jueves, 9 de abril de 2009

Lluvia de ciruelas

Por Carlos E. Bojórquez Urzaiz

Desde hace unos días, descubro las ciruelas brotando antes de que caigan las lluvias, con su cáscara tan tenue que apenas cubre lo amarillo de la pulpa de esta fruta llamada así, por carecer de la palabra adecuada en castellano para designarla. En lengua maya es abal, pero como el idioma de los colonizadores no registraba ese vegetal tan de nosotros, precisaron acudir a una voz que, por analogía, sirviera a los fines de un bautizo que cobró carta de naturalidad en el habla de los yucatecos.

Como cada año, espero celebrar la floración de mi árbol de ciruela puesto que, en Yucatán, este suceso servía para anticipar la proximidad de las lluvias, y cuando después de extenuantes días de seca y calor al fin caiga la primera llovizna; los que saben seguramente explicarán que se trata de la lluvia de las ciruelas, en referencia no sólo al advenimiento de la deseadísima humedad, sino también a que la monotonía del paisaje reinante desde inicios de marzo, pronto dará paso al brillo de esas frutitas que, con su gama de vivos rojos y diversos matices, colgarán de los gajos sin hojas de la arboleda que se hincha orgullosa en los solares. Sin embargo, debo aclarar que comprendo poco el misterio de las ciruelas, porque sorteando las peores hostilidades impuestas por la sequía, sin avisar recogen de quién sabe dónde los jugos necesarios para hacer brotar sus frutos, ácidos en extremo cuando verdes, pero de una dulzura celestial cuando maduran. Algo similar ocurre con las piñuelas — ch´om en lengua maya— una fruta casi extinguida del paisaje urbano, pero que en la década de los sesentas se podían localizar en cualquier monte aledaño a la ciudad de Mérida. Ellas, coloreadas con tonos inesperados, mientras más sequedad hubiera más suavidad derivaba de ese néctar agridulce que rodea las semillas aprisionadas en la brevedad de sus carnes.


Ciertamente nuestra ciruela no es ciruela y, para mayor enredo, el famoso abal, incluido el Chi’abal, que es la variedad más fina de esta fruta, pertenecen a la familia de los mangos, según se desprende de los estudios de don Alfredo Barrera Vásquez. Pero es nuestra, y al igual que el vino de pantano aceptado por José Martí como signo de identidad latinoamericana, las ciruelas yucatecas nos identifican en cierto sentido. Cuando menos yo así lo siento, sobre todo porque desde niño las saboreo verdes con sus toques de sal y chile, o maduras cuando rebosan de dulzura con sus increíbles jugos.

Si alguien tiene un árbol de ciruelas en su patio, asegúrese de cuidarlo pues, como se ve, su posesión, aunque encierra misterios, ofrece ventajas, entre otras poder calcular la caída de las lluvias.



Por esto!, martes 7 de abril de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León