lunes, 13 de abril de 2009

La visita de Galeano




Por Jorge Cortés Ancona

Eduardo Galeano en Mérida, ante un público numeroso y lleno de ansiedad por escucharlo. Aunque podemos encontrar antecedentes en Mérida, no creo que los haya en la misma medida.

El Teatro “Felipe Carrillo Puerto” de la UADY estaba lleno arriba y abajo para escuchar al escritor, con gente de pie en los pasillos, y con un tumulto afuera, exigiendo ingresar. Hubo, incluso, reacciones de violencia verbal que, afortunadamente, no llegaron a más. Al fin de cuentas, fue necesario recurrir a la improvisada habilitación del Teatro Peón Contreras con la colocación de una pantalla para proyectar la charla. Según me informaron, el lunetario se llenó y hubo gente en las plateas. Quienes estábamos en el teatro universitario, no entendíamos la razón del retraso de 40 minutos que aguantamos con paciencia. En verdad, los organizadores –de condición independiente- no habían previsto esa multitudinaria y espontánea asistencia.




¿Cuándo se había visto algo así con relación a un escritor en Mérida? Un antecedente fue la visita de Mario Benedetti en 1982; hubo largas colas para que firmara sus libros y una concurrida lectura de sus poemas en el café-librería Dante, que estaba en el cruce de Reforma con Colón. Mucha asistencia espontánea para esos tiempos, cuando no se contaba con la cantidad y tipo de medios de comunicación que existen ahora. También está el caso del homenaje a Raúl Renán y la celebración del Día de la Poesía el año pasado que, gracias a una muy buena estrategia de promoción y difusión de los compañeros del ICY, contó con unas 800 personas de público en el Teatro Mérida.

Debo confesar que ninguno de estos dos antecedentes, a pesar de su emotividad, llegó al grado de apasionamiento de admiración que se dio con esta visita de Galeano. También fueron notorias las presencias y también las ausencias. Había muchos jóvenes, activistas sociales, académicos, gente de comunicación y, sobre todo, personas a las que no habíamos visto antes en actividades literarias públicas. La cola para las firmas fue muy larga. La venta de sus libros fue un récord para nuestra tierra, al extremo de que los empleados de Educal perdieron la cuenta de lo que estaba ingresando.

Si se considera las proporciones poblacionales, esta charla-lectura me recordó lo ocurrido hace unos años con el escritor portugués José Saramago, en Buenos Aires, cuando llenó los miles de asientos del Teatro Colón y dejó a una multitud, aún mayor, a las afueras, a duras penas conforme con escuchar la conferencia a través de pantallas. Explicaba Saramago que él no cantaba, no bailaba, que no era ningún galán ni estrella de cine, como para que la gente se peleara por asistir a su conferencia. Nada de eso, lo que movía al público asistente era el interés por escuchar sus razonamientos. Por tanto, manifestó sentir la responsabilidad de decir algo que tuviera sentido para sus oyentes y lectores, expresar con honestidad una visión humanística en sus opiniones.

Es la misma situación ocurrida con Galeano. Lo que escribe y dice va hacia lo humano, plantea posibles respuestas a preguntas que nos hacemos, inquiere por las condiciones de nuestro tiempo y nos orienta o nos motiva a reflexionar sobre el devenir de la Historia y de la sociedad humana. Hay una toma de posición bien definida. Su obra y su actitud pública son clara evidencia del papel social del escritor.

En su caso, no escribe para que lo lean sólo los políticos, ni para ser estudiado por los académicos, ni para los premios, ni menos “para sí mismo”. Por el contrario, busca con toda intención establecer comunicación con el público, llegar a él, persuadirlo diciendo algo sustancial y no marearlo ni aburrirlo con muros verbales, ataques tendenciosos o arrogantes naderías.

Hace unos días, sostenía yo una interesante e inconclusa conversación con Víctor Salas y otros compañeros acerca del problema de los públicos en las actividades artísticas y literarias de Mérida. Con relación con ello, creo que lo ocurrido en esta visita de Eduardo Galeano será una provechosa pauta de reflexión para saber qué es lo que quieren ver y escuchar nuestros públicos, qué es lo que realmente les interesa y les dice algo.




El próximo martes 14 de abril, a las ocho de la noche, tendremos a Carlos Monsiváis que hablará sobre Pedro Infante, en lo que fue la casa de éste en la avenida Aviación (ahora el Hotel Boulevard Infante). Sabemos que también será una feliz conjunción de inteligencia y de genuino interés público.



Por esto!, Sábado, 11 de abril de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León