miércoles, 4 de febrero de 2009

La extraña historia de un premio literario


Por Manuel J. Tejada Loría


Llegó el momento de entregar el premio. Los encargados de organizarlo se reúnen para analizar a quién se le otorga tan importante galardón. El premio en sí, no sólo ofrece un considerable monto económico sino que también posiciona, legitima en el mundo literario; es, como mencionamos el pasado sábado, una gran moneda de cambio. Por lo mismo, entre tantos nominados tenían que designar al apropiado, al que cumpliera las expectativas.

Octubre de 1964. Días antes de que se anunciara el Premio Nobel de Literatura, el nombre de Jean-Paul Sartre corría por todas las agencias de prensa del mundo entero. Los redactores ya preparaban la semblanza de quien escribiera “La Nausea”, “El muro” y “Las Moscas” así como varias obras de teatro que reflejaban su visión de mundo y el existencialismo que tanto reflexionó en sus también innumerables escritos filosóficos.

Pero Sartre no había escrito para obtener un premio como el tan añorado Nobel (Fuentes o a Vargas Llosa han de saber de eso) lleno de prestigio y con una suma de dinero nada despreciable. Por eso antes de que la Academia Sueca hiciera cualquier anuncio oficial les advirtió de buena manera que él no aceptaría el galardón y que ante su petición no debía descartarse a los otros escritores postulados.

Pocos días después, un representante del comité organizador dio el veredicto: Jean-Paul Sartre era el Premio Nobel de Literatura 1964. Por supuesto, Sartre cumplió con su advertencia y lo rechazó tajantemente.

La controversia corrió como pólvora, ni qué decir de la suspicacia. Se dijeron tantas cosas, entre ellas que Sartre había rechazado el premio literario indignado porque primero se galardonó la obra de Albert Camus. Incluso hasta se habló de que el filósofo francés había negociado tiempo después con el Comité del Nobel para recibir únicamente el premio económico. No obstante, a pesar del rechazo, el nombre de Jean-Paul Sartre figura como el Premio Nobel de Literatura de 1964.

Años después de evadir el porqué de tal decisión, Sartre habló para la prensa, claro y preciso en sus ideas. Explicó que el Nobel tiene en sí un “color político” que implicaba una serie de lecturas e interpretaciones que sencillamente a él no le importaban.

Con su acción de rechazo, Sartre demostró con hechos concisos la gran diferencia que existe entre decir y hacer, porque de haber aceptado el Nobel, de haberse dejado llevar por todo lo que a cambio recibiría, hubiera tenido no sólo la condecoración, el dinero y la gloria, sino que también, se hubiera investido a sí mismo como la figura máxima de la incongruencia, y desde luego, del cinismo, pues todas sus reflexiones hubieran sido escritas en vano, todo su sistema filosófico sería una contradicción constante.

La extraña historia de este premio Nobel debiera ser ejemplo, para quienes predican amparados en el cinismo, de que los premios literarios cumplen funciones que van más allá de la obra literaria. Sartre, aún cuando ni siquiera hubiera sido postulado para el Nobel de Literatura, tenía un lugar seguro en la Historia puesto que su producción literaria se defiende por sí sola.

A diferencia del análisis crítico y la reflexión, los premios literarios no dicen mucho del valor de la obra literaria, pero sí del autor que los rechaza o, en todo caso, de quien los acepta con una gran y efusiva sonrisa.

Addenda de Oportunos
“Se compra poción mágica, píldora o brebaje para olvidar”




Por esto!, viernes 30 de enero de 2009.

1 comentario:

Mario A. Carrillo R.-Valenzuela dijo...

Pocamadre.
La congruencia ante todo, que chido.

saludos

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León