sábado, 6 de diciembre de 2008

Los muertos de George A. Romero



Por: Rodrigo E. Ordóñez Sosa


La expresión del canibalismo que el cineasta George A. Romero construyó en el cine es un recurso narrativo y visual para criticar las bases de las relaciones sociales, principalmente aquellas que existen en las sociedades industrializadas y consumistas. Como motivo visual en el cine de horror de finales de 1960, el canibalismo es explotado hasta el límite con la aparición de la película La Noche de los Muertos Vivientes (Night of the Living Dead, 1968).



Pese al auge que comenzaban a cobrar las películas a color, el director George A. Romero decidió filmar La Noche de los Muertos Vivientes en blanco y negro para crear un ambiente desolado y desesperanzador para los protagonistas del filme. Todas las escenas giran en torno al instinto de supervivencia de los seres humanos cuando son amenazados por la adversidad, en este caso, de las fuerzas sobrenaturales concentradas en un poblado rural de los Estados Unidos.

El canibalismo social en la película tiene su raíz en la denuncia de la falta de humanismo en la filosofía de competencia laboral en la sociedad, la cual impide que los seres humanos trabajen en armonía para conseguir sus objetivos. La ausencia de puentes de comunicación que permitan el diálogo incluyente, donde los puntos de vista de todos los involucrados sean integrados en una solución democrática y adecuada para solucionar un problema, ocasiona que la fatalidad se imponga en la cinta. Esa denuncia es la espina dorsal de la película, la cual demuestra que nuestra incapacidad para trabajar en conjunto como especie, es el principal peligro, más que los muertos vivientes rodeando el refugio de los protagonistas.

La crítica social es articulada en las acciones de los siete refugiados en una casa en medio de la nada. La trama aborda la lucha de poder y la competencia por el liderazgo de los tres protagonistas masculinos, cegados por demostrar quién de ellos tiene la razón para imponer su voluntad. Entonces, el verdadero miedo que siente el espectador es nuestra incapacidad de colaborar entre nosotros para superar la adversidad, esa falta de puentes de comunicación ocasiona que sus planes de fuga sean frustrados.



Aunque la situación de los protagonistas es extrema, viven un estado de sitio por parte de los muertos vivientes, en una casa apartada sin teléfono para solicitar auxilio, el debate entre los protagonistas está centrado en quién será el líder durante su estadía en el improvisado refugio, en vez de trabajar en conjunto para romper el cerco y así escapar.

Es esa lucha por el poder la razón que impide el trabajo en equipo para organizar un plan de escape viable. Los protagonistas mueren como consecuencia de las decisiones erradas y por su propia mano al atacarse entre ellos. Los muertos vivientes sólo entran a la casa después de que las luchas internas hicieron que descuiden las barreras que pusieron para protegerse del ataque.

George A. Romero construyó el concepto de muerto viviente como un ser lento y sin fuerza, porque con un empujón son derribados. Irónicamente, su peligrosidad radica en su capacidad de atacar como grupo. Desprovistos de la filosofía de ascender en su escala social aplastando a sus compañeros, obtuvieron la victoria sobre los refugiados.




Sólo un punto negativo tiene la película, para George A. Romero la construcción del personaje femenino sólo cumple un papel ornamental y propenso a caer en ataques de histeria. Pese a lo anterior, el mensaje continúa vigente: nuestra destrucción yace en la imposibilidad de comunicar y establecer acuerdos para enfrentar el destino, pese a lo adverso que éste sea.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León