domingo, 4 de enero de 2009

Entre la pasión y la racionalidad




Por Jorge Cortés Ancona




Continuamos con el libro de Claudio Magris: Literatura y derecho. Ante la Ley, Sexto Piso, México-Madrid, 2008, traducción de María Teresa Meneses y prólogo de Fernando Savater.


Es para reflexionar la opinión de Magris, de que "no es casual que los 'pensadores reaccionarios' sean a menudo inteligentes defensores de esa vital y original diversidad que es la creación artística, el arte". Es decir, que hay pensadores que no tienen problema en defender la explotación y la discriminación y, al mismo tiempo, argumentar en favor de la libertad artística. En este caso, según Magris, no hacen más que confundir los datos de hecho (las discapacidades, las diferencia de estratos sociales y económicos, etc.) con los derechos, como si las desigualdades no pudiesen y debiesen ser corregidas. En este sentido, apela a Marx en cuanto a que es la Historia y no la Naturaleza la que acabará con esas desigualdades, la que debe realizar la liberación en el futuro.


También en el libro se trata acerca de la evolución del Derecho, esa carrera de persecución entre la vida y la ley respecto a los avances tecnológicos, lo cual no significa un cambio intrínseco en la concepción de la justicia y la ética, si bien en los hechos "la ley debe adecuar sus normas para golpear las nuevas formas de violencia que puedan surgir, para afrontar los nuevos problemas que puedan crearse".


Asimismo, Magris señala cómo se refleja en la literatura, sobre todo la alemana del siglo XIX, el conflicto entre la imposición de un código único o centralizador (a la manera del Código Napoleón) y el sistema de usos jurídicos y de demarcaciones jurídicas más pequeñas, algo a lo que en México no somos ajenos, ya que aunque hay leyes centralizadoras también vivimos en la diversidad del derecho común de los pueblos indígenas y campesinos.


A final, queda la desoladora conclusión de la disolución de todo fundamento, la pérdida de la tradición fundacional religiosa o cultural en la que se sostenía el Derecho. Conforme a Nietzsche, vivimos en la era moderna dentro de un Derecho que se sostiene en la nada, al igual que ocurre con otras manifestaciones humanas; vivimos bajo la imposición de la fuerza y en un vacío de sentido.


Mucho tiene que ver, en esta negación de valores humanos, el tema del formalismo jurídico, de esa frialdad racional que se siente indiferente, por no decir inhumana, en la impersonalidad expresiva de las normas. En la literatura se ha tratado esta condición, ya sea en la burla al fárrago jurídico o al legalismo de la literalidad extrema, buscando darle la vuelta positivamente como ocurre en la solución al infame conflicto de El mercader de Venecia, de Shakespeare.


A pesar de la contraposición entre el rigor conceptual jurídico y la fuerza de imaginación poética, el Derecho puede ser una buena escuela de poesía, aportando nuevas materias y nuevas estructuras de novela, pues "a menudo la razón y la ley tienen más fantasía que el corazón".


Entre la pasión y la racionalidad, entre los valores fríos de la Ley y los valores cálidos de la Literatura hay un vínculo estrecho. La existencia de ambos es permitida recíprocamente. Su trabajo es también análogo: "El legislador que castiga la corrupción que se presenta en las licitaciones públicas es un artista que sabe imaginar la realidad", porque prevé las consecuencias posibles de daño a individuos concretos, a humanos que sufren en la realidad. Un legislador es como un poeta visionario.


Claudio Magris concluye diciendo que "puede haber poesía en el acto de legislar" y concluye, en alusión al romántico Shelley en su Defensa de la Poesía, recordando el mito de que los poetas fueron los primeros legisladores, los legisladores no reconocidos del mundo.


Por esto!, viernes 2 de enero de 2009.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León