domingo, 18 de enero de 2009

Periodismo y novela

Por Manuel J. Tejada Loría

Dice Paco Ignacio Taibo II –y uno no se cansa de parafrasearlo– que “el periodismo es la última pinche barrera que nos impide caer en la barbarie”. Lo dice un periodista de alto nivel como Taibo II, pero también un novelista de buena calaña. El denominador común entre un periodista y un escritor de novelas es que ambos narran, cuentan algo. Y sin embargo, muchos insisten en separar ambos oficios en esa incomprensible necedad de catalogar: esto es, esto no es. Al fin y al cabo que ambos se enfocan en los procesos históricos, uno en lo inmediato, el otro desde una distancia que permite comprender la historia como una suma de momentos.


Un 15 de enero de 1975, en el taller “Alfredo López” del periódico Granma en Cuba, Alejo Carpentier impartió una cátedra que tituló “El periodista: un cronista de su tiempo”, una amplia disquisición sobre esta controversia entre hacer periodismo y novelar. Para él, “el periodista y el escritor se integran en una sola personalidad”, es imposible, dice, hacer un distingo entre ambas funciones.


De un tajo, Carpentier deshace cualquier clasificación. El novelista realiza un trabajo periodístico al momento de escribir e indagar sucesos del pasado para entenderlos, mientras que el periodista, al hacer la crónica diaria, forja –documenta, pues– la historia de nuestro tiempo que a la distancia serán materia prima del novelista. Por eso don Alejo señala “el periodista anima la gran novela del futuro con sus testimonios y sus crónicas”. El periodista es el “novelista del futuro”. ¿Cuál es la diferencia, entonces, y por qué tanto jaloneo?


Hace unos años, en una conferencia celebrada en la Facultad de Ciencias Antropológicas de la UADY, Emmanuel Carballo comentó que es más probable que un escritor se vuelva periodista a que un periodista se convierta en un buen escritor. Sin duda su comentario sólo arrojó más leña al fuego de la rivalidad entre comunicólogos y literatos, porque la única diferencia entre periodista y escritor, es el estilo, la forma de tratar lo que se cuenta.


Carpentier lo expresa de la siguiente manera: el periodista sigue un estilo elíptico, afila palabras, teje enunciados contundentes y sintetiza en ellos parte de realidad, en gran medida porque el espacio así lo apremia, pero también porque el tiempo así lo exige. El presente es un río, desbordado a veces, en constante movimiento, no hay oportunidad para detenerse. Quien sí hace un alto, quien sí toma distancia de las cosas antes que nada, es el novelista: hace una pausa, mirá hacia tras e intenta –en teoría– comprender qué fue lo que ocurrió. La ficción, entonces, adquiere otro significado y función más allá de la complacencia, se vuelve una herramienta de conocimiento para comprender al mundo.


En estos momentos tensos de nuestra historia no se puede negar la relevancia que toma el periodismo y la novela (o la literatura en general). Se tienen que aprovechar los espacios y hay que ser precisos para señalar cualquier arbitrariedad, documentarse sobre todo. El periodismo, y desde luego, también la novela, son la última barrera para no caer en la barbarie. Es más que obvia la necesidad.


Addenda
Un punto sustancial en la conferencia de Alejo Carpentier es cuando señala que el periodismo, ante todo, es una escuela de vida. Esto me recuerda el sabio consejo de Don Mario Menéndez Rodríguez cuando advierte que la mejor universidad es precisamente ésta, la de la vida misma. Desde este espacio un especial agradecimiento por la confianza. Y por supuesto, muchas felicidades.


Por esto!, viernes 16 de enero de 2009.

1 comentario:

Surgmont dijo...

La poesía y la novela son dos potentes indagadores vitales: exploran lo cotidiano, lo inconsciente, los recuerdos y ven lo futuro. A cada instante nos recuerdan que somos hombres; nos hacen ver cómo se desenvuelve el mundo. Son faros que iluminan lo injusto, lo trágico, lo solitario de la condición humana

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León