jueves, 15 de enero de 2009

Tributo a Pink Floyd



O por qué salí encabronado de The Great Gig in the Sky

Por Mario A. Carrillo Ramírez-Valenzuela


Me gusta Pink Floyd, tengo “Atom Heart Mother”, “Darkside of the moon” y “The wall”, además de que me he chutado el concierto de David Gilmore y la peli de Alan Parker. Cuando vi que se haría un tributo a la banda inglesa fui corriendo al teatro Daniel Ayala emocionadísimo por mi boleto ya que, si bien, el show era gratis, debías separar tu lugar adquiriendo un pase. Al llegar, la mujer de la ventanilla me dijo que los boletos se encontraban agotados… encabronado no me vi con más remedió que regresar a mi casa y tratar de no aguarme el viernes. Cuando le conté a mi novia lo sucedido decidimos que no perdíamos nada yendo el día del evento –lunes 12– por si sobraban lugares o dejaban pasar a la gente sin el pase gratuito, vaya suerte la que tuvimos al toparnos con un amigo que a causa de enfermedad nos cedía los suyos. Realmente me sentí feliz. Cuando entramos a la sala eran las 9 en punto, hora en que el programa decía que comenzaba el evento, y aún había una colérica fila de personas sin boleto esperando poder entrar. Por esta razón y la confusión de los acomodadores las luces no se apagaron hasta las 9:30pm. Que importa, estoy adentro y voy a escuchar buena música, pensé.

El tributo comenzó con una versión electrónica de “Welcome to the machine” de uno de los DJs (no sé en qué orden iban, aunque según el programa eran: Kuchuman, RED, Gapatipitopo y Nave Tierra) que sirvió de antesala para la primera banda, Cuffin-Rite, que tocaron “In the flesh”, “Goodbye blue sky” y “Have a cigar?”, acto seguido Rikita Banana interpretó “Money”, una versión Ska-punk de “Wish you were here”, “Mother” e “In the flesh?”. Por último el grupo Télesis, invocado por la versión de “On the run” de uno de los DJs, prosiguió con “Time”, “Breathe” y “The great gig in the sky” con la ayuda del sax de Rodolfo Baeza y una cantante. Fue en ese preciso instante cuando decidí salirme del teatro. Lo había aguantado todo: el horrible y desafinado juego de voces de Cuffin-Rite, la versión Ska-punk de “Wish you were here” una balada tristísima, la pose de banda británica de Telesis... Hasta la decoración, un prisma de madera y telas emulando la portada del disco del Darkside me hacían imaginar al cadáver de Richard Wright convulsionando en su tumba, dándose de golpes contra los maderos de su ataúd. Me pareció ver a Roger Waters y David Gilmour con los oídos sangrantes, desesperados buscando un revolver. La cantante desgarrándose todas las cuerdas vocales –estoy seguro de que cuando bajó del escenario su voz se habrá convertido en sonidos guturales– fue el colmo.

Ahora, frente al computador, intento entender cómo los espectadores chiflaban, aplaudían y gritaban de gusto ante semejante acto de mediocridad. No sólo las agrupaciones habían arruinado –honrosas excepciones– las canciones de Pink Floyd sino que el pésimo manejo del audio hacía sonar espantoso hasta el acorde mejor ejecutado. Yo sé que era un tributo, no iba a tocar el fluido rosa ni mucho menos unos maniquís idéntico a ellos –para eso escucho los discos en mi casa–, iba a ver bandas locales reinterpretando canciones de la banda. Sé que es difícil tocar un cover: tienes que hacer un balance entre la fidelidad a la canción y el toque propio y genuino. Es una reinterpretación, no una copia. Además está la presión de los fans más exigentes –heme aquí. Esta búsqueda de la voz propia en una obra ajena no se logró salvo en “Money” por Rikita Banana y “Time”, “Breathe” por Telesis. Creo que los artistas electrónicos fueron mucho más creativos y con propuestas más interesantes que las bandas musicales. Por otra parte, los videos proyectados eran un pastiche de imágenes y videos utilizados por Pink Floyd, Roger Waters y David Gilmour en sus conciertos, aquí el plagio era excesivo.

Me quejo furioso, pero no ante las bandas, sino ante los organizadores: el Ayuntamiento y la dirección de Christian Sánchez Gamboa. Es intolerable que un evento que pudo haberse realizado de una manera rigurosa, bien elaborada, haya sido un fiasco. ¿Por qué no se pidió ayuda a la sinfónica o a los coros? Estoy de acuerdo con que se promocione y ayude a bandas locales, pero es imperdonable la falta de profesionalismo y talento de los vocalistas. La cultura se debe respetar y celebrar, hay que acostumbrar a la gente a darse cuenta de estas burlas, pues nosotros estamos pagando por ello en los impuestos, por lo tanto hay que exigir calidad en los eventos y no porque sea un “Concierto para jóvenes” (como titulaba el tríptico del programa) se deben pasar por alto estas consideraciones. Que no nos den gato por liebre.

La cultura no es caridad y nosotros no somos mendigos.

4 comentarios:

Raúl H. Pérez dijo...

Buen texto, Mario, felicidades. Con algunos detalles en cuanto a la redacción que no me parecen pero bien en general.

PD. Te dije que te que te quedaras a escuchar tus discos de Pink Floyd en tu casa... Yo hago lo mismo con los álbumes de los Beatles cuando a alguien se le ocurre un tributo a los de Liverpool en esta ciudad.

m. Isaac. V.R. dijo...

Las honrosas excepciones me matan por ser tan pocas.

FiCo's LifE dijo...

No se k decir, estoy de acuerdo contigo, las criticas pueden ser buenas o malas, nunca destructivas, xk no te subes a cantar tu a ver k tal lo haces?

Ja deberias morir y ser sepultado por musicos de verdad =)

Lunatics dijo...

Hola, yo tengo una baanda tributo a Pink Floyd, la cual respeta la música y creo hacemos un homenaje digno de aquella hermosa banda Pink Floyd, te dejo info por si ocupas:
http://indicavia.com/LUNATICS/index.html
y un video:
http://www.youtube.com/watch?v=9TZ5MNeRN9w

Saludos!

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León