sábado, 21 de febrero de 2009

¿Tú también, Bruto?

Por Manuel J. Tejada Loría


Entiendo que la cortesía de pronto exija una dosis de tolerancia. En tiempos electorales no está de más. Lo que no se comprende fácilmente, es cuando un acto de civilidad intenta disfrazar el cinismo puro y siniestro. Perengano echa un puñado de lodo en la cara de Bernabé y todavía se limpia la palma de la mano -como si nada- en la manga de su víctima mientras pide disculpas. Pero lo hecho, hecho está.


***
Caminaba rumbo al Senado cuando, ahora sabemos, sus conspiradores lo abordaron. Entre ellos, Marco Junio Bruto, esperaba la señal. ¿Había un plan para eliminar a Julio César? Era azuzarlo, era molestarlo socarronamente para que respondiera con violencia, y sin embargo, detrás de las palabras de Julio César siempre estaban los hechos y la virtud que hacían perder los estribos a cualquiera de sus detractores. Más de 60 senadores, empuñando dagas y objetos punzo cortantes se fueron contra un cuerpo confiado. Se dijo, entre quienes ahí estuvieron, que cuando las dagas rasgaban la piel de la víctima, alcanzó a reconocer a uno de sus atacantes. Era precisamente Marco Junio Bruto, muy cercano a él (tanto que existe la sospecha de que era su hijo). De la veintena de puñaladas que recibió, sólo una, la de su pecho, fue la que lo mató, según el parte médico. Aunque extraoficialmente, se asegura que la puñalada que asestó el golpe mortal definitivo fue la traición de Marco Junio. ¿Tú también, Bruto? alcanzó a decir antes de exhalar por última vez y dejar abiertos los ojos, mirando el noser de aquellos tiempos.

***
Científicos de la University of Bombay explicaron que la muerte de decenas de camaleones se debe a un proceso natural antes poco estudiado. Si bien, el constante cambio de color de estos reptiles es parte de un mecanismo propio de supervivencia, no siempre -afirmaron - rinde óptimos resultados. El problema de la muerte masiva de los camaleones este año se debió a que muchos de ellos, cuando cruzaban bajo las extremas temperaturas del desierto, en vez de idear una estrategia que les permitiera sobrevivir, comenzaron a cambiar de color tratando de engañar al sol, detalle que los dejó extremadamente agotados al punto de dormirse de manera inmediata. Los científicos concluyeron, entonces, luego de las exhaustivas autopsias encabezadas por el Dr. Sebeok, que los camaleones, por dormirse, terminaron con mortales quemaduras de tercer grado.

***
Llega para acariciarme con sus divertidas ocurrencias y reímos coludidos por un deseo ignoto. Tengo el presentimiento de que algún día, entre sus abrazos, clavará un puñal en mi costado izquierdo. Fingir demencia es la mejor manera de enfrentarse al destino y por supuesto, a las filosas hojas de sus labios.

***
Hay una extraña creencia felina: la de creer que todos estamos formados de la misma manera, como si fuéramos parte de una infinita serie de piezas automotrices. Por fortuna, esto no es así. Juzgar bajo el mismo tamiz con que nos movemos por el mundo, ha ocasionado guerras intestinas que dejan cifras lamentables de muertos y miseria. No se juzga individualmente, sino que se condena de manera colectiva, de ahí la discriminación, la intolerancia, el fascismo de nuestros días oculto en sonrisas que se ganarían un Oscar a la mejor actuación.


———-
Addenda ilustrativa
Dice la Real Academia sobre la definición de “camaleón”: reptil saurio de cuerpo comprimido, cola prensil y ojos de movimiento independiente. Se alimenta de insectos que caza con su lengua, larga y pegajosa, y posee la facultad de cambiar de color según las condiciones ambientales.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León