miércoles, 18 de febrero de 2009

La Lotería y la luz en San Carlos


Por Jorge Cortés Ancona

En la promoción de las artes hay una parte fundamental que es la del financiamiento. Sin embargo, pocas veces sabemos de qué modo logra una institución hacerse de recursos y administrarlos con tino para cumplir los propósitos para los que fue destinada.


En el libro del catedrático e investigador Juan Diego Razo Oliva titulado De cuando San Carlos ganó la Lotería y hasta casa compró e Informe sobre ciegos -el cual, como se indica en el largo título, contiene dos estudios históricos- se nos informa acerca del modo en que la Academia de San Carlos pudo resurgir de sus cenizas para convertirse en una de las máximas escuelas de enseñanza artística vigente hasta la fecha.


Esta institución nació a fines del siglo XVIII con el nombre de Real Academia de las Tres Nobles Artes de San Carlos, como parte de las reformas borbónicas en diversos ámbitos de la vida pública. Su papel como difusora del canon artístico de la época permitió que contemos con obras arquitectónicas y escultóricas de Manuel Tolsá, pictóricas de Rafael Ximeno y Planes y numismáticas de Gerónimo Antonio Gil, entre otras muchas. Funcionó de manera regular hasta 1815, año a partir del cual empezó a declinar en buena medida por la lucha de Independencia y, una vez consumada ésta, por los problemas políticos y económicos del naciente Estado mexicano.


La escuela padecía de un considerable pasivo en 1843 cuando al presidente Santa Anna se le ocurrió la excelente idea de reactivar la Academia y sostenerla por medio de la Lotería, dejándola a cargo de ésta con todo y el aprovechamiento de sus ganancias líquidas. Con una sabia y honesta administración a cargo de dos conservadores respetables que fueron Francisco Javier Echeverría y José Bernardo Couto -y aun con los préstamos hechos a Santa Anna y otros presidentes de la época- la Academia pudo solventar sus deudas y generar recursos suficientes como para adquirir obra en Italia, contratar maestros europeos para impartir clases y prosperar en el aspecto de los bienes raíces.Los detalles de sumo interés para lo que podríamos llamar una historia de la administración cultural, aparecen en esta primera parte del libro. Se trató de algo tan exitoso que hace decir a Razo Oliva: “Me atrevo a decir que el episodio constituye casi el único timbre de orgullo histórico que en cerca de dos siglos mexicanos puede presumir la derecha de nuestro país, y que considero no podrá nunca más honrar con otro semejante. Ni siquiera ahora en el cercano 2010 en que todos –creo- vamos a estar festejando que luego de dos centurias todavía tenemos un México libre e independiente, y una institución generadora de arte y cultura, un poco más antigua, que permanece activa” (p. 69).


El “Informe sobre ciegos” –como explica el autor, un título proveniente de un apartado de la novela Sobre héroes y tumbas, de Ernesto Sabato- es un ilustrativo recorrido por un aspecto fundamental de la enseñanza y el trabajo en materia de artes plásticas que es el de la iluminación. El autor nos detalla de qué modo se hacían de luz para trabajar los alumnos y maestros de San Carlos, y de paso como se crearon los sistemas de iluminación pública en la ciudad de México. En un repaso histórico tenemos que durante casi toda la Colonia las poblaciones mexicanas vivían en una oscuridad absoluta por las noches (salvo por aisladas velas de sebo o cera y por tizones de ocote), pero a fines del siglo XVIII se instalaron sistemas primero a base de faroles de aceite vegetal, luego con gas hidrógeno (primero de trementina y luego de carbón de hulla) hasta llegar a la energía eléctrica a fines del siglo XIX. Con este recorrido nos introducimos a los interiores del trabajo rutinario atendiendo a uno de los principales problemas a resolver para cualquier artista plástico.Este libro, aun con su carga de datos eruditos, es sencillo de leer. Cuenta con un sentido crítico acorde a la perspectiva histórica además de informarnos en relación a los aspectos no siempre visibles de lo que significa el trabajo de las artes, ya sea en el plano institucional o en el de los propios creadores individuales.


Razo Oliva, Juan Diego: De cuando San Carlos ganó la Lotería y hasta casa compró e Informe sobre ciegos, Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM, México, 2008, 171 pp.

Por esto!, lunes 16 de febrero de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León