sábado, 18 de abril de 2009

La muerte de Corín Tellado



Por José Díaz Cervera


Para envidia de muchos, María del Socorro Tellado López, mejor conocida como Corín Tellado, es la escritora más leída en la historia de la literatura en lengua española.

Su muerte, acontecida el sábado pasado en España, ha puesto de luto a la llamada “novela rosa”, sub-género cobijado por la dictadura franquista en su intento por aniquilar cualquier resabio republicano.

A punto de cumplir ochenta y dos años de edad, la escritora asturiana desarrolló su trabajo durante más de seis décadas, a lo largo de las cuales publicó cerca de cuatro mil títulos de los que ha vendido más de quinientos millones de ejemplares.

El éxito comercial de su trabajo novelístico es uno de los fenómenos culturales más complejos de nuestros tiempos, pues en él parecen confluir una serie de ingredientes tanto literarios como mediáticos en un universo de gran represión de la sexualidad y de clausura del universo político.
Corín Tellado era una especie de pornógrafa vergonzante. Sus novelas tenían la extensión necesaria para ser leídas en una o dos sesiones breves, de tal manera que el formato de las obras era perfectamente congruente con sus posibilidades de comercialización.

Basadas en una estructura narrativa simple y repetitiva, las historias de Tellado tienen como característica la trivialidad y la sensiblería. En una aproximación superficial, podríamos dar cuenta de ciertas constantes, como por ejemplo que sus personajes pertenecen a los estratos más altos de la sociedad urbana, aunque casi nunca se detalla el lugar que ellos ocupan en la escala productiva (podemos saber el auto que maneja un personaje, sus cualidades físicas, su forma de vestir, tal vez que es ejecutivo de alguna empresa, pero nada más concreto de su actividad cotidiana); asimismo, sus relatos siempre tienen como elemento fundamental una historia de amor absolutamente descontextualizada, pero con abundancia de monólogos interiores donde se alude fundamentalmente el miedo al placer experimentado, sobre todo por las mujeres.

Recuerdo alguna monografía publicada en los años setentas, donde se revelaba el gran arraigo que tenían las novelas de la española entre la población masculina, lo cual no dejaba de ser un dato sugerente. El público, sin embargo, de la Tellado, el “lector implícito” de su obra, era la mujer urbana de clase media baja que podía ser sujeto del universo aspiracional contenido en las historias, a través del cual se podía vivir de manera vicaria todo aquello que era negado por la realidad bruta. Así, las mujeres en la obra de la escritora son “valientes” para defender su amor, aunque carezcan de conciencia social, corren “riesgos” pero siempre dentro de los límites de la moralidad, se “atreven”, pero nunca más allá de lo que marcan el decoro y la doble moral.

Quizá pudiéramos afirmar con algún fundamento que el éxito editorial de Corín Tellado radicó en su capacidad para poner títulos a sus historias (“Tengo que abandonarte”, “Atrevida apuesta”, “Prejuicios raciales”, etc.), ya que ellos funcionaban perfectamente como anzuelos melodramáticos que colocaban el objeto literario al alcance de un lector que podía mirarse en el relato como en una especie de espejo complaciente en el que todo problema tiene solución.

Más allá de la baja calidad literaria de las obras de Corín Tellado, calificadas por algunos como estiércol novelístico, con la muerte de la asturiana se cierra un tiempo que dio lugar a un fenómeno que tiene aristas antropológicas, literarias, sociológicas y comunicológicas, mismas que poco a poco serán abordadas por los estudiosos para revelarnos, más que los resortes del éxito comercial de una novelista, algo interesante sobre nosotros mismos.





Por esto!, miércoles, 15 de abril de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León