jueves, 7 de mayo de 2009

El mundo de Joaquín Bestard

Por Conrado Roche Reyes



No cabe la menor duda que el escritor más reconocido ya en el ámbito local, nacional e internacional es Joaquín Bestard Vázquez , yucateco de pura cepa y universal por propios méritos intelectuales. Por eso sus libros (cuentos, novelas, ensayos, etc.) son referencia obligada para todo aquel que tenga que ver algo con la literatura. Pocos como el maestro han sido requeridos, estudiados y leídos mas allá de nuestras fronteras, especialmente en el área del Caribe así como en los Estados Unidos ,Europa y Suramérica.

Hoy, a su edad, sigue tan vigente como el primer día. Bestard ha retratado de modo fidedigno el modo de ser del yucateco trascendiendo -y eso es muy importante- el reducido ámbito peninsular.

Más allá de su calidad como escritor, Bestard ha sido maestro de varias generaciones de escritores yucatecos, muchos de los cuales son hoy reconocidos como tales. Ha coordinado talleres tanto en el DF, como aquí en su amada tierra que lleva en la sangre y en el alma.

La Universidad de Yucatán fue quien cobijó sus primeros pasos en materia de pedagogía y preceptiva literaria. Su don de gentes y su especial personalidad le congraciaron con todos sus alumnos quienes le viven o deberían vivir eternamente agradecidos ya que merced a sus consejos y método lograron abrirse paso en el difícil mundo de la escritura. Ellos, sus alumnos, fueron descubriendo nuevos mundos y nuevas formas de hacer literatura. A cada quien respetó su estilo proporcionándoles las armas técnicas para el mejoramiento de sus obras. Al mismo tiempo ellos descubrieron que mientras disfrutaban el liderazgo de Bestard, el mundo podía cambiar.

En el mundo real, para Bestard todas las personas son iguales, no así por desgracia para algunas personas, que, malagradecidas, le pagaron mal; todos sabemos de quiénes se trata. Independientemente de la imagen agradable que el maestro irradiaba, el mundo -llamémosle así- que creó a su alrededor era visto con un mohín de disgusto por la cúpula oficial, muchos de cuyos miembros se encontraban ahí gracias a él. En el pasado reciente, rara vez era invitado a los rituales odiosos de esta capilla de advenedizos de la cultura. Olvidaron premeditadamente su amplia, fructífera y exitosa trayectoria. Es, hoy por hoy, el único novelista real yucateco vivo. No a cualquier pelagatos o recomendado le publica una editorial tan prestigiosa como “Joaquín Mortiz”, a Bestard si. Quién no recuerda sus primeros libros, ambientados en la capital de la republica, en una época difícil (68), su lucha y la de otros escritores por romper la valla invisible, incluso el veto que imponía por entonces una mafia nacional, llamada precisamente “La mafia”, quienes se sentían con el derecho de poseer la virtud de la verdad absoluta. Joaquín Bestard publicó contra viento y marea y pese a lo poderoso de dicha mafia, varios excelentes volúmenes.
De regreso a Mérida, su estilo y temática sufrieron un ligero cambio. Se centró en personajes vivos, imaginarios, muertos. En ca ocasión, una jovencita que se iniciaba en estas lides le preguntó que cómo le hacia para meterse a la cabeza, al cerebro, a la mente, al alma de sus personajes. El, con esa sonrisa que le caracteriza, le respondió que jamás se metía en la mente de sus personajes sino que éstos se metían en la suya.

En otra ocasión, en amplia entrevista que un servidor le hizo, publicada en el libro “Los nuestros. Vol 1”, en un intervalo frente a una taza de café, le pregunté algo similar, pero en referencia a si creía en las musas, en la inspiración. Escuchen su respuesta: ”MIRA, HAY OCASIONES EN QUE SIENTO QUE EL BOLIGRAFO, LA TINTA, LA MAQUINA DE ESCRIBIR Y HASTA EL PAPEL COMO QUE RESBALAN, COMO QUE FLUYEN. En ese momento no me doy cuenta, a pesar de las revisiones que le hago, que aquí entre nos, te digo que son varias. Al leer ese mismo texto que un dia antes no le di mayor importancia, yo mismo me asombro y me digo: maare, qué chingón soy”.

Ignoro la cantidad exacta de sus libros publicados, confieso que por equis o por ye no los he leído todos, pero si lo bastante para darme cuenta que estoy ante un escritor fenomenal, que ha logrado que su mítico Beyhualé, que puede ser Macondo, Cuzco o Mérida o cualquier pueblo del mapa, sea conocido por sus fieles lectores. Don Maximito y demás personajes. Y otra cosa en su haber, hay que tener muy en cuenta la constancia de sus artículos periodísticos A DIARIO; todos los días nos da una nueva y agradable sorpresa. Conserva viva la llama interior, cuestión nada fácil.

Como un simple ciudadano, un servidor propone al maestro Joaquín Bestard Vázquez para la medalla Eligio Ancona, ya que llena todo el perfil para ello. Trayectoria, calidad, obra publicada, en fin, no creo exista persona con más merecimientos para la máxima presea del Estado que el Maestro.

Ahí queda en el aire la propuesta de un ciudadano sin compromisos mas que con la verdad, y si alguien ha vivido y trabajado con honestidad y dignidad verdadera, ese es Joaquín, con quien he pasado ratos de increíble solaz y quien me honra con su estimación.

Recoja el guante quien o quienes están comprometidos con el arte y la cultura yucateca. Muchos despistados dicen con total ignorancia que no existe literatura yucateca. Pues aquí tienen la respuesta, humilde pero pienso que certera.

Por esto!, lunes 4 de abril de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León