese es el privilegio divino de quienes fuimos capaces de ser dadores de vida. A los que no, los compadezco. La deben estar pasando de su re puta madre (ay, perdón).


Por esto!, martes 5 de abril de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León