miércoles, 29 de abril de 2009

Las formas de la influenza


Por José Díaz Cervera


Lo único que sabemos es que estamos confundidos. El virus de la influenza porcina tiene aristas ocultas que se mezclan con todos nuestros malestares sociales y con nuestras prácticas culturales, conectando zozobra con zozobra.

Suenan las alarmas, timbran los teléfonos, las noticias corren y todos quedamos a la espera; en la red la navegación se da con dificultades; se anuncia que las clases se suspenderán en todo el país hasta el seis de mayo, y la sensación es que el asunto se le fue de las manos a las autoridades federales.

No quiero ser irresponsable, pero lo que sucede me genera dolor y rabia. Ver paralizada la ciudad que amo, mirar las imágenes de gente caminando con tapa-bocas y saber que hay familia y gente entrañable que está en riesgo, me causa un gran estremecimiento. Para colmo, un temblor sacudió el área metropolitana de la Ciudad de México.

Con la influencia aparecen también otros malestares: la tradicional actitud de los gobernantes de ocultar a la población las verdaderas dimensiones del asunto e incluso de minimizar criminalmente los sucesos; a ello debemos sumar también nuestras propias inconsistencias, generadas por un gobierno corrupto que ha terminado por corromper nuestras formas de ver la realidad. Así, la sospecha de la ciudadanía y de algunos periodistas de que todo esto no es más que una cortina de humo para aplicar una estrategia de choque que ayude al PAN en las próximas elecciones, se combina con nuestras desconfianzas tradicionales respecto de lo que diga el gobierno (la mula no era arisca…).


En cada paso que da, el gobierno federal aparece errático y rebasado mientras los ciudadanos oscilamos entre el pánico y la indiferencia, lo cual nos habla de los niveles de madurez de nuestra sociedad civil.

Uno de los comentarios más sorprendentes lo escuché de una señora encopetada, al ir a pagar mi recibo de luz en una plaza comercial; su lógica era impecablemente falaz: “es sólo influenza”, dijo con autoridad de gallinola a la mujer que la acompañaba, agregando, además, un par de razonamientos luminosos. El primero tenía que ver con una especie de fatalidad: todo esto es un castigo de Dios para los habitantes del Distrito Federal, por elegir a un gobierno comunista que legalizó el aborto. El segundo hacía referencia a que el fervor religioso y el temor a Dios de los yucatecos, funcionaría como una especie de escudo que impediría la llegada de la epidemia a nuestro Estado.

En el momento de escribir estas reflexiones, la Organización Mundial de la Salud decretó elevar el nivel de alarma epidemiológica del nivel 3 al nivel 4, lo cual nos habla de un franco riesgo de pandemia.

Mientras, oscilando entre la indiferencia y el pánico, los ciudadanos vamos momentáneamente a la deriva, enfrentando no sólo una enfermedad desconocida y desconcertante hasta para los propios científicos, sino todos los demás malestares que socialmente nos aquejan desde que unos pocos nos impusieron un gobierno que no se legitimó en las urnas y que no tiene interés de hacerlo en los hechos.

Cuando esta crisis de salud pública haya pasado, no solamente contaremos a las víctimas del virus, estoy seguro de ello; hay indicios de que la sociedad civil empieza a movilizar sus precarias estructuras de organicidad, y eso evidenciará muchas cosas del doble contagio de influenza y de terror (como si no fuera suficiente el miedo que ha sembrado en el país el crimen organizado).


Por esto!, martes, 28 de abril de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León