viernes, 27 de febrero de 2009

El pintor Ramos Martínez

Por Jorge Cortés Ancona

Hay pintores que por haber vivido etapas de transición entre dos épocas terminan siendo mal ubicados en las revisiones históricas, a pesar de haber sido los que abrieron brechas que habrían de ser muy transitadas décadas después.


Este es el caso de Alfredo Ramos Martínez (Monterrey, N.L., 1871-Los Angeles, California, EU, 1946), un pintor que se caracterizó por incorporar elementos simbolistas e impresionistas y postimpresionistas en sus cuadros, pero que también propugnó por un arte nacionalista, debido a lo cual una parte importante de su obra se centra en temas relativos a los indígenas y los ambientes mexicanos.


Una serie dedicada a los artistas plásticos nacidos en Nuevo León, titulada "Nuestro Arte", incluye en uno de sus breves tomos a Ramos Martínez. Con un texto del crítico e historiador del arte mexicano Xavier Moyssén (se trata de un fragmento de un trabajo más extenso), se ofrecen ilustraciones a color de 23 obras del pintor regiomontano. En ellas, se puede ver algo de su maestría con el manejo del pastel y de la acuarela y la capacidad de retratar tipos humanos con gran riqueza emotiva.


Además de ser autor de paisajes llenos de colores luminosos, Ramos Martínez también pintó sensuales imágenes femeninas, como las de las muchachas vestidas con traje de china poblana. Una de sus series trata acerca de los campesinos bretones, que, para la mirada hegemónica, constituían un pueblo exótico dentro de la Francia moderna y urbana, a tal grado que antes de su etapa polinesia, Paul Gauguin realizó un viaje a la región bretona y dejó una serie de cuadros tan expresiva como la de las islas de Oceanía. Es interesante que un pintor mexicano retrate a estos campesinos, llenos de tristeza, en cuadros de gran belleza pero que reflejan una condición dolorida y marginada. Sería la mirada del mexicano hacia "el otro" europeo.


A Ramos Martínez se le recuerda por haber sido director de la Academia Nacional de Bellas Artes, después de una huelga estudiantil, y por haber instituido las Escuelas al Aire Libre, como la de Santa Anita, Iztapalapa, en las que se buscaba que los pintores trabajaran en contacto directo con la naturaleza. Como Moyssén aclara, esta tendencia a trabajar al aire libre (au plein air, en francés) ya existía desde los tiempos de Eugenio Landesio y de su ilustre discípulo José María Velasco, que es decir en la segunda mitad del siglo XIX.


De modo especial, Moyssén analiza un óleo de gran formato (188 x 286 cm.) titulado La primavera, pintado en 1905, expuesto en el Salón de Otoño de París de 1908 y luego en México, durante las Fiestas del Centenario en 1910. Ya el título obliga a las referencias hacia el famoso cuadro de Boticelli y al igual que en éste, se percibe un ideal de lo bello enlazado con la naturaleza, con mujeres que simbolizan flores, viviendo en la pureza de un jardín, en una dulce alegoría de la virtud.


A Ramos Martínez, como a tantos intelectuales y artistas mexicanos, le pesó haber colaborado con la dictadura de Victoriano Huerta, hasta que a la llegada de José Vasconcelos a la Secretaría de Educación Pública se le concedió de nuevo la oportunidad de ser director de la mencionada Academia y de transmitir sus conocimientos a las nuevas generaciones. En 1930 emigró a California, donde empezó a pintar temas mexicanos y realizó varios murales, que se aúnan a los que pintó en la Escuela Nacional para Maestros, en la Ciudad de México, en 1942. Ramos Martínez falleció de un ataque cardiaco en 1947, dejando inconclusos varios murales en Estados Unidos.


Alfredo Ramos Martínez, Universidad Autónoma de Nuevo León-Fondo Editorial de Nuevo León, Col. Lecturas Universitarias: Nuestro Arte, Monterrey, N.L., 2008, 48 pp (con ilustraciones y texto introductorio de Xavier Moyssén).



Por esto!, lunes 23 de febrero de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León