miércoles, 20 de mayo de 2009

Adiós a un historiador perdurable

Por Carlos E. Bojórquez Urzaiz



Cualquier cosa hubiera creído menos que Pablo Arco Pino muriera del modo tan repentino como lo hizo, ya que si alguien tenía derecho a vivir seis o siete décadas más, y disfrutar de los momentos gratos que ofrecen la lectura, la conversación y la buena mesa, era precisamente Pabluch, como le apodábamos en la Asociación de Historiadores de América Latina y el Caribe (ADHILAC), agrupación a la que consagró mucho de su talento y alegría excepcionales. Porque repasando lo absurdo de esta desgracia, se debe admitir que hasta ayer resultaba impensable la partida de quien sólo unos meses antes condujo a sus mejores amigos por las calles de Caracas, custodiados por su inspiración franca e inteligente, que nos hará más difícil olvidar la visita que hicimos a la estatua de Simón Bolívar, sin quitarnos el polvo del camino.

Recuerdo que después de las salutaciones frente la figura imponente del Libertador, con una sonrisa solar en los labios, invitó a los compañeros de distintos países de América Latina a departir en un café localizado en las inmediaciones de la plaza caraqueña, añadiendo que si él había puesto el motivo del convite, a los demás nos correspondía la penosa carga de la cuenta. En general esos eran los aires del ingenio que Pablo poseía, acicalado casi siempre con algún adagio espontáneo, como el que lanzó cuando me vio comprar un periódico al cruzar la frontera venezolana, e internarnos en un país más hacia el sur, donde exclamó: “Aquí la gente inteligente no lee los periódicos y el resto es analfabeta”, en alusión al descrédito que padece la prensa en un lugar que presume su “libertad de expresión.”

Habrá razones y sentimientos de sobra para que los profesores y estudiantes de la Universidad de La Habana con los que interactuó durante décadas, evoquen la memoria de este querido historiador nacido en Cienfuegos, hacia el año de 1945, cuyo trabajo académico se inclinó al ámbito de la Historia Internacional, con énfasis en la Guerra Civil española. Pero como el profesor Pablo Arco tenía una sólida formación pedagógica, anterior a sus estudios de Historia en el Alma Máter cubana, también fue muy querido en universidades de otros países, por lo que se espera que en ellas se le recuerde con gratitud. Cuando menos estoy seguro de que así se hará en Colombia, donde realizó su último trabajo internacional, y en la Universidad de Vigo, España, donde compartió sus experiencias didácticas en la enseñanza masiva de la Historia a través de la Televisión Cubana. En Chetumal posiblemente se le recuerde como uno de los primeros profesores latinoamericanos que acudió al llamado de apoyo en la recién fundada Universidad de Quintana Roo, pues durante esos años viajaba a Yucatán cada fin de semana, para interiorizarse en la cultura e historia de los mayas, y relataba orgulloso, alrededor de una mesa en la Flor de Santiago, las labores fundadoras que realizaba en dicho Estado.

Algunos pensamos que sin Pablo Arco Pino los congresos y demás reuniones de ADHILAC resultarán un tanto insípidos, carentes de esa alegría y solidaridad que sólo él sabía darles. Tales fueron los ánimos imperantes durante el taller: 70 años del fin de la Guerra Civil española e inicios de la Segunda Guerra Mundial, celebrado en La Universidad de La Habana apenas el pasado mes de marzo, en cuyo acto de clausura, en la Residencia de la FEU, sufrió el percance que meses después llevaría a la tumba a quien fue el alma de las reuniones de Historia Internacional. Descanse en paz este afectuoso amigo, de quien guardamos agradables recuerdos en Mérida.

Por esto!, martes, 19 de mayo de 2009.

1 comentario:

CARLOS dijo...

Adios Pablucho, los gallegos que te queremos te estaremos recordando esta noche, en tu honor te rendimos homenaje en Talavera. Tus amigos y tu familia gallega te recordará siempre.
Se despide de ti, un revolucionario gallego.

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León