lunes, 27 de abril de 2009

Marsé

Por José Díaz Cervera



A los setenta y seis años, Juan Marsé recibió el Premio Cervantes 2008. La noticia, aparte de congratularme porque el catalán es uno de mis escritores preferidos, me remite a mis épocas de estudiante universitario, y me recuerda a amigos entrañables a quienes dejé de ver hace tiempo.

Voy a mi estudio; allí busco en los libreros algunas obras del escritor que también ganó el Premio Juan Rulfo hace algunos años. Cuando abro “Si te dicen que caí”, me veo caminando por las calles del centro de la Ciudad de México, con mis veinte años de muchacho regordete y mal vestido, comprando en un kiosco el libro de pasta color sepia, que tenía en letras muy grandes el nombre de Juan Marsé.



“Si te dicen que caí” es una novela extraordinaria cuyo personaje central es la memoria (quizá por eso fue censurada por el gobierno franquista), y donde el realismo crudo pero sin truculencias construye una atmósfera sórdida y por momentos extremadamente cruel, a través de la cual se dibuja —sutilmente— un universo lleno de perversiones, de doble moral y de soledad.

En esta novela de Marsé, como en la mayoría de sus obras, la historia se cuenta siempre desde la perspectiva de la primera persona, pero ello no implica que esta perspectiva sea todo el tiempo la de un único personaje ni la de un autor diegético. Antes bien, anclando todo en la mirada, los personajes de Marsé “viven” hablando constantemente de lo que ven.

Convirtiendo a la memoria en protagonista, y a los barrios suburbanos en microcosmos, Marsé construye en “Si te dicen que caí” un drama desesperanzado y desesperante donde no sabemos a ciencia cierta dónde demarcan los propios personajes los límites de su realidad objetiva. En las primeras páginas de la novela, se hace referencia a unas mujeres como “enfermas de irrealidad”, y uno de los personajes, Sarnita, casi un niño, practica una especie de juego poco común que es el “aventis”, a través del cual todos los sucesos de la comunidad se reconstituyen imaginativamente para convertirlos en un juego de fabulación que potencializa la memoria. De ese modo, todo lo que Sarnita mira se convierte en epopeya y, por lo tanto, en un antídoto en contra del olvido.

En la obra de Marsé, lo más característico es el poderío dramático de sus personajes. Así Sarnita y Java en “Si te dicen que caí”, o David y el inspector Galván en “Rabos de lagartija” (una de las novelas más recientes del catalán). Sin embargo, de esta especie de corte de los milagros que desfila en la obra de Marsé, el personaje culminante, el más seductor y el de mayores matices es el Pijoaparte, protagonista de “Últimas tardes con Teresa”, novela con la cual su autor obtuvo el Premio Biblioteca Breve en 1965.

El Pijoaparte, como casi todos los personajes de Marsé, es una especie de anomalía del sistema a través de la cual se develan los rasgos siniestros del mundo. Mezcla extraña de patán y soñador, el Pijoaparte (joven moreno y atlético de origen andaluz) es un ladrón de motocicletas que, tratando de llevar su aparente falta de escrúpulos al extremo, se ve envuelto en una equívoca historia de amor que lo confronta hasta sus últimas consecuencias.

Con todos los merecimientos, Juan Marsé ganó el Premio Cervantes 2008. En su discurso habló de la literatura y la memoria. A mí, el recuerdo de mis lecturas de Marsé me llevó a aquellos parajes de Gante, de 5 de mayo o de Madero, donde aprendí a contar “aventis” con mis amigos entrañables, en la mesa de una cafetería o en un bar de mala muerte.


diacervera@gmail.com




Por esto!, sábado, 25 de abril de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León