domingo, 29 de marzo de 2009

En Kinchil, con Felipa Poot

Por Jorge Cortés Ancona

Una jornada de homenaje se rindió en su pueblo natal a la luchadora social Felipa Poot, quien fuera asesinada de manera infame, hace 73 años, por defender a su gente contra la opresión del poder económico y político imperante en la época.


En la Escuela Secundaria de Kinchil que lleva su nombre y con la presencia de la hija, nietos y sobrinos de la prócer, el pasado viernes 27 de marzo se llevaron a cabo tres actividades de distintas disciplinas pero con un fin común; en concreto, una ceremonia cívica, la develación de un mural en grafiti y la puesta en escena de una obra teatral. El personal docente y el alumnado pudieron participar, de esta manera, en una jornada de toma de conciencia respecto a las condiciones sociales y culturales de esta tierra, en el pasado y en estos tiempos que corren.


Es significativo que el mural se ubique en la entrada, en el obligado paso hacia las aulas. Durante dos días, los alumnos pudieron ver el proceso de elaboración que les permite contar con un elemento cultural de alto valor simbólico, que seguramente habrán de respetar y preservar contra cualquier eventualidad natural o política a futuro. En la obra plástica, el rostro de Felipa Poot se impone sobre un fondo turquesa de grifos mayas, y esta oportunidad de conocer un rostro que se ha ocultado se lo debemos a Mare y a otro artista del grafiti cuyo nombre no pudimos averiguar.
La obra teatral, a su vez, estuvo a cargo del grupo “Chan dzuunun” (“Pequeño colibrí”), de Oxkutzcab y bajo la dirección de María Luisa Góngora Pacheco. El tema es la vida de Felipa, desde su nacimiento hasta su heroica desaparición física. Hablada en maya y en español, según se trate de los campesinos o de los que representan a alguno de los poderes políticos, vimos una obra espontánea, de escenas breves, representativas de un ambiente social del campo. Salvando sin problemas el hecho de actuar en un espacio alternativo (el pasillo de entrada a la escuela), el grupo teatral logró enganchar a los jóvenes espectadores a su propuesta.


Tiene mérito que esta obra didáctica haya sido escrita especialmente por María Luisa Góngora para este evento, luego de haber estudiado la vida de Felipa Poot. Breve en su duración, con integración de actores de diversos grupos de edad (desde niños hasta ancianos), cumple su función de ilustrarnos acerca del papel intelectual y político que jugó la heroína. Una recomendación si acaso, que le manifesté a la autora a petición expresa suya, fue que -siguiendo una aguda observación aristotélica- no me parecía conveniente que el asesinato se mostrara ante los espectadores, sino que debía hacerse por algún medio fuera de escena (un balazo y un grito, una narración sucinta de otro personaje) para después, sí, mostrar la escena de la heroína agonizante, con su persuasivo parlamento final. Es sólo una recomendación en mi mera calidad de espectador.


Fue muy interesante tener presente también la reacción de los numerosos adolescentes, que circundaban el espacio escénico alternativo. A pregunta directa de María Luisa antes de iniciar la representación, nadie reconoció hablar el idioma maya. Pero no dudamos que han de haber entendido perfectamente lo que se decía. La burlona arrogancia de algunos de los secundaristas se fue transformando en una actitud de respeto hacia lo que se les estaba transmitiendo. El recurso de los carteles donde se exigía respeto a los derechos humanos, a evitar la violencia contra las mujeres y a cumplir con el deber de dar a Felipa Poot una tumba digna en un cementerio digno (ya que al parecer fue enterrada en una fosa común), cerró la serie de los convincentes mensajes.


En este mundo urbanizado y galopantemente occidentalizado en que se vive, fue un sacudón para los jóvenes que se les presentara una realidad donde el maya y la vida campesina yucateca siguen vivos y poderosos. Una conciencia histórica y artística acerca de valores que son locales, pero que se proyectan a una verdad universal.
Esta jornada se realizó gracias a la Escuela Secundaria “Felipa Poot” y al Colectivo de Pensadores Mayas “Felipa Poot”, que contaron con el apoyo del Ayuntamiento de Kinchil y de las áreas de Operación, de Literatura y de Patrimonio Cultural del Instituto de Cultura de Yucatán.


Ahí saludamos a la fotógrafa Socorro Chablé, a Edgar Rodríguez Cimé y a Carlos Gómez Sosa, entusiastas promotores del evento. También estuvieron presentes el Dr. Jorge Victoria Ojeda, en representación de Renán Guillermo González, director general del ICY y el Lic. Luis Solís Vázquez, director de la Biblioteca Central “Manuel Cepeda Peraza”, así como varios maestros de Kinchil. De regreso a Mérida, al poniente de la ciudad, tuvimos la sorpresa de pasar por una barda donde se veía otro mural en grafiti, con el rostro de Felipa junto al de Carrillo Puerto.


Este homenaje no será flor de un día. La personalidad de Felipa Poot y de otros luchadores sociales de la Historia de Yucatán seguirá siendo promovida por diversos medios.



Por esto!, sábado 28 de marzo de 2009.

1 comentario:

Rizos_Kinchil dijo...

es bien interesante que se haga publica la vida y obra de una invaluable paisana mia, me da verguenza ser kinchileño y no saber casi nada de su vida, me da gusto que se de comocimiento y seguimiento a personas tan valiosas que lucharon por los demas con fervor y valentia

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León