lunes, 1 de junio de 2009

Delincuentes disfrazados


Por Manuel J. Tejada Loría


En una pared se lee: “La peor tragedia de los hombres es que antes de ser útiles quieren ser importantes”. Tal frase parece haber sido el caso de lo ocurrido la tarde del jueves poco después de la turbonada, cuando el reportero gráfico Carlos Navarrete acudió a cubrir una nota en Plaza Altabrisa y el cuerpo de seguridad, de manera prepotente e incluso criminal, no sólo impidió que cumpliera su labor sino que además, fue objeto de una violencia injustificada al grado de intentar robarle sus pertenencias.

No está de más señalar que esta misma semana en Durango, fue asesinado el reportero Eliseo Barrón quien cubría la fuente policiaca para Multimedios Laguna. El lunes por la noche, un comando criminal irrumpió en casa del periodista y frente a su familia fue secuestrado. De nada sirvieron las súplicas de los conductores de Milenio Televisión: el cuerpo de Eliseo apareció flotando con once balazos (cuatro de ellos en el cráneo). Según los servicios periciales presentaba, además, seis puñaladas infligidas post mortem.

Una de las últimas notas que cubrió Eliseo Barrón fue la golpiza que un policía de tránsito propinó a un ciudadano hasta dejarlo inconsciente. Gracias a esa denuncia pública, hoy se le sigue un proceso al violento agente. No obstante, pareciera que se corre un verdadero peligro al ejercer esta profesión en los últimos años. Desde la llegada del PAN a la presidencia en el 2000, oficialmente cincuenta periodistas han sido asesinados.

El ataque del cuerpo de seguridad a nuestro compañero Carlos Navarrete no debe pasar inadvertido para la sociedad y, sobre todo, no debe quedar impune. A pesar de que el reportero mostró su identificación a los guardias de la empresa “Seguridad Drago”, éstos reaccionaron de la manera más infame amparados en su uniforme de chaleco y kepí. Y es que los uniformes causan distintas reacciones y sentimientos en las personas que los usan y en las que no.

Afortunadamente no todos los cuerpos de seguridad se comportan de la misma manera. La gente con más experiencia y que lleva años en esa labor de protección, sabe que el uniforme es un distintivo que evoca, además de respeto, un sentido de orden y vigilancia. Creo que el problema radica en las empresas que reclutan gente sin la debida experiencia. La rápida proliferación de plazas comerciales en los últimos años originó la aparición de empresas dedicadas a este rubro, es decir, ahora existen decenas de uniformados que podrían representar una seria amenaza para la gente.

El uniforme los hace sentir importantes, los posiciona y les alimenta el ego. Portando un equipo de radiocomunicación a todo volumen y con el tolete a la cintura, se sienten semidioses con licencia para todo. Es una tragedia que en vez de cumplir con su labor de vigilancia, sólo se dediquen a ahuyentar a las personas que acuden a estos lugares de esparcimiento. Son muchas las quejas de gente que es “vigilada” sin motivo alguno, como si se tratara de un delincuente. Se sienten muy importantes, pero resultan nada útiles a la sociedad; una verdadera tragedia en estos tiempos.

Es importante que estas agresiones sean denunciadas y difundidas. Desde estas breves líneas, enviamos un saludo al compañero Carlos Navarrete, quien, además de ser reportero es un artista visual en ciernes, siempre comprometido con ambas profesiones.





Por esto!, sábado, 30 de mayo de 2009.

1 comentario:

Jerahe dijo...

Y el pais se llamaba mexico, sin mas, ni más...

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León