lunes, 23 de febrero de 2009

Serenghetti, otro México olvidado


Por Joaquín Peón Iñiguez



La cancha está tan minada que la pelota, invariablemente, en vez de rodar, bota. El sol es tan metralla, las sombras tan delineadas que parecieran ser 44 jugadoras en lugar de 22. Cuando corren el polvo se levanta tras de ellas, como si fueran panteras salvajes. El público se reduce a veintitantos aficionados, todos se esconden bajo la sombra de un árbol o usan sus manos como viseras. Detrás de la portería hay un caballo comiendo pasto y dos llantas ponchadas. El círculo central parece dibujado por un borracho. Cuando la cámara hace un zoom out desde una de las montañas que rodean la cancha en lugar de gradas, pareciera que no sólo no existe nada en kilómetros a la redonda, sino que en el mundo sólo existe esa cancha de futbol y todas las emociones, todas las historias que pudiera haber, están concentradas en ella.

Los equipos, Amatlán y Las Hojas, se acomodan en el terreno de juego, el árbitro se asegura de que todo esté en orden y da el pitazo inicial. El partido empieza a un ritmo trepidante, de lado a lado, inclusive cuando ambas escuadran utilizan la clásica estrategia gringa de amontonar a diez jugadores alrededor del balón. Conforme pasan los minutos, el juego se torna más defensivo. No es hasta la mitad del primer tiempo que se abre el marcador. Estef Torres saca un auténtico san-bombazo de tiro libre, que no termina en las redes porque no las hay, sin embargo, noquea al camarógrafo que se encontraba atrás de la portería. Las escuadras llegan agotadas al final de los primeros treinta minutos. El público que observa la pantalla va perdiendo interés. La segunda mitad es tan mala que parecía un partido de la selección. Al final, las jugadoras son entrevistadas por una rubia de bote, vestida muy a la moda.

No estoy hablando de la transmisión de un partido por Tv Azteca o Televisa, sino de Serenghetti, la última película del director mexicano Carlos Reygadas que llegó el sábado pasado a La 68, gracias al heroico esfuerzo de Lorenzo Hagerman y Paula Haro por traer los mejores documentales a nuestra ciudad. El filme fue concebido como un ejercicio para el Festival de Róterdam, la idea original era proyectarla sobre los edificios del centro en la ciudad alemana, la gente pasaría, le prestaría atención cinco minutos y seguiría caminando. Sin embargo, una niebla de alta densidad cambió los planes, la película se proyectó en un cine, obteniendo una sorpresiva respuesta del público. ¿Porqué sorpresiva? Los ochenta minutos que dura el documental transcurren en un silencio absoluto.

Carlos Reygadas se ha vuelto la figura más polarizante de la industria cinematográfica en México, a pesar de haber recibido reconocimientos en Cannes por Japón y Luz Silenciosa, un sector de la crítica se muestra renuente a aceptar su estilo. Resumiendo, algunos lo tachan de farol, de sobrecargar sus historias. A mí me resulta extraño, como si no hubiera gente en México que se enamorara de un camionero, como si un cuarentón nunca se hubiese acostado con una anciana en un pueblo.

Serenghetti es un experimento inconcluso, el autor planea seguir trabajándolo, inclusive considera meterle sonido. La respuesta del público local fue, para variar, polarizada. Al final se escucharon algunas voces que decían, por favor que no se vayan a tiempos extra. Ni hablar de los penales. A mí me gustó, creo que la intriga se construye a través de un juego de omisiones. Otro filme se proyecta paralelamente en la cabeza. No pude dejar de imaginar que sería de las vidas de esa gente una vez concluido el encuentro, a dónde irían, en dónde trabajan, quienes son en realidad. A veces pareciera que hay tantos méxicos dentro de México que estamos más cerca de África que de Latinoamérica.


joaquinconacento@gmail.com


Por esto!, viernes 20 de febrero de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León