jueves, 29 de enero de 2009

Guerrero en mi estudio


Por Ricardo E. Tatto


“El esperpentismo lo ha inventado Goya. Los héroes clásicos reflejados en los espejos cóncavos dan el esperpento. El sentido trágico de la vida sólo puede darse con una estética sistemáticamente deformada”. Ramón del Valle Inclán


Dentro del marco del Festival de la Ciudad se estrenó con éxito la obra “Guerrero en mi estudio”, original de José Ramón Enríquez y dirigida por él mismo. La función de estreno fue el viernes 9 a las 7PM, y la segunda a las 9 en el teatro Daniel Ayala Pérez.


La trama gira en torno a Alonso Quijano El Malo (Paco Marín), un escritor al que inesperadamente se le aparece un falso Gonzalo Guerrero (Pablo Herrero) en la oscuridad de su estudio, que escarba incesantemente entre los escombros del suelo en busca de los huesitos de sus hijos. Pero, paralela y alternadamente, también vemos el idilio del auténtico Gonzalo Guerrero (Miguel Ángel Canto) con su esposa Zazil Há (Socorro Loeza), que no es otra historia sino la del primer mestizaje deseado en el continente americano.


La puesta en escena inicia con una proyección en video (realizada por Laura Sánchez y Jorge Carlos Cortazar), que ayuda a complementar la ambientación sin ayuda de escenografía, ya que sólo usaron recursos de utilería (sillas, mesa, linternas) para ir revistiendo la compleja historia, que se vale de un complicado andamiaje no lineal, para llevar al espectador a través de la estructura dramática de una obra de configuración esperpéntica.



En cuanto a la historia de Guerrero El Auténtico y Zazil Há, los recursos multimedia resultaron lo ideal para mostrarnos la zona quintanarroense donde habitaron y la selva húmeda donde tantas batallas fueron libradas por los mayas. Vemos como El Falso Guerrero se confronta con su símil en una lucha entre los encordados, en una sátira no exenta de llaves, hurracarranas y martinetes.


Por otro lado, la confrontación más interesante es el diálogo que sostienen Alonso y El Falso Guerrero, en el que se trasluce la preocupación por la desmemoria inmanente en nuestro país, la inviabilidad de un proyecto de nación sin futuro, pero también chascarrillos oníricos, religiosos y papales, la sinrazón de la razón, la lógica de la locura contrastada con las conversaciones sostenidas con una sexy psiquiatra (Analie Gómez) que por todo remedio para el aparente delirio de Don Alonso prescribe drogas y gastos honorarios al por mayor.


Obra profundamente intertextual, nos deja saber las reflexiones del escritor en torno al lenguaje, a través de citas, citas de otras citas, referencias sobre la escritura: “sabes que escribes pero no sabes qué” (Paul Bowles). Leopoldo María Panero aparece para decirnos que el lenguaje no es más que eso, un sistema de citas, lo cual nos remite a claras posturas estructuralistas. Kavafis, Dante, Eugenio Aguirre, Ionesco, Coetzee y Levi-Strauss hacen su aparición en un juego verbal críptico no apto para los que conciben el teatro como mero entretenimiento o aparato de concientización social, con excepción de aquellos exegéticos quienes pescaron las alusiones al vuelo de la palabra sobre las tablas.



Por otro lado, El Falso Guerrero mete a colación las profecías mayas que auguran el Apocalipsis en el año 2012, mientras que Alonso murmura por lo bajo “Joaquín de Fiore”, conocido milenarista cuya teología orientada a estratificar las edades del hombre de manera trinitaria, también vaticinó el fin del mundo. Ahora bien, la referencia al canto XXI del Infierno de la Divina Comedia, que alude a los fraudulentos y estafadores, nos hace pensar en la falsedad no sólo del Guerrero, sino en las anteriores posturas que nos encaminan a una próxima destrucción como especie. No obstante, el temor de la muerte queda fundado en ambos personajes -y en algunos espectadores-.


Como la obra se desenvuelve de una manera surrealista, poco convencional y en muchas direcciones, al final se retoma a Guerrero El Auténtico y Zazil Há; ésta última, digna representante de una raza que no vemos ni escuchamos aunque la tengamos sentada en la butaca vecina, elucubra sobre el 1er capítulo del Popol Vuh (otra alusión al descenso profético a los infiernos o, en este caso, al submundo o inframundo) pero también su discurso es en torno a las diferencias, al encuentro con el otro, la otredad inminente representada por los conquistadores que ya se aproximan a perturbar la armonía del primer núcleo familiar mestizo, que al mismo tiempo es un reclamo que al unísono apela a los mexicanos, en especial, a los yucatecos, pero cuya tesis central es completamente universal: “Lupus est homo homini, non homo, quom qualis sit non novit." (Lobo es el hombre para el hombre, y no hombre, cuando desconoce quién es el otro), frase erróneamente atribuida a Hobbes, pero que proviene del comediógrafo latino Tito Marcio Plauto.



La obra es susceptible de múltiples lecturas, ya que funciona a varios niveles y, a pesar de todas las referencias y líneas discursivas que expone, no carece de comedia y una buena dosis de risas, sin que por ello sea menos serio lo tratado por el dramaturgo y director, quien nos entrega un collage escénico sin concesiones, ya que no evita confrontar las cosas y reflexionar indirectamente sobre el panorama social y el contexto que nos rodea, con un final anticlimático. Vale la pena verla en próximas presentaciones, ya que el trabajo actoral en conjunto es altamente satisfactorio, si bien ciertas asperezas en el guión convendría limarlas tanto para lograr una economía de palabras, como para evitar momentos reiterativos que aunados a la duración de los videos, alargan innecesariamente la obra. La música atonal de Juan Luis de Pablo Enríquez, poco afín a ciertas escenas y a destiempo en relación con los elementos multimedia y el desplazamiento escénico, falla en su cometido; muy al contrario de su excelente musicalización en “Los amores de Don Perlimplín con Belisa en su jardín”, obra que pudimos ver en el pasado Otoño Cultural, dirigida por Paco Marín, que en esta ocasión encarnó a un locuaz personaje de índole cervantina.


No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León